Bayern Munich, Supercampeón de Europa: le ganó 2 a 1 al Sevilla

61
Compartir

Impiadoso e insaciable, Bayern Múnich mantiene intacto su apetito de festejos. Volvió a gritar campeón este jueves el equipo alemán, que derrotó por 2-1 en tiempo suplementario a Sevilla, de España, y se adjudicó la Supercopa de Europa. El duelo entre el ganador de la Champions League y el de la Europa League en el estadio Puskas Arena, con público limitado, fue para el conjunto que viene mostrándose implacable.

Bayern Múnich no sólo levantó la copa, sino que extendió su serie invicta a 32 partidos, con 31 triunfos y un 0-0 desde aquella última derrota el 7 de diciembre pasado. Ya no recuerdan los alemanes cómo hacían los rivales para ganarles en algún momento. Se llevó todos los trofeos en disputa en tierra alemana esta temporada, además de la Champions League dejando en el camino a Barcelona con un inolvidable 2-1. Y sigue sumando, aunque deba correr de atrás, como esta vez, que necesitó revertir el marcador, luego de que Lucas Ocampos marcara el 1-0, de penal. León Goretzka igualó y Javi Martínez marcó la diferencia.

Los alemanes tuvieron la pelota y atacaron en el comienzo, mientras que los españoles buscaban presionar tanto en la salida como sobre los mediocampistas para recuperar pronto la pelota cuando la perdían.

Serge Gnabry es presionado por Diego Carlos y Sergio EscuderoSerge Gnabry es presionado por Diego Carlos y Sergio Escudero Fuente: Reuters

A los 12, Ocampos tuvo la primera gran oportunidad del partido, al ejecutar un penal de cara a Neuer, y el argentino no falló: con mucha clase, la empujó hacia el lado opuesto al que se tiró el arquero y puso el 1-0 para Sevilla. Fue una definición similar a la que ejecutó ante Mallorca, en julio pasado: otro “no-look” irreverente. Lucas Ocampos, de penal, abrió el marcador para Sevilla ante Bayern Munich

Lucas Ocampos, de penal, abrió el marcador para Sevilla ante Bayern Munich Fuente: Reuters

Diez minutos después, Bayern Múnich tuvo su primera ocasión clara. Robert Lewandowski habilitó a Thomas Müller y éste pifió el remate, de frente al arquero. El balón rozó, igualmente, en su marcador y salió pegadito a un palo. Benjamín Pavard definió fuerte y cruzado cinco minutos más tarde y la pelota se fue por el mismo lugar.

Lewandowski quedó mano a mano con Bono a los 29, tras un gran pase largo de Neuer. El arquero del equipo español le achicó los espacios y controló el remate, mientras un defensor llegaba a incomodar al polaco.

El que no perdonó fue León Goretzka, asistido por Lewandowski, que bajó un centro con un toque sutil que se convirtió en un pase perfecto. De cara al arco y a la carrera, el mediocampista fue implacable. Iban a 34 minutos. Fue el 1-1.

León Goreztka marcó el 1-1 para Bayern Munich

León Goreztka marcó el 1-1 para Bayern Munich Fuente: Reuters

Antes del primer minuto del segundo tiempo, Neuer mostró unos reflejos impresionantes para sacar al córner una pelota peligrosa, cuando Luuk De Jong llegó a rematar entre los dos defensores que lo marcaban, dentro del área chica. En los primeros 180 segundos de esa etapa, Sevilla tuvo tres tiros de esquina a favor. El jugador de los españoles seguía lamentándose dos minutos después. Fue el único momento de dominio que tuvieron en esa etapa.

A los 5, Bayern Munich construyó con golazo que fue invalidado por el VAR por una posición adelantada de Lewandowski al salir el centro. Habían tirado una pared con Müller dentro del área chica, con el arquero mirando atónito. El festejo del centrodelantero fue interrumpido cuando el árbitro observó las imágenes en el monitor al costado de la cancha.

