ELIMINATORIAS: Comienza la madre de todas las batallas

Las dudas de Scaloni.

124
Compartir

Una renovada Argentina debuta contra Ecuador con Lionel Messi como uno más, pero sin dejar de ser el mejor.

Hoy desde las 21.30, la Selección enfrentará a los ecuatarianos, ahora dirigidos por Gustavo Alfaro, en la Bombonera, sin público y con un plantel rearmado por el proyecto liderado por Lionel Scaloni.

Quito. 10 de octubre de 2017. La sangre se heló en la gran mayoría de los presentes en el estadio Atahualpa cuando al minuto la Selección de Jorge Sampaoli ya perdía ante Ecuador y se estaba quedando sin Mundial en Rusia. Pero bastó con un corazón caliente que latió y jugó más que todos para dar vuelta una historia negra que acumulaba un par de años turbulentos: el de Lionel Messi.

Con tres goles en una noche que empezó para la catástrofe y terminó siendo épica, el mejor del mundo metió a la Argentina en la Copa de 2018 en medio de un clima raro gobernado por la tensión entre un plantel con los dientes apretados y el periodismo y la gente.

Buenos Aires. 8 de octubre de 2020. La Bombonera será testigo del inicio del camino de un nuevo sueño mundialista ante el mismo rival: Ecuador. Será largo y habrá dificultades. Pero Lionel Scaloni buscará que no se repita lo ocurrido hace exactamente tres años, cuando Messi tuvo que desempolvar el traje de valiente para ser la única salvación. El escenario es bien distinto. Esas Eliminatorias comenzaron de una manera y en el recorrido pasaron infinidad de cosas, generalmente negativas para el conjunto nacional.

Finales perdidas, una AFA acéfala e intervenida por la FIFA, tres entrenadores diferentes, jugadores molestos, Messi molesto… Un coctel explosivo que casi termina con la Selección sin los boletos para Moscú, donde las cosas no resultaron mejor. La cuestión ahora cambió.

El frustrante papel del equipo y los cortocircuitos entre Sampaoli y sus dirigidos detonaron la bomba final. Y desde allí fue tocar fondo para volver a impulsarse hacia arriba. Y en eso anda esta Selección renovada, dando brazadas certeras en su marcha ascendente. No quiere tropezar con los errores y con los problemas del pasado y para eso va evolucionando pasito a pasito.

Messi, en el predio de la AFA.Messi, en el predio de la AFA.

Hace casi un año que no se reencontraba y la espera al fin se acabó. El 18 de noviembre de 2019 había sido la última vez que se vieron las caras Scaloni y sus muchachos. Fue en el amistoso que finalizó 2 a 2 con Uruguay en Tel Aviv. Unos días antes le había ganado a Brasil por 1 a 0. Las 21.30 de este jueves es el horario señalado para volver a andar, esta vez por los puntos.

De por sí, el orden institucional de la casa madre de la pelota argentina da otro respaldo para que la concentración sólo deba estar en lo que suceda en el campo de juego. Scaloni y el recambio están haciendo el resto.

De aquel plantel que se trajo el 3-1 de Ecuador se repiten apenas siete nombres: Messi, Nicolás Otamendi, Marcos Acuña, Eduardo Salvio (fueron titulares), Leandro Paredes, Paulo Dybala y Alejandro Gómez. También estaban Agustín Marchesín y Germán Pezzella, quienes se quedaron afuera esta vez por  lesiones.

Lautaro Martínez y Paulo Dybala, en el entrenamiento de la Selección. Foto @ArgentinaLautaro Martínez y Paulo Dybala, en el entrenamiento de la Selección. Foto @Argentina

Y de los viejos referentes de ese grupo que supo ser subcampeón del mundo en 2014 y se quedó al borde de ganar las Copas América de 2015 y 2016, únicamente quedaron Leo y Otamendi, al margen de Sergio Agüero, que se está recuperando de una lesión. El resto es una nueva generación pintada de celeste y blanco que tiene a Messi como máximo ídolo pero que lo trata como uno más en la intimidad de la concentración, los entrenamientos y el vestuario.

Que sea uno más sin dejar de ser el mejor. Eso es lo que Scaloni quiere hacer del “10” del Barcelona, que ahora viene a aliviar las tensiones vividas en Cataluña con la ropa de su país puesta, algo que era al revés hace un tiempo. Que Messi, a pesar de su condición de líder indiscutido, no tenga que ser la salvación de un equipo que sepa navegar junto a él sin hundirlo en el intento.

De Quito a la Bombonera. De la clasificación agónica en unas Eliminatorias para el olvido al renacer futbolístico del combinado albiceleste de cara al primer paso en una nueva ilusión. Del Messi serio al Messi sonriente. De la Selección a los tumbos a la Selección en ascenso. De Ecuador a Ecuador después de tres años llenos de cambios. Un mismo rival que puede servir ahora como punto de partida y para tener presente a dónde no se quiere llegar. (Imagen: Lionel Messi sigue como capitán de la Selección. Foto AFP // Por Nahuel Lanzillotta para Clarin)

LAS DUDAS DE SCALONI

Eligió jugar al misterio el entrenador Lionel Scaloni. Pero no solo buscó esconderle el equipo titular a los periodistas, sino que los jugadores tampoco lo sabían hasta este miércoles por la tarde, minutos antes de la última práctica de la Selección argentina de cara el duelo del jueves contra Ecuador, en el debut en las Eliminatorias Sudamericanas hacia el Mundial de Qatar 2022.

Emiliano Martínez, arquero de la Selección. Foto @Argentina

La duda sigue estando en el arco, aunque Emiliano Martínez le saca una pequeña luz de ventaja a Franco Armani y Esteban Andrada porque lo usó el DT en el último entrenamiento. Igual, recién a último momento se conocerá al titular. A principios de semana se pensó que Armani sería el elegido, pero con el correr de los días Martínez fue ganando terreno, basado en sus buenas actuaciones en Aston Villa y su buen juego con los pies.

El sector derecho de la defensa será made in River: Gonzalo Montiel irá de lateral y Lucas Martínez Quarta de primer marcador central. Nicolás Otamendi jugará como segundo zaguero y Nicolás Tagliafico lo hará por la banda izquierda.

El mediocampo era otro de los lugares con dudas. Rodrigo De Paul y Leandro Paredes son titulares indiscutidos para Scaloni: restaba definir los futbolistas por los costados.

Lucas Ocampos se metió en el equipo titular por su rabioso presente en España y Marcos Acuña lo hará como volante por la izquierda. El Huevo, salido de las Inferiores de Ferro, es utilizado como defensor en el Sevilla.

Arriba nunca hubo misterio: al capitán Lionel Messi lo acompañará Lautaro Martínez.

Lo que queda por definir es el esquema táctico que utilizará Scaloni. Por las características de los futbolistas, los dibujos más lógicos serían el 4-4-2 o el 4-2-3-1, con Messi en la misma línea que Ocampos y Acuña.

Otra alternativa puede ser un 4-3-3, aunque el Huevo no está acostumbrado a jugar de interior y Messi hace años que no se mueve como extremo. Y algo más: el futbolista de mejor actualidad de Ecuador es el lateral zurdo Pervis Estupiñán, que es una máquina de pasar al ataque en su equipo Villarreal.

ADNbaires