QATAR: Argentina ya está en octavos

Le ganó 2 a 0 a Polonia y terminó primero en la zona // Ahora toca Australia.

17
Compartir

El grupo se sobrepuso al penal errado que le atajaron a Messi y logró la clasificación con una gran actuación; el mensaje de Scaloni que muestra que no hay intocables.

DOHA (Enviado especial).- Si Messi salvó a la selección contra México, ahora la selección salvó a Messi contra Polonia. En la que por lejos fue la mejor actuación de este Mundial, la Argentina recuperó el sentido de comunidad, en todo el contenido de la palabra. Un grupo que se sobrepuso a los malos augurios de un nuevo penal fallado por el capitán, ubicó al todo por sobre la unidad y dominó por completo a su rival. Lo venció apenas por 2 a 0 (debieron ser muchos más), para ganar el Grupo C y clasificarse para los octavos de final, donde lo espera Australia, inesperado segundo del Grupo D.

La noche qatarí en el estadio 974 deja alivio para los hinchas y varias conclusiones internas en el plantel nacional. Lionel Scaloni está dispuesto a todo. No cuidará a nadie. Ya no. Es un Mundial y lo aprendió por la fuerza contra Arabia Saudita. Si ante los mexicanos cayeron Cristian Romero y Leandro Paredes, ahora “el mensaje” arrastró Lautaro Martínez. Se acabaron los intocables (con excepción de Messi, claro). El equipo de memoria no existe más.

¿Mano dura? No, jamás. Mejor decir conducción firme. Y que todos lo entiendan. Como Leandro Paredes, que después de una suspensión en la segunda entrega de este documental, recibió el perdón para volver unos cuantos minutos en el cierre del encuentro (lo hizo bien, por cierto). ¿Era eso lo que hacía falta? Difícil saberlo, pero a la vista del resultado (no el del marcador, sino el del juego), funcionó.

Lionel Scaloni le da indicaciones a Messi durante el partido con PoloniaLionel Scaloni le da indicaciones a Messi durante el partido con PoloniaNatacha Pisarenko – AP

Casi todo fue previsible desde el arranque. Polonia se encerró para abrazarse al cero con enamoramiento juvenil. Lo que no se esperaba es que sus argumentos fueran tan desabridos y limitados. A pesar de su miserable elección, también logró avanzar. Lo espera Francia en la eliminación directa.

En ese contexto, la disposición argentina fue muy buena. Los europeos tuvieron dos líneas de cuatro con los jugadores muy pegados entre sí. De tal modo, por los costados se abrieron avenidas de tránsito libre y Scaloni soltó a sus laterales para conseguir profundidad.

Si no llegó el gol en el primer tiempo fue por algo de mala suerte y por la imprecisión de algunos de sus intérpretes. Acuña fue el que más juego recibió. Pero siempre perdió un tiempo en los controles, lo que facilitaba la recuperación de los zagueros polacos. No hubo un solo pase al área claro. Todo fue a dividir. De Paul siguió tan batallador como poco acertado para asociarse en el juego.

Y Messi tuvo la oportunidad inmejorable. Un penal moderno, de esos difíciles de creer hasta con la más cándida de las inocencias. La atajada del larguísimo Szczesny casi que fue un acto de reconocimiento al fútbol que se conocía antes del nacimiento del VAR.

El arquero polaco Wojciech Szczesny en el momento que le atajó el penal a Messi El arquero polaco Wojciech Szczesny en el momento que le atajó el penal a MessiAriel Schalit – AP

Pero no sólo Messi falló. También se perdió un mano a mano Julián Álvarez, Marcos Acuña remató muy abierto un tiro cruzado y De Paul llegó desacomodado a un rebote del arquero polaco; le puso el pecho cuando quería impactar con la cabeza y todo quedó en nada.

El empate no tenía mucho sentido por lo visto. El mayor temor fue que en un encuentro tan accesible y ganable, un equipo que parecía estar animado y decidido, pensara de más en el descanso.

Antes de tener un minuto de juego la segunda parte, la “avenida” de la derecha le dio la profundidad que necesitaba. Molina fue al fondo y Mac Allister de primera puso la pelota al lado del palo. Y luego todo fluyó, como antes. Como nunca había pasado, todavía, en este Mundial.

El segundo gol, en una sucesión de toques interminable, que puede ser más fácil de cuantificar por tiempo que por pases, selló la victoria con una finalización “made in” River de Gallardo. Asistencia de Enzo Fernández, golazo de Julián Álvarez.

