Dura carta de los “capitanes del Barsa” contra el presidente del club

48
Compartir

Lionel Messi, Gerard Piqué, Sergi Roberto y Sergio Busquets, los capitanes que fueron al hueso con una dura carta contra Bartomeu

Los jugadores del Barcelona representan a sus compañeros ante la directiva del equipo catalán.

Lionel Messi, Gerard Piqué, Sergi Roberto y Sergio Busquets, los cuatro capitanes del Barcelona, enviaron una dura carta hacia las oficinas del Camp Nou, dirigida directamente al presidente Josep Maria Bartomeu, considerando “bochornoso” su comportamiento ante las negociaciones sobre la reducción salarial y la poca comunicación con el plantel. Y se acusa a la directiva de querer “conculcar” sus derechos.

En la carta publicada por el diario El Mundo, reclaman su derecho a negociar sus retribuciones de forma separada al resto de los empleados del club, en base al estatuto especial que les concede el Real Decreto 1006/1985, que regula la relación laboral de los deportistas profesionales.

“No vamos a tolerar que el club conculque nuestros derechos con los argumentos vertidos en su carta, que consideran que la única manera de obtener su objetivo es a través de acciones conjuntas de todos los colectivos y secciones del club, cuando al mismo tiempo reconocen, entrando en una clara contradicción, que alguno de dichos colectivos y secciones ya han realizado los ajustes económicos que pretenden”, sostienen los cuatro.

No obstante, no alcanza con eso, sino que consideran que dentro de la dirigencia no solo se manejan de mala manera a la hora de actuar, sino que además en los entredichos siempre los jugadores quedan como los culpables de la situación.

Pese al conflicto que los rodea, las ida y vueltas, las malas maneras y lo que se pierde por la falta de comunicación, los jugadores tienen en claro que más allá de lo que está sucediendo, no quieren llegar a una mesa de negociación, ya que al tener un solo representante en una mesa de trece miembros, su capacidad, su voz y voto serían totalmente nulos.

“Nos resulta bochornoso que plasmen por escrito que nuestros derechos están garantizados, ofreciéndonos la elección de un representante de nuestro colectivo en una mesa de 13 miembros, de modo que, en realidad, nuestra capacidad disuasoria es nula”, sostienen.

También están en juego los días contados que le quedan a la directiva si se aprueba la moción de censura que estaba planificada para el 1 o 2 de noviembre, aunque la dirigencia pidió que se realice entre el 15 y 16 del mismo mes, a causa de los protocolos sanitarios por la pandemia y el pedido de la Generalitat para que hayan más puntos de votación, mayor control y diferentes horarios para evitar aglomeraciones.

Josep María Bartomeu, presidente del Fútbol Club Barcelona.Josep María Bartomeu, presidente del Fútbol Club Barcelona.

Esto podría atrasar todo y darle más días de poder al presidente, ya que el período de acuerdo sobre la rebaja salarial corre hasta el 5 de noviembre.

Todo comenzó cuando Bartomeu aclaró que debido a la baja de ingresos por la pandemia de Covid-19, debería reducir los sueldos en un 30%, aunque los jugadores ya habían tenido una reducción en sus salarios sin problemas a comienzos de año, para así garantizarse que el personal deportivo siguiera recibiendo sus salarios completos y en orden.

La dirigencia planeó una mesa de negociación en el cual los jugadores contaban con un solo representante. El conflicto se inició cuando el plantel envió un burofax, mostrándose disconforme, teniendo en cuenta que aun en pandemia así se ven gastos dentro de la institución, cuando al mismo tiempo se les ordena una baja en sus sueldos. (Imagen: Sergi Roberto, Messi, Busquets y Piqué, capitanes del Barsa. Foto DPA)

ADNbaires