Esta vez le tocó a Dibu: “Se lo comieron” en la Premier

Al arquero argentino de la selección le hicieron tres goles en muy pocos minutos.

15
Compartir

Era todo fiesta para el Aston Villa de Dibu Martínez, pero Wolverhamtpon se encendió sobre el final y lo dio vuelta. Al club del arquero marplatense se le escapó un partido increíble; y no solo eso: también perdió la oportunidad de incomodar a los equipos de los primeros puestos.

Emiliano Martínez mantuvo tres veces la valla invicta en la triple fecha de las Eliminatorias y, acto seguido, se calzó el buzo de Aston Villa. Con ese envión, voló a Birmingham e inició en el encuentro por Premier League de hoy ante Wolverhampton, cuyo final fue algo insólito. Los Villans ganaban con comodidad por 2 a 0. Hasta que el equipo rival se enganchó en el minuto 80 y lo ganó en el 95 por 3 a 2, y de carambola…La dulzura albiceleste desapareció rápidamente, porque en una ráfaga confusa, su equipo recibió un cachetazo inesperado.

De los cuatro partidos con la valla invicta que acumula la selección argentina bajo la protección del arquero mas el tándem Romero-Otamendi, a sentir cómo se escurría una victoria valiosa. De la exaltación al fastidio cambió, en pocas horas, la expresión del marplatense, quien tras derrotar a Perú había valorado la dureza defensiva consolidada luego del histórico triunfo ante Brasil en el Maracaná. “¿396 minutos sin goles en contra? Creo que el dato está mal, que es un poquito más de minutos. Yo me siento muy cómodo detrás de ellos. Vamos conociéndonos y los contrarios no nos crean mucho peligro”.

Neves envía el remate. La pelota se desviará en un jugador y entrará en el caño opuesto al apuntado: Dibu Martínez sufrirá el tercer gol, que le dio la victoria a Wolverhampton

Neves envía el remate. La pelota se desviará en un jugador y entrará en el caño opuesto al apuntado: Dibu Martínez sufrirá el tercer gol, que le dio la victoria a Wolverhamptonap – PA.

A Martínez se lo vio con la energía de un debutante al que las pocas horas de descanso le resultaron una nimiedad. Es que, entre el final del encuentro contra Perú y el comienzo de este compromiso, transcurrieron 36 horas y media. Sus músculos seguían calientes.

Cuando todo era fiesta y los Villanos trepaban al séptimo puesto de la tabla, el arquero de la selección argentina se había plantado firmemente en un mano a mano para detener un caliente disparo del español Adama Traoré, luego de que éste se desplazara con facilidad desde el mediocampo, a toda velocidad. Al igual que Yoshimar Yotún, Traoré se topaba con el “Efecto Dibu”. En ese momento, promediando la primera etapa, Aston Villa ja estaba en ventaja.

 Ezri Konsa disputa el balón con el mediocampista de Wolverhampton, Adama Traoré

Ezri Konsa disputa el balón con el mediocampista de Wolverhampton, Adama TraoréAgencia AFP – AFP.

Pero la defensa que custodia su arco fue adquiriendo una actitud contemplativa, y Martínez acabó siendo víctima de tres goles inesperados que pudieron haber sido evitados de haber existido una mayor responsabilidad colectiva. A los 80 minutos, Roman Saiss descontó y a los 85, Conor Coady estableció la igualdad. Aston Villa no llegó a recomponerse y, a los 95 minutos, vio cómo se escapaban tres puntos de valor en su propio estadio. Y de qué manera: Rubén Neves ejecutó un tiro libre que se desvió en un jugador y terminó en el caño opuesto. Martínez se había tirado bien, y se quedó impotente, obsevando cómo el desvío resultaba fatal para su equipo..

El arquero de la selección argentina había jugado los 270 minutos que acumularon los encuentros ante Paraguay, Uruguay y Perú, y luego, escala en Madrid mediante, viajó a Birmingham para estar presente esta mañana en Villa Park para recibir a los Wolves. “¿Cuándo sale tu vuelo de vuelta, Emi?”, le preguntaba ansioso un fanático de los Villans en Twitter.

“Siempre hemos tenido que lidiar con períodos internacionales, pero no ha tenido precedentes que la FIFA permitiera que las eliminatorias sudamericanas para la Copa del Mundo estuvieran dentro de las 48 horas de la lista de partidos de la Premier League”, había dicho durante su conferencia de prensa del viernes el entrenador de Aston Villa, Dean Smith. Según sus palabras, “iba a evaluar la situación” para decidir la titularidad (o no) del guardametas.

El marplatense había hecho algo parecido luego de la triple fecha internacional (fallida, por la suspensión del duelo ante Brasil) de septiembre, cuando, por disposiciones británicas de cuidados sanitarios, él y Emiliano Buendía (su compañero argentino en el club de Birmingham) tuvieron que entrenarse en Croacia durante 14 días ante de ingresar al Reino Unido. “Esperamos que se unan al equipo mañana por la mañana”, decía Smith en aquel entonces. Al día siguiente, Martínez llegó de madrugada a la ciudad, fue titular contra Everton y no recibió goles.

Tampoco lo hizo, siete días después, en el batacazo ante Manchester United en Old Trafford. Aquél día, Martínez invitó a Cristiano Ronaldo a hacerse cargo de un penal que cobraron a favor del local. “¡Vení, patealo vos, vení!”, le gritó en la cara al portugués. Terminó haciéndose cargo Bruno Fernandes, quien, instigado por la presencia del arquero en la maraña previa a la ejecución, acabó estrellando el balón en el travesaño.

Ollie Watkins no puede creer cómo se le escapó la victoria a su equipo

Ollie Watkins no puede creer cómo se le escapó la victoria a su equipoap – PA.

Antes, Martínez había logrado una valla invicta contra Newcastle, en la segunda fecha de la Premier League. En total, suma tres vallas invictas en ocho encuentros jugados en la liga inglesa, mas los ocho partidos sin recibir goles sobre un total de 12 jugados con la selección. Números de campeón.

Con la derrota de este sábado, el equipo de la ciudad de Birmingham se estancó en la mitad de la tabla con 10 puntos, y mira desde abajo a Wolverhampton, que suma 12. Pero en Villa Park confían. “La confianza que ha construido Emi desde que llegó aquí ha sido excelente. Creo que todo el mundo sabe lo que piensa Lionel Messi de él”, lo elogió su entrenador, Smith, esta semana. Martínez, por su parte, responde y siempre dice presente. Utiliza mucho un frase para promocionar los partidos de su club: “De vuelta y listo para la acción”. Pero hoy, cuando todo pintaba para alargar las buenas sensaciones que había llevado desde la Argentina, todo se desarmó en esos 15 minutos finales. (Por Mariano Chaluleu para La Nación // Imagen principal: Emiliano Martínez se sienta abatido después de conceder el tercer gol durante el partido de fútbol de la Premier League inglesa entre Wolverhampton y Aston Villaap – PA)

ADNbaires