El oasis del cuarto partido es una realidad después de un largo transitar una semana por el impiadoso desierto y bajo el rayo del sol. (Fuente La Nación)

MESSI

Lionel Messi, mesurado tras la clasificación: “No nos podemos confiar contra Australia porque lo vivimos en carne propia”

Lionel Messi saluda al público argentino que alentó contra Polonia. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial

Lionel Messi saluda al público argentino que alentó contra Polonia. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial de CLARIN

El capitán se ilusionó con el desempeño de la Selección Argentina en el 2 a 0 frente a Polonia, que le permitió ganar el grupo C y citarse con los oceánicos en los octavos del Mundial de Qatar. “Creo que por fin encontramos lo que somos”, analizó.

Lionel Messi es el capitán y el referente de la Selección; el que le dijo a los argentinos, tras la dolorosa derrota con Arabia Saudita, que había que confiar en el equipo pese a que allí había quedado el invicto de 36 partidos de la gestión de Lionel Scaloni. Y este miércoles, tras el 2 a 0 a Polonia que lo clasificó a octavos de final como primero del grupo C del Mundial de Qatar 2022, el rosarino se mostró entusiasmado porque se dio “un pasito importante” y se cumplió con “el primer objetivo”.

“Creo que por fin encontramos lo que somos. Lo veníamos buscando. El triunfo contra México le dio tranquilidad al equipo y contra Polonia volvimos a pensar en nosotros y en que tenemos que ganar los partidos. Siempre jugamos los partidos de esa manera cuando empezó Scaloni y hoy se jugó de esta manera”, se alegró el 10.

Consultado sobre qué le diría a los argentinos, el rosarino agregó: “Tranquilidad y partido a partido. Dimos un pasito importante, el primer objetivo era ser primeros del grupo cuando se puso feo. Ahora empieza otro Mundial. Y, como les dije al principio cuando empezamos con una derrota, que estaban cabizbajos, este grupo va a seguir de esta manera”.

En su análisis sobre el choque con Polonia, que también se clasificó a octavos de final y jugará contra Francia, el jugador del París Saint Germain afirmó que “el equipo estaba convenido de que iba a ganar” y que, una vez que se hiciera el primer gol, el partido se iba a poner como quería Argentina.

Sobre quienes son habituales suplentes y se metieron a este partido como titulares -Enzo Fernández y Julián Álvarez-, agregó: “Saben lo que tienen que hacer cuando les toca entrar. Esa es la fortaleza de este grupo. Cuando les toca entrar, responden”.

“No se pudo dar el gol, tuve el penal y un pase atrás de Enzo también, así que estoy con bronca por haber errado el penal -se lamentó en lo personal sobre el tiro que el arquero polaco Wojciech Szczesny le atajó a los 37 minutos-. Pero el equipo no se cayó y salió fortalecido de ese error mío. En el segundo tiempo, el grupo estaba convencido de que íbamos a ganar el partido, apenas hiciéramos el primero”.

El sábado a las 16, Argentina enfrentará a Australia, algo que Messi reconoció que ya sabían al entrar a jugar contra Polonia en el Estadio 974. “Nosotros tenemos que preparar el partido como siempre. Sabemos que será un partido muy duro también. Este Mundial está muy igualado, no nos podemos confiar porque lo vivimos en carne propia. Ahora, hay que descansar, ojalá podamos demostrar el juego de este miércoles”. (Fuente Clarín)

La actuación de la Selección dejó en segundo plano el cruce entre Messi y Lewandowski. Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP.

La actuación de la Selección dejó en segundo plano el cruce entre Messi y Lewandowski. Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP.

Hay equipo y Lionel Messi es el que lo tiene más claro. Foto: Kirill KUDRYAVTSEV / AFP.

Hay equipo y Lionel Messi es el que lo tiene más claro. Foto: Kirill KUDRYAVTSEV / AFP.

El saludo entre Julián Álvarez y Alexis Mac Allister, los goleadores de la Selección. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial.

El saludo entre Julián Álvarez y Alexis Mac Allister, los goleadores de la Selección. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial. Gentileza CLARIN.

(Por Juan Manuel Trenado para La Nación // Imagen principal: Abrazados, los jugadores y el cuerpo técnico argentino celebran el primer gol contra PoloniaAníbal Greco)

ADNbaires