Conmebol citó a River y Flamengo.

Cambia la final de la Libertadores // Chile está descartado.

97
Compartir

Alejandro Domínguez convocó a ambos presidentes. Desde el gobierno chileno pedirán postergar el partido una semana por el conflicto social.

La Conmebol anunció para las próximas horas una reunión con los presidentes de River Plate y Flamengo, finalistas de la Copa Libertadores de América, mientras se define la realización del partido en Santiago de Chile, ciudad que atraviesa aún momentos de tensión social y política.

Según trascendidos, el gobierno chileno le pedirá a las autoridades de Conmebol retrasar una semana el partido, para garantizar la paz en ese encuentro.

CONMEBOL.com 
✔@CONMEBOL
 
 
CONMEBOL ha invitado a los presidentes de los clubes finalistas de la @Libertadores, a los presidentes de las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile, a una reunión el martes 5 de noviembre, con el objetivo de revisar todos los aspectos de la organización de la Final Única.

 
3.141
13:41 – 4 nov. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads

1.526 personas están hablando de esto

Comunicado de la Conmebol
“La Conmebol ha invitado a los presidentes de los clubes finalistas de la Copa Libertadores, a los presidentes de las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile, a una reunión el martes 5 de noviembre, con el objetivo de revisar todos los aspectos de la organización de la Final Única”, fue el mensaje del ente sudamericano en su cuenta oficial de Twitter.

El encuentro dirigencial tendrá lugar en Luque, Paraguay, sede de Conmebol, y habrá novedades sobre la confirmación de la sede en la capital chilena.

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, se pronunció el sábado pasado al respecto. “Me preocupa la situación del pueblo chileno. Nuestro partido pasa a segundo plano. Esperemos tener mayores precisiones sobre la sede, pero hay cosas más importantes y delicadas”, indicó entonces el DT “millonario”.

En caso de que Santiago de Chile sea desestimada como sede para la vuelta de un partido único en la final, la alternativa que manejan los dirigentes de la Conmebol es el estadio “La Nueva Olla” de Asunción de Paraguay, escenario para la final de la Copa Sudamericana del próximo 9 de noviembre entre Colón de Santa Fe e Independiente del Valle de Ecuador, y la ciudad de Bogotá, en Colombia. (Fuente Los Andes)

CHILE DESCARTADO

El cónclave puede ser definitivo. Las capitales de Perú y Paraguay asoman como las posibilidades más concretas para el partido entre River y Flamengo.

Las finales de la Copa Libertadores parecen perseguidas por una maldición. Después del bochorno del año pasado, que terminó con la decisión de llevar el encuentro decisivo entre Boca y River fuera del continente americano, otra vez la sede tambalea. Con Santiago ya descartada por el conflicto social en Chile y las amenazas de protesta para cuando eventualmente se jugara el partido, en Asunción se celebra una cumbre que puede ser decisiva para terminar con las incógnitas.

Desde las 14.30, en la sede de la Conmebol en Luque se lleva a cabo el cónclave previsto entre directivos de la Conmebol, River, Flamengo de Brasil y las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile. Desde la entidad sudamericana, en medio de este escenario de dudas, asoman ya algunas certezas que pueden ser determinantes.

La idea de Conmebol es mantener el sábado 23 de noviembre como día de la final. Otra postura tomada es que la final no vuelva a salir de Sudamérica, más allá de propuestas económicas pesadas (de Miami y Qatar) que apuntaban a eso. Dentro de estos límites, se verá finalmente a qué acuerdo se puede llegar entre equipos que llevan sus propios intereses y los pondrán sobre la mesa.

En los últimos días, al comprobar que el clima de violencia en Chile no cedía, desde la Confederación Sudamericana de Fútbol​ empezaron a juntar alternativas por si no se podía jugar en Santiago.

El escenario por ahora parece limitado a la elección entre dos ciudades: Asunción o Lima. Las capitales de Paraguay y Perú tienen una ventaja agregada: los dos equipos tendrían que recorrer distancias similares.

En primer lugar, la opción más viable para la Conmebol era Asunción. ¿Por qué? Este sábado se disputará en la capital paraguaya la final de la Copa Sudamericana, entre Colón e Independiente del Valle. El escenario (La Nuevo Olla, el estadio de Cerro Porteño​) ya quedaría preparado para albergar otra final. Pero tenía una contra: como la capacidad es cercana a los 45 mil espectadores, se recortarían más de 3 mil entradas ya que el aforo del estadio Nacional de Santiago es de 48 mil personas. Y ambos clubes tendrían inconvenientes con sus socios e hinchas.

Hay otra complicación en Asunción: entre el 21 de noviembre y el 1 de diciembre se juega el mundial femenino de fútbol playa, por lo que la capacidad hotelera está reducida.

Mientras tanto, con el correr de las horas, Lima tomó más fuerza. El estadio Monumental tiene capacidad para 80 mil personas, lo cual sería una buena opción. Para que se juegue aquí primero tiene que resolverse un conflicto político. Es que hay diferencias entre la Conmebol y la Asociación Peruana de Fútbol. De hecho, la capital peruana iba a ser la sede de la final de la Copa Sudamericana y la bajaron. En las últimas horas, según pudo saber Clarín, hubo charlas para limar asperezas.

Con menos chances aparece la posibilidad de que suceda algo similar a lo que ocurrió el año pasado con River-Boca y que surja una sede imponente como Madrid. Aunque desde Paraguay no habían descartado nada.”No hay que extrañarse que si se cambia la sede, la nueva quede para el mejor postor”, le confió a este diario una fuente cercana a los principales dirigentes de la Conmebol. Por fuera de la organización y en forma de rumor sonaron Miami y Qatar (habrían ofrecido mucho dinero) pero la Conmebol estaría decidido a que la final no se mude otra vez por fuera de Sudamérica.

Una de las razones por las que se mantuvo hasta el momento la sede de Santiago -a pesar del caos social que impera en las calles y de que el presidente del país trasandino, Sebastián Piñera​, decidió suspender la realización de las cumbres internacionales de la COP25 y la APEC que iban a celebrarse en la capital chilena a fines de este mes-, es la gran cantidad de dinero que Chile invirtió para llevar a su territorio la primera final única de la Copa Libertadores. Pero la Conmebol ya le pidió a Chile los gastos de cancelación de la final. (Por MAXIMILIANO BENOZZI para Clarín)

ADNbaires