El deporte mundial, ‘en cuarentena’ por el coronavirus.

207
Compartir

El Ministerio de Sanidad recomienda jugar a puerta cerrada el Valencia-Atalanta y el Getafe-Inter, mientras la UEFA y el COI confían en celebrar la Eurocopa y los Juegos este verano.

Después de las primeras cancelaciones y suspensiones de eventos deportivos por el coronavirus en países como China, Japón, Qatar e Italia, los efectos han llegado también a los recintos españoles. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció este martes que su departamento recomendaba celebrar a puerta cerrada aquellas competiciones que implicaran a equipos de las zonas consideradas de riesgo: norte de Italia, Irán, China, Japón, Corea del Sur y Singapur. A renglón seguido, Illa dio por hecho que las comunidades autónomas en cuyo territorio estén programados estos eventos ejecutarán esta recomendación y que, por tanto, se jugarán sin público al menos los siguientes partidos de fútbol: el 10 de marzo, el Valencia-Atalanta de la Champions; el 19 de marzo, el Getafe-Inter de la Europa League. Hay también al menos dos duelos de baloncesto afectados: este jueves, 5 de marzo, el Valencia-Armani Milan de la Euroliga, y el 19 de marzo, el Girona-Venezia de la Eurocup femenina.

“No tiene sentido que vengan grandes grupos de personas procedentes de lugares donde se restringen estas mismas competiciones deportivas”, señaló Illa en alusión, por ejemplo, al Armani Milan-Real Madrid de Euroliga disputado este martes sin público.

Esto no afecta a partidos de equipos españoles en las tres zonas donde hay brotes sin control (Torrejón, Vitoria y Málaga). Tampoco a competiciones donde no haya prevista afluencia masiva de personas de zonas de riesgo. Illa puso el ejemplo de un campeonato de tenis de mesa adaptado que se celebrará entre el 5 y el 8 de marzo en Girona en el que participarán 10 italianos. “Mientras sea un número en el que se puedan trazar y controlar los contactos se podrán celebrar a puerta abierta”, especificó el ministro.

La decisión, que el ministerio anunció después de estudiarla con las comunidades autónomas y con el Consejo Superior de Deportes (CSD), fue recibida con cautela por la UEFA, organizadora de la Liga de Campeones y la Europa League: “No tenemos nada que decir por ahora, salvo que estamos en contacto con todos los clubes y las autoridades y que si es necesario hacer algún anuncio, se hará a su debido tiempo”, dijeron fuentes oficiales.

El organismo europeo se encontraba este martes inmerso en otra incertidumbre mayor, después de que el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, hubiera sugerido en una entrevista en la agencia Reuters que no podía descartarse la suspensión de la Eurocopa 2020, prevista entre el 12 de junio y el 12 de julio en doce ciudades europeas. Aleksander Ceferin, su homólogo en la UEFA, con quien la FIFA mantiene una disputa por el control del calendario internacional del fútbol, salió este martes en Ámsterdam al paso de la incertidumbre: “No leí la entrevista, pero leí el titular y hablé con Infantino ahora. Me dijo que él nunca había dicho eso”, aseguró Ceferin. “Vamos a tratar de ser optimistas. Organizamos una competición que se celebra en doce países. Tenemos preocupaciones relacionadas con la seguridad, preocupaciones por la inestabilidad política, y una de las preocupaciones es el virus. Estamos lidiando con ello y tenemos confianza”, añadió el máximo dirigente del fútbol europeo, que explicó que no había una fecha límite para decidir sobre la celebración del evento.

Incertidumbre sobre Tokio 2020
Las dudas también han sobrevolado estos días el futuro de los Juegos Olímpicos de Tokio, programados del 24 de julio al 9 de agosto en una zona actualmente de mayor riesgo que el territorio europeo, y donde se han cancelado varios eventos deportivos en las últimas semanas. Aunque no se ha fijado de manera oficial, sí que empieza a perfilarse una fecha límite para decidir sobre la celebración de los Juegos, según explicó este martes la ministra japonesa para el evento, Seiko Hashimoto, ante el parlamento de su país: “Un miembro del COI [Dick Pound] dijo que finales de mayo es la fecha límite para tomar una decisión. Pienso por tanto que fines de mayo es una etapa importante”, afirmó.

En su comparecencia, Hashimoto también ha sugerido la posibilidad de que los Juegos puedan celebrarse en fechas distintas de las previstas. Se trata de un resquicio legal: “Si se relee el contrato, se constata que el artículo 66 estipula que el COI tiene el derecho de anular los Juegos”, entre otras cosas, “en el caso de que no sean organizados en 2020”, explicó, en un momento en el que su país ha cerrado durante un mes la mayoría de las escuelas públicas.

Sin embargo, en sus declaraciones oficiales, tanto el Gobierno japonés como el Comité Olímpico Internacional, todavía mantienen la confianza en que la cita olímpica se celebre de acuerdo al calendario previsto.

“No hay motivos para que los Juegos de Tokio 2020 no comiencen, como está previsto, el 24 de julio”, sostuvo Markn Adams, portavoz del COI, después de la celebración en Lausana de una reunión del comité ejecutivo del organismo. “Me gustaría daros una buena historia, pero no hay motivos para que los Juegos no comiencen el 24 de julio, como está previsto”, añadió.

Poco antes, la institución había difundido un comunicado subrayando esa posición y poniéndose en manos de las autoridades sanitarias: “El COI continuará siguiendo el consejo de la OMS [Organización Mundial de la Salud], como la agencia de la ONU que lidera este asunto”. (Por PABLO LINDE y 
DAVID ÁLVAREZ Foto:Un operador de los Servicios de Nápoles sanea la instalación deportiva de Palabarbuto.CIRO FUSCO (EFE) 

ADNbaires