Cuánto gastó el Barcelona en sus refuerzos.

323
Compartir

Arturo Vidal se transformó en el cuarto refuerzo del equipo de Lionel Messi. Ya estaban el francés Lenglet y los brasileños Arthur y Malcom.

Arturo Vidal se transformó este viernes en la cuarta incorporación del Barcelona para la temporada 2018/19. Sin nombres estruendosos, el club catalán gastó 127.9 millones de euros en fichajes, mientras que le ingresaron a las arcas 83.2 millones de ventas.

Clément Lenglet, un defensor francés de 23 años, fue la primera apuesta del Barsa. Llegó desde el Sevilla, a cambio de 35.9 millones de euros y con un contrato de cinco temporadas, hasta junio de 2023, con una cláusula pactada en 300 millones.

Luego, Barcelona fijó sus ojos en dos brasileños. Uno lo tenía entre ceja y ceja desde hacía algún tiempo, cuando Gremio ganó la Copa Libertadores y luego llegó a la final del Mundial de Clubes en 2017. Se trata de Arthur Melo, a quien después de varias idas y vueltas fichó en este mercado a cambio de 31 millones de euros, más otros 9 en concepto de variables.

El mediocampista de 21 años arregló un vínculo por seis temporadas (hasta junio de 2024), con una cláusula de rescisión elevada de 400 millones de euros para evitar en el futuro un caso Neymar.

Malcom, el otro brasileño que incorporó el Barsa, fue el fichaje más caro de esta temporada para el club catalán: le pagó 41 millones de euros (más un millón de variables) al Girondins de Burdeos. El contrato es de cinco temporadas y la cláusula es la misma que la de Arthur.

Malcom Filipe Silva de Oliveira, el otro brasileño que incorporó el Barsa. (Foto: AP Photo/Manu Fernandez)

La última incorporación, como ya fue mencionada, fue la de Arturo Vidal, quien llegó desde Bayern Munich a cambio de 20 millones de euros. Con 31 años, el chileno se aseguró jugar al menos hasta los 34, cuando finalizará su vínculo, con un jugoso salario de nueve millones anuales.

¿Cómo equilibró las finanzas? Además de los ingresos publicitarios que trae consigo tener al mejor jugador del mundo, Lionel Messi, Barcelona se desprendió de cinco jugadores, aunque no por todos ingresó dinero.

Andrés Iniesta (al Vissel Kobe japonés) y Ortolá (al Deportivo) se fueron sin dejar plata en el club. Digne, en cambio, fue por el que más efectivo entró (20.2 millones de euros y más de 1.5 en variables) con su pase al Everton inglés, mientras que el Watford pagó 13 millones de euros (y otros 4 de variables) por Gerard Deulofeu.

El caso de Paulinho es especial: volvió al Guangzhou chino con una opción de compra de 50 millones de euros, que el diario catalán Sport incluye en su informe para redondear aquellos 83,2 millones de euros que contabiliza en la columna del debe de las cuentas del Barcelona.

ADNbaires