Básquet: Argentina hace historia y es finalista del Mundial en China.

En semifinales, derrotó a Francia 80 a 66 // El domingo definirá el torneo con España.

36
Compartir

El equipo de Hernández jugó un partido impecable y ganó 80-66. Con una tarea brillante en defensa, el poder ofensivo de Scola y perlas de Campazzo llegó a la definición del domingo ante España.

La Selección argentina dio otro paso histórico. De la mano de un interminable Luis Scola, aplastó a Francia 80-66 desde el minuto cero y se clasificó a la final del Mundial de China, que jugará este domingo, desde las 9 de la mañana de nuestro país, contra España. Con Emanuel Ginóbili y Kobe Bryant -entre otras ex estrellas- en las tribunas, el capitán argentino anotó 28 puntos, capturó 13 rebotes y dio 2 asistencias en nada menos que 34 minutos. Para esta nueva camada de jugadores, un grupo que por primera vez disputa un torneo grande, ya está asegurada la medalla de plata.

En el primer cuarto Argentina prevaleció en la pintura, multiplicando las opciones para dificultar la tarea del mejor defensor del mundo, Rudy Gobert. A partir de esa lectura de juego resignó el triple, su arma principal, pero la estrategia le dio réditos.

Scola dio una lección de básquetbol en la primera parte del juego. Aprovechó toda situación que lo tuviera lejos de Gobert, pero también supo dominarlo en las pocas ocasiones en las que el pivote francés lo tuvo cerca. Ya en los primeros 20 minutos sumaba un doble-doble, con 13 puntos y 10 rebotes.

Y la Selección anuló bien el tiro a distancia de los Bleus, que venía en un altísimo 45% a lo largo del torneo. En esta ocasión, Francia sólo consiguió anotar por la vía del triple a través de Louis Labeyrie, quien no había metido ninguno en todo el certamen. Un riesgo que podía ocurrir, claro. En el segundo período, de hecho, Francia tiró 0-8 para cerrar con 2-13 (15%) la primera parte.

El tercer cuarto le perteneció a Luca Vildoza. El base desniveló desde el arranque y condujo a la Argentina a sacar 14 de ventaja (52-38) a partir de 8 puntos propios y dos defensas (un robo) de esas que no siempre se reflejan en las planillas pero que aportaron un enorme significado. Apoyarse en otro perimetral y no caer en la Campazzodependencia también fue determinante para darle aire al cordobés.

Campazzo, Scola y Deck (otro de buen parcial) se turnaron para anotar sendos triples en este período que maquillaron la falta de eficacia en la pintura (0-4) y permitieron llegar al arranque de los últimos 10 minutos con 12 de ventaja (60-48).

El arranque del cuarto período encontró una Francia mucho más activa en defensa que forzó a la Selección a tomar malos tiros pero también agresiva en ataque, que a partir de la potencia física prevaleció y acumuló infracciones a favor, lo que puso a Argentina en penalización muy pronto (aunque Francia no los aprovechó, con 2-6 a falta de 4m45).

Sergio Hernández, el cerebro de esta Selección y Luis Scola, el capitán y líder. EFE.

Recién a 4m20 del final Argentina pudo correr su primer ataque del cuarto y el doble de Deck llevó la diferencia otra vez a dos dígitos (68-57) y Scola, desde el perímetro (dos anotaciones) y la línea de libres, estiró a 16 (76-60).

Argentina, al cabo, lo ganó caminando. Se metió en la final del Mundial con una holgura impactante, destrozando a quienes habían dejado afuera a los NBA de Estados Unidos, a quienes tenían otros cinco jugadores en la mejor liga del mundo. Francia cayó aplastada. La Generación Dorada es historia. Y esta, la sucesora, en su primer torneo grande, ya tendrá al menos una plata mundial. Nada mal para empezar. (Por Mauricio Codocea para Clarín // Fotos: AFP, EFE)

MANU GINOBILI

Manu Ginóbili alentó a Argentina en la cancha y se emocionó en un “abrazo del alma” con Luis Scola. El bahiense sorprendió a todos y viajó a China para ver la semifinal contra Francia. Antes, observó el cruce entre Australia y España junto a Kobe Bryant, otra figura de la NBA.

Uno de los que está viviendo un momento muy especial con la Selección argentina en el Mundial de Básquet es Manu Ginóbili, que el día del cruce por cuartos de final ante Serbia se mostró muy activo en sus redes sociales haciendo el minuto a minuto.

​Pero ahora fue un poco más allá y tomó una decisión digna del amor que tiene por la camiseta celeste y blanca: se tomó un avión hasta Beijing para hacerle el aguante al equipo de Sergio Hernández. Contó que viajó 18 horas y explicó las razones: “Después de ver (por TV) el partido contra Serbia el otro día, dije ‘me voy, no me lo puedo perder’, y recontra valió la pena. Estoy contento de estar acá”.

Desde adentro de la cancha, poco antes de iniciarse la semifinal entre Argentina y Francia Manu grabó un video en el cual confesó que siente más nervios ahora como espectador que cuando jugaba.

En el entretiempo, cuando Argentina ganaba por siete puntos (39 a 32), Ginóbili le dio una nota a TyC Sports en la cual mostró su entusiasmo con la Selección. “Juegan bien y además lo hacen con una unión y un coraje que te contagia, te inspira”, remarcó.

El encuentro entre Manu y Kobe.

Y compartió su mirada sobre las claves del seleccionado albiceleste en la primera mitad, que se pueden proyectar para todo el partido por cómo se dio el desarrollo.

“Defienden durísimo, muy físico, están tremendos. (…) Los chicos se están rompiendo el lomo para agarrar cada rebote y en ataque tenemos a Luifa (Scola) y Facu (Campazzo) que están dominando. Es un placer verlos”, elogió.

​​​Ya en los segundos finales del partido, cuando el triunfo y la clasificación a la final ya eran un hecho, se lo vio aplaudiendo de pie al seleccionado.

Pero el momento más emotivo llegó apenas terminó la semifinal, cuando se dejó ganar definitivamente por la emoción y se fundió en un “abrazo del alma” con Luis Scola, su ex compañero de grandes hazañas con la albiceleste y ahora figura del Mundial con 39 años.

La euforia de Manu también se reflejó en su cuenta de Twitter. “Vamos a jugar la final del Mundial!! Argentina a la finaaaaaaaaaaal!”, posteó en un mensaje que rápidamente cosechó más de 40 mil “Me gusta” y se viralizó en la red social.

Manu Ginobili 
✔@manuginobili
 
 
Vamos a jugar la final del mundial!! Argentina a la finaaaaaaaaaaal!

 
129 mil
10:51 – 13 sept. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
 
28 mil personas están hablando de esto

El bahiense también aprovechó para ver la semifinal entre Australia y España, que se enfrentaron en la previa del cruce del combinado nacional.

En ese mismo duelo se encontró con un viejo conocido de la NBA como Kobe Bryant, el ex Los Angeles Lakers, con el que se saludó de una forma muy afectuosa.

El abrazo interminable entre Manu Ginóbili y Luis Scola.

ADNbaires