Robert Lewandowski había convertido e iniciaba su festejo, pero el gol fue anulado por el VAR

Robert Lewandowski había convertido e iniciaba su festejo, pero el gol fue anulado por el VAR Fuente: Reuters

Bono, primero, ante el disparo de Serge Gnabry y enseguida, Diego Carlos cuando Leroy Sané tomó el rebote dentro del área, salvaron en una misma jugada dos veces a Sevilla, a los 14. Comenzaba a jugarse mucho más tiempo cerca del arquero marroquí. Gnabry tuvo otra ocasión enseguida, en una jugada preparada, de tiro libre. Sané también tuvo un grito ahogado, por una falta de Lewandowski al buscar el centro. Ahí no fue necesario el VAR para invalidar la jugada.

Cuando no encontraba espacios en las llegadas, Bayern Múnich apostó a los disparos desde la media distancia. Bono respondió bien cuando los futbolistas del equipo alemán tuvieron buena puntería. En-Nesyri pudo darle el título a los españoles a tres minutos del final del tiempo reglamentario, en un contraataque a toda velocidad, pero el mano a mano lo ganó Neuer, que se estiró para taparle el remate.

Leroy Sane y Jesús Navas luchan por la pelota en Sevilla-Bayern MunichLeroy Sane y Jesús Navas luchan por la pelota en Sevilla-Bayern Munich Fuente: Reuters

Al mantenerse la igualdad, el juego llegó al suplementario. De continuar el encuentro empatado, se definirá el campeón por penales. Volvió a tener la posibilidad de definir el juego En-Nesyri, que concretó una gran acción individual, pero Neuer volvió a taparle, esta vez con la ayuda del palo. Iban 2 minutos.

De un córner nació el 2-1 para Bayern Múnich. Martínez resolvió de cabeza, tomando un despeje de Bono. El tiro de esquina había provocado el malestar del arquero, porque Diego Carlos concedió esa posibilidad en un mal despeje cuando el marroquí le reclamaba que la tenía controlada. Enseguida, el propio defensor evitó el tercero casi sobre la línea, poniendo la cabeza cuando la pelota parecía ir camino a la red.

A partir de allí, los alemanes estuvieron más cerca de estirar la ventaja que de ver el triunfo en peligro. Los esperaba otra celebración, otra copa alzada, ahora con 1300 hinchas en las tribunas.

Para el equipo español, que no debutó todavía en la liga de su país, el trofeo de 2006, cuando venció a Barcelona por 3-0, sigue siendo el único que lograron en este torneo.

Esta es la 45ta edición de la Supercopa, que en su palmarés registra un amplio dominio por parte de los ganadores de la Champions (25) por sobre los campeones de la Recopa de Europa (12) hasta el 2000 y de la Copa UEFA y Liga de Europa (8) hasta la actualidad.

Las formaciones:

Bayern Múnich: Manuel Neuer; Benjamin Pavard, Niklas Süle, David Alaba y Lucas Hernández; León Goretzka y Joshua Kimmich; Leroy Sané, Thomas Müller y Serge Gnabry; Robert Lewandowski. DT: Hansi Flick.

Sevilla: Bono; Jesús Navas, Jules Koundé, Diego Carlos y Sergio Escudero; Ivan Rakitic, Fernando y Joan Jordán; Suso, Luuk De Jong y Lucas Ocampos. DT: Julen Lopetegui.

Cambios: ST: Youssef En-Nesyri por De Jong (S), Olivier Torres por Rakitic (S), Corentin Tolisso por Sané (B) y Nemanja Gudelj por Suso (S). Supl.: Franco Vázquez por Jordán (S), Alphonso Davies por Goretzka (B), Javi Martínez por Hernández (B) y Jerome Boateng por Alaba (B).

Goles: PT: 13m, Ocampos (S), de penal, y 34m, Goretzka (B). Supl.: PT: 14m, Martínez (B).

Árbitro: Anthony Taylor, de Inglaterra.
Estadio: Ferenc Puskas Arena, de Budapest.

(Imagen principal: Una imagen habitual de este año: festeja Bayern Múnich, tras el gol decisivo de Javi Martínez Fuente: Reuters)

ADNbaires