Boca: ¿Se viene la unidad que pidió Riquelme?

Gribaudo, Santa María y Martucci le hicieron un guiño a Román: buscaron consenso y le metieron presión a Beraldi y Ameal.

54
Compartir

Aunque ninguno bajará su candidatura, se tomarán 48 horas para acercar posiciones. Del cónclave convocado por el presidente Angelici participaron 11 de las 15 agrupaciones.

La rosca gira en torno a las elecciones en Boca y cada vuelta de tuerca es inesperada. En la reunión de agrupaciones que convocó el presidente Daniel Angelici, tres dirigentes intentaron llegar a un consenso en la búsqueda de una “amplia unidad”, tal cual había pedido Juan Román Riquelme. Christian Gribaudo, postulante por el oficialismo; Víctor Santa María y César Martucci dejaron de lado sus diferencias y apagaron su ego. Y le tiraron la presión a José Beraldi y Jorge Amor Ameal, los principales referentes de la oposición, quienes en las últimas horas habían acercado posiciones a través de sus segundas líneas. Habrá un impasse de 48 horas.

“Estoy muy satisfecho con los puntos en común, son ejes muy importantes y tal vez no estaban tan claros antes. Si queremos lo mejor para Boca, tenemos que juntarnos. Y cuando me siento a discutir con alguien, no pongo por delante mi candidatura”, dijo Gribaudo. El ex secretario general -renunció a su cargo para compartir en las elecciones- agregó: “Román paró la pelota, nos sentamos en esta mesa, que queda abierta, los que no están hoy, ojalá vengan mañana”.

Gribaudo no se baja de la pelea por el sillón azul y oro. Sin ir más lejos, por la noche brindó una charla para 1200 socios en la Bombonerita. Pero buscó un gesto. Santa María y Martucci lo siguieron.

Fue un claro mensaje para Beraldi y Ameal. ¿Hay posibilidades de que se forme una lista única? Royco Ferrari, quien fue desplazado por Angelici de la vicepresidencia y ahora es candidato a secundar a Beraldi, había sido duro con Ameal por el manejo de las peñas. El ex presidente, que se postula con Mario Pergolini, acusó a Beraldi de ser “oficialista” y se vanaglorió de ser “la única oposición”. El dirigente camionero, vice durante la gestión de Pedro Pompilio, cargó contra Ameal. Parecía imposible pensar en un frente opositor único.

No obstante, las bases de ambos trabajaron en los últimos días para que se diera un acercamiento difícil de imaginar hace tiempo. Y lo reconocieron ellos en público. Pese a que todavía no se cerraron los lugares de la lista (¿quién será presidente y quién vice?) y hay otros actores de la escena política del club que pueden aparecer. ¿Qué harán Royco y Pergolini en este contexto?

Temprano, Ameal avisó que no iría a la reunión en el tercer piso de la Bombonera a través de un comunicado. “Hace días, la Bombonera habló. Nuestras Socias y Socios se expresaron en forma masiva y unánime repudiando a la actual conducción (…) La Unidad se construye. Por eso rechazamos la convocatoria oportunista, electoralista y desesperada de Daniel Angelici”, cuestionaron desde el espacio del ex presidente. Tampoco estuvieron en el cónclave Roberto Digón (Nuevo Boca) y Carlos Montero (Azul y Oro), dos dirigentes que responden a Ameal. Y faltó otro actor clave: Beraldi.

En total, fueron 11 de las 15 agrupaciones a la cumbre. Hubo puntos en común en el que coincidieron todos los presentes, unas 20 personas en total, entre presidentes y representantes de los distintos espacios: Ampliación de la Bombonera, No a las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD), apertura del club al barrio e inclusión social a partir de la práctica del deporte. En este contexto, Gribaudo, Santa María y Martucci propusieron llegar a un punto de acuerdo.

Martucci – ex secretario general del club- y la agrupación La Bombonera de la que participan Santa María y Carreras – dos que siempre dijeron estar dispuestos a la unidad con Riquelme detrás- escucharon lo que tenían para decir Angelici y compañía. Pero ahora decidirán si es que tienden puentes con otros actores o si se suman al club desde su lugar. Su tracción de votos puede ser decisiva en una elección que sin la participación de Riquelme se intuye reñida. Lo reconocen puertas adentro del club e incluso se sabe que habrá aparatos políticos en la cancha. De un lado y del otro, con el radicalismo, el PJ, el macrismo y el kirchnerismo en escena. Todos, directa o indirectamente, tienen posados los ojos sobre las elecciones del 8 de diciembre en la Bombonera.

La última aparición de Riquelme fue contundente. “Yo no soy el caballito de batalla ni el as en la manga del oficialismo ni de la oposición”, le contó a todos con un tono hasta el momento inédito. Y solo dejó atada su posibilidad de participar en la política si se daba un escenario de unidad. ¿Qué hará Román ahora? El camino quedó allanado para correrse de la escena y esperar que después de las elecciones existan llamados para sumarse a Boca desde algún lugar vinculado al fútbol. Lo cuentan por lo bajo desde Brandsen 805 y también quienes buscan quedarse con el despacho que dejará vacante Angelici.

“Román es muy importante, es una persona que sabe de fútbol y es el máximo ídolo del club. Está en él. A mí, me encantaría que esté cerca del club, en cualquier función o lugar. Román paró la pelota y eso lo destaco porque buscó juntarnos. Sus declaraciones fueron un disparador para la unidad del club y el paso debíamos darlo desde el oficialismo”, relató Gribaudo, el candidato del sector que quiere seguir en la conducción. (Foto:Christian Gribaudo y Daniel Angelici).

ADNbaires