Cristian Pavón, de “Gardel” a “guitarrista”.

Jugará a préstamo en el equipo del Mellizo en Estados Unidos durante 18 meses.

170
Compartir

Los Angeles Galaxy, el equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto, lo incorpora cedido por 18 meses y con una opción de compra.

Cristian Pavón fue titular en los octavos de final del Mundial de Rusia 2018 para la Selección Argentina ante Francia. Llegó allí, a ese momento, después de un año en un nivel tan alto con Boca que lo pusieron bajo la lupa de los grandes equipos de Europa. Lo contó Daniel Angelici, presidente del club, en su momento, cuando se rechazaban propuestas de 20 millones de dólares por Kichán. Desde Inglaterra, Francia e Italia llamaban y hacían consultas por ese delantero imparable, veloz y al que Lionel Messi había elogiado luego de un amistoso ante Rusia, en Moscú.

Pero desde aquel regreso del Mundial, luego de la debacle de la mano de Jorge Sampaoli, el nivel del cordobés bajó. Primero el bajón fue anímico, después futbolístico y finalmente físico. El delantero firmó una cláusula de 50 millones de dólares para que el club lo blindara.

En Boca, lógico, siempre supieron que era una cifra imposible de igualar. Mejoraron el contrato del futbolista y lo retuvieron con un objetivo deportivo claro. Con Guillermo Barros Schelotto, el DT que lo llevó a brillar en Boca, también incorporó un trabajo defensivo. Dejó de ser el extremo decisivo para transformarse en un delantero completo, laborioso, capaz de terminar con la misma cantidad de recuperaciones de pelota que un volante central.

Los 128 partidos y 32 goles en Boca también tienen un quiebre. Porque Kichán llegó a jugar de manera consecutiva en 70 encuentros oficiales. Nunca faltó. Desde la Copa Libertadores de 2016 hasta un partido de la última fecha contra Huracán en mayo de 2018, jamás estuvo ausente en una convocatoria. Su destreza física siempre fue absoluta e, incluso, su pico de velocidad estuvo entre los 10 futbolistas más rápidos de Sudamérica durante ese período.

Después del Mundial, y pese a que participó de las series contra Cruzeiro (marcó un gol en Brasil) y Palmeiras (siempre con una faceta defensiva clave), el nivel de Pavón disminuyó. Guillermo adaptó el equipo con Villa por el otro sector, pero el colombiano llegó a discutirle el puesto. ¿Haber dejado pasar la chance de irse a Europa en ese momento pudo influir? Lo cierto es que Tevez y Wanchope lo “adoptaron” en el día a día. Se integró a ese grupo y Pavón estuvo contenido afuera de la cancha. Adentro, las cosas dejaron de salirle e -incluso- padeció tres lesiones musculares en 3 meses. Todo un síntoma.

“Uno de mis desafíos es recuperar a Pavón”, fue el mensaje de Gustavo Alfaro cuando asumió. Y lo intentó. Sumó 20 partidos en 2019 bajo su mando, aunque con las semanas la participación de Kichán cayó. No estuvo en los primeros encuentros de la Libertadores y en otros apenas ingresó. Su puesto lo acaparó Villa y apenas sumó 2 goles en partidos por el torneo local.

El ciclo se terminó antes de la pretemporada, pese a que no faltó a ninguno de los trabajos en Cardales y Estados Unidos.El mánager Nicolás Burdisso habló con el futbolista y entendió que lo mejor para Boca y para Pavón era buscarle una salida acorde y por eso aceleró por Eduardo Salvio para que sea su reemplazo.

¿Cuál era la idea original de Boca? Transferirlo en un porcentaje a Europa para ser socios a futuro con un mercado más seductor. Pero el que se mostró más interesado fue un viejo conocido: Guillermo Barros Schelotto. Así, desde la MLS, ofreció hasta 15 millones de dólares para comprar su ficha y sumarlo a Los Ángeles Galaxy y formar ataque con Zlatan Ibrahimovic. Pero Daniel Angelici insistió en esperar algo del Viejo Continente que no llegó de la manera que el presidente de Boca esperaba.

Así, con todas las partes entendiendo que no se debía sostener más tiempo en Boca (ni siquiera formó parte de las últimas convocatorias), Pavón emigrará a los Estados Unidos pero Boca sigue apostando a recuperarlo. ¿Cómo? Viajará a préstamo por 18 meses y con un cargo superior a los 2 millones de dólares. En ese tiempo habrá cláusulas de salida para destinos europeos y el club de la MLS tendrá una opción de compra de 20 millones de dólares.

¿Podrá Guillermo Barros Schelotto volver a potenciar a Pavón? ¿El cambio de aire le servirá al último Siete Bravo para recuperar su fútbol? A los 23 años, Pavón ya aprendió mucho. Ganó cinco títulos con Boca, jugó un Mundial con la Selección y entendió que el fútbol tiene un sube y baja de rendimientos y momentos. Si volverá o no a Brandsen 805 lo definirá el tiempo. (Por Matías Bustos Milla para Clarín // Foto: Pavón, finalmente, se va a Estados Unidos para formar dupla de ataque con Ibrahimovic. (Foto: Luciano Thieberger).

ADNbaires