El Cardiff se niega a pagar el pase de Emiliano Sala.

579
Compartir

El Cardiff congela el pago del traspaso al Nantes. Una iniciativa privada reactiva la búsqueda del delantero desaparecido.

La desaparición sin aclarar del futbolista argentino Emiliano Sala, en la noche del lunes pasado mientras sobrevolaba el canal de la Mancha en una avioneta, ha creado un litigio inaudito en la historia reciente del fútbol mundial. El delantero argentino, de 28 años, se había comprometido con el Cardiff City, club de la Premier League, el sábado 19 de enero, es decir, dos días antes de la tragedia. Su traspaso desde el Nantes costó 17 millones de euros. Pero el terrible suceso ha llevado a los dueños del club galés a congelar el primer pago de la transacción a la espera de que se resuelva la investigación sobre el suceso.

Dos días después de que la policía británica decidiera dar por cerrado el asunto, la familia de Sala consiguió reactivar el sábado la búsqueda de Emiliano y David Ibboston, el piloto, gracias a la aportación de más de 300.000 euros procedentes de donaciones. La colecta ha permitido que una empresa privada especializada en tareas de búsqueda en alta mar continúe con el rastreo.

El oceanógrafo inglés David Mearns se ha encargado de llevar a cabo la operación privada. Dos barcos salvavidas partieron el sábado hacia el lugar del probable accidente aéreo, cerca de las Islas de Guernesey, en el canal de la Mancha. Un tercero tenía que unirse a ellos ayer. Gracias al dinero colectado, la misión de Mearns podría durar unos 10 días.

Según el diario británico The Daily Telegraph, el Cardiff City estudia la posibilidad de llevar el caso a los tribunales ante la hipótesis de que “una negligencia podría haber causado el accidente”. “El Cardiff detalló en profundidad su postura, no hemos tenido nada que ver con la organización del viaje”, esgrime una fuente del club galés. “Pedimos al jugador si quería que tomásemos disposiciones para su viaje, que perfectamente hubiera sido en un vuelo comercial, pero rechazó nuestra oferta y prefirió hacerlo por su cuenta”, aseguró el miércoles Mehmet Dalman, el presidente de la entidad. Mark McKay, un agente cercano al jugador, admitió el viernes que se había encargado de fletar la avioneta Piper PA-46 Malibu, en la que viajó Emiliano Sala entre Nantes, donde había ido a despedirse de sus excompañeros de equipo, y Cardiff, su destino. Pero afirmó que el vuelo no tenía carácter comercial. El diario The Times publicó ese mismo día que Ibbotson, el piloto, no disponía de un permiso para transportar a pasajeros cobrando dinero.

Ante las circunstancias aun sin aclarar de la desaparición del jugador, el Cardiff City habría decidido posponer el primero de los tres pagos del traspaso. Una gran cantidad de dinero estaría en juego. Como para cada traspaso de futbolistas profesionales, según establecen las reglas de la FIFA, el club galés tuvo que suscribir un seguro en caso de grave lesión o enfermedad. El importe de la indemnización correspondería al precio de compra o de valor estimado del jugador, es decir, unos 17 millones de euros. Pero la transacción incluye también el pago del salario del jugador, que había firmado un contrato de tres años, y una serie de comisiones para los agentes, así como una serie de premios deportivos.

En total, la operación se le disparaba al Cardiff City hasta los 34 millones de euros. Ayer, el Nantes no atendió la llamada de EL PAÍS sobre el asunto. Los dirigentes del conjunto galés ya aseguraron que desbloquearían el pago en cuanto la investigación determine las responsabilidades en la desaparición de Sala. (Por DAMIEN LEMAÎTRE para El País // Foto: Recuerdo de Emiliano Sala en Nantes. LOIC VENANCE AFP)

ADNbaires