El día que Rusia le devolvió la sonrisa al mejor del mundo.

Sampaoli: "Es un triunfo de la convicción de los jugadores".

70
Compartir

El gesto en su rostro cambió. El ceño fruncido de preocupación y la mano tapando el rostro durante el himno en lo que fue la derrota 3 a 0 con Croacia desapareció. Lionel Messi volvió a sonreír desde que pisó el césped del estadio y se fue con la misma mueca tras el sufrido triunfo ante Nigeria por 2 a 1 y el pase a los octavos de final.

Lionel Messi finalmente respiró. Lució más distendido y motivado, a la altura del compromiso que la selección argentina tuvo enfrente. El capitán argentino fue uno de las figuras del primer tiempo del partido frente a Nigeria, y el autor del gol que abrió el marcador.

Pero lejos de olvidarse todo lo vivido y escuchado hasta aquí, el capitán fue contundente con su respuesta y dejó en claro su mensaje: “Esta selección no se dejó llenar la cabeza con todas las boludeces que dicen y que la camiseta argentina está por encima de todo.”

La inclusión de Ever Banega lo soltó. Hizo que su juego se relaje y Messi fue superior en los metros finales. Pero lejos de agrandarse, paró los pies sobre la tierra y luego del encuentro el 10 se descargó.

“La verdad es que estábamos confiados de que lo íbamos a sacar adelante. Después de todos los momentos que vivimos este último tiempo, haberlo ganado así y con un gol de Rojo fue maravilloso”, dijo Messi, y añadió: “Estoy muy feliz, sufrimos pero pasamos y ahora hay que pensar en lo que viene. Habernos ido hubiese sido un final muy feo para todos.”

“Nunca sufrí tanto en un partido” (Lionel Messi)

En cuanto al partido el capitán fue contundente: “No desesperamos después del gol del empate. No queríamos sufrir tanto pero por suerte se dio. Hasta el 1-0 veíamos jugando bien. Pero después del penal empezamos a desordenamos, dejamos espacios y regalamos dos goles. Pecamos de inocentes dejándole la pelota a ellos”, declaró el 10.

Pero lejos de subestimar el Mundial, el líder argentino sabe que cada partido es una batalla y que a todas las selecciones están teniendo partidos duros. “Sabíamos que nos había caído una oportunidad del cielo y no la podíamos desaprovechar. Es una cosa de locos todo lo que nos cuesta y sufrimos en cada partido. Pero es lo que se está demostrando, nadie está regalando nada en este Mundial. Están todos muy preparados, muy defensivos y cada partido es una batalla muy difícil de ganar”, concluyó.

MARCOS ROJO

Marcos Rojo, por su parte, fue el autor del gol agónico que le dio el pase a los octavos de final del Mundial Rusia 2018. A los 86 minutos del partido frente a Nigeria el defensor, que hoy jugó de central, marcó el golazo de la clasificación.

Emocionado, al borde del llanto pero con la alegría a flor de piel, no pudo contener su alegría y en el campo de juego dijo: “Después del partido con Croacia nos unimos más que nunca. El gol es para mi familia y para este grupo que se lo merece. ¡Vamos Argentina!”.

Con una sonrisa de oreja a oreja y con una botella de agua que no paró de revolear concluyó respecto de su gol: “Sabía que había que meterlo. Lo necesitábamos. Ahora empieza la Copa para nosotros. Les había dicho a los chicos que iba a meter un gol”.

El festejo en los vestuarios.

El festejo en el campo de juego.

SAMPAOLI 
Tras el agónico triunfo 2-1 de la Argentina sobre Nigeria, que le permitió clasificarse a los octavos de final del Mundial Rusia 2018, Jorge Sampaoli vivió su desahogo. El entrenador saltó y gritó una y mil veces al borde de la cancha con el pitazo final y se fue de inmediato para el vestuario, sin sumarse al festejo grupal de los futbolistas, que se quedaron durante largos minutos abrazándose, llorando y cantando.

Una hora más tarde, el DT estuvo en la conferencia de prensa junto con Lionel Messi,que respondió las primeras preguntas. Luego, Sampaoli quedó solo y describió sus sensaciones:

–“Es un triunfo de la convicción de los jugadores. El equipo supo convivir con los momentos y buscar hasta el final. Lo más trascendente fue la valentía con la que jugaron los futbolistas argentinos esta noche”.
–“Superamos a Nigeria en el juego. Se complicó un poco con la jugada del penal, pero jugaron con el corazón y mucha rebeldía. Eso fortalecerá las oportunidades para futuro”.
–“Tuvieron mucha jerarquía para imponerse a un rival muy heterogéneo. Nos defendimos muy bien con la pelota”.
–“Con Messi compartimos nuestro sueño de lograr algo importante. Lo más importante que me tocó vivir con él es lo humano, como lo vive, en momentos de crisis o de alegría como hoy. Disfruta como un argentino más y lo hace más grande de lo que ya es”.
–“Necesitamos que Leo pase mucho tiempo con el balón, porque así tenemos chance. Tenemos al mejor del mundo y está en nosotros aprovecharlos. Tengo que admitir que la responsabilidad del partido con Croacia fue de la conducción”.
–“Quiero agradecerle al público, parecía que estábamos jugando en Argentina. Por suerte le pudimos dar la alegría a los que hicieron el esfuerzo de venir”.
–“Dije que teníamos cinco finales, ahora nos quedan cuatro. Vamos a enfrentar a un equipo que viene de un proceso muy largo”.
–“Es muy importante la mirada del futbolista dentro de la cancha para analizar cada partido. Vamos a jugar con una selección que tiene grandes individualidades”.
–“La regularidad y la consistencia que tuvo el equipo nos va a permitir pasar la próxima final que nos toca. Vamos a jugar con un equipo que es candidato, así que va a ser un partido muy exigente”.

ADNbaires/