El plan de Uruguay para seducir al Muñeco Gallardo

10
Compartir

El interés de la Asociación Uruguaya de Fútbol es real y piensan en el Muñeco a largo plazo. La propuesta de exportar su proyecto de River y las chances reales.

Marcelo Gallardo es el principal apuntado por la Asociación Uruguaya de Fútbol para reemplazar a Oscar Tabárez, quien fue despedido la semana pasada luego de 15 al frente de la selección de Uruguay. Y la dirigencia del fútbol uruguayo tiene un plan para intentar convencer al Muñeco de que asuma las riendas a partir de enero de 2022 luego del fin de su vínculo con River.

El plan de Uruguay, según pudo averiguar Clarín, tiene que ver con ofrecerle un contrato a largo plazo a Gallardo, más allá de los cuatro partidos que quedan de las Eliminatorias Sudamericanas para Qatar 2022 y trabajar con tranquilidad a futuro, más allá de si se clasifica o no al Mundial. Y, por otro lado, ser la cabeza de todo el fútbol de selecciones, desde la Mayor hasta las Juveniles. Se trata, al fin y al cabo, de darle la posibilidad y la confianza para que encare un proyecto similar al de River.

De todos modos, este proyecto ambicioso que tienen en Uruguay para seducir a Gallardo y dar un golpe de efecto tras el despido a Tabárez, emblema del fútbol uruguayo, tiene obstáculos. Uno de ellos es que sería raro que el Muñeco tomara un proyecto que está a mitad de camino y el otro es el económico: Uruguay no podría acercarse a lo que el entrenador gana en River.

Por otra parte, en caso de dejar River, la intención de Gallardo era no agarrar un equipo en forma inmediata, y tomarse un descanso. De asumir en Uruguay, tendrá pocos días de práctica con los jugadores y debería debutar bajo altísima presión.

El 27 de enero, la Selección “Celeste”, que hoy está afuera de la zona de clasificación al Mundial y del Repechaje, se enfrenta como visitante a Paraguay, rival directo. Luego, el martes 1 de febrero recibe a Venezuela y las últimas dos jornadas, a fines de marzo, las juega –de local- contra Perú y –de visitante- Chile, otras dos selecciones que pelearán hasta último momento por un lugar en Qatar.

Al margen de estas complicaciones, una fuente cercana a dirigentes importantes de la AUF le dijo a Clarín que ya hubo un contacto importante con alguien del círculo íntimo de Gallardo. El nombre no trascendió, pero sería su representante, Juan Berros. Y que éste le habría dado lugar a tener una charla por videoconferencia en diciembre.

Entre Uruguay y Gallardo –se sabe- hay una cuestión afectiva. El Muñeco terminó su trayectoria como jugador en ese país y comenzó su carrera como entrenador. Ambas cosas en Nacional de Montevideo. Es por eso que un exdirigente de ese club, de buena relación con el entrenador de River, hizo el puente entre él y la dirigencia uruguaya. “Los dirigentes de la AUF están embalados con Gallardo”, reiteran las fuentes consultadas por este diario. De todos modos, si lo de Gallardo se complica, tienen una alternativa, que es Diego Aguirre.

Mientras tanto, Gallardo sigue enfocado en tratar de ganar su primera Liga argentina como técnico de River. “No voy a hacer ningún comentario, no voy a hablar de Uruguay”, fue la respuesta tajante que dio Marcelo Gallardo cuando le preguntaron por su aparición en los medios uruguayos (fue tapa de Ovación, el suplemento deportivo del diario El País, en la edición del domingo) como candidato a dirigir a la selección “Celeste”.

El Muñeco, tal como viene diciendo, no hablará de su futuro hasta que no termine el campeonato argentino, que lo tiene a su equipo en las puertas del título.

ADNbaires