Fin de la novela: Marcos Rojo ya es de Boca

“Llamaron de River, Estudiantes y otros clubes, pero yo elegí estar en Boca”, dijo el exjugador de Estudiantes de La Plata.

71
Compartir

Marcos Rojo ya es jugador de Boca. Y se trata de una incorporación especial, con un apellido de jerarquía que arrastra una trayectoria gigante que incluye dos Mundiales y años en Europa. Después de llamados desde River y Estudiantes de La Plata, el central eligió llegar a Brandsen 805. Y habló en su presentación.

“Estoy muy feliz de estar acá. Hubo llamados de otros clubes pero ya venía hablando con Román, fue un trabajo arduo, pero pude firmar y estoy muy contento de poder estar en este club. Boca es el más grande de la Argentina, de los más grandes del mundo. Me tocó jugar en Manchester seis años y ya lo hablé con el técnico sobre lo que puedo dar”, resaltó el defensor de 30 años, quien se presentó a la conferencia junto a Jorge Amor Ameal y Marcelo Delgado, miembro del Consejo de fútbol que llevó adelante la negociación.

“El contacto con Román siempre estuvo. Me llamó el año pasado y en diciembre me insistió, me dijo que era el momento de venir. Con Estudiantes hablé, charlé con Sebastián (Verón) y soy agradecido al club y a todos sus hinchas, pero hoy me toca defender esta camiseta y lo voy a hacer como siempre. No solo me llamaron de River y de Estudiantes, sino de todas partes. Pero le había dado mi palabra a Román y yo quería estar acá”, repasó Rojo, quien ya se entrenará con el plantel que dirige Miguel Ángel Russo para lograr ponerse a punto desde lo físico pero mucho más desde lo futbolístico.

Nacido en Estudiantes de La Plata como central y con toda una carrera en el lateral izquierdo, el defensor también contó las primeras charlas que mantuvo con el técnico. “Con Russo hablamos de fútbol, del rol que voy a ocupar. Por lo que me dijo me va a utilizar de central. Obvio que también puedo estar en el lateral, pero la idea es jugar de central porque es una posición que conozco bien”, describió quien ya posó con el dorsal 6 en su camiseta.

Delgado y Ameal estuvieron en la conferencia de Rojo. (Foto: Luciano Thieberger).Delgado y Ameal estuvieron en la conferencia de Rojo. (Foto: Luciano Thieberger).

Rojo firmó un contrato por tres temporadas, aunque con una vinculación que a los dos años permite a ambas partes cortar el contrato o extenderlo automáticamente.  “Tengo dos semanas para entrenar y ponerme a punto con mis compañeros”, adelantó sobre sus prioridades. Y avisó cuál es su gran objetivo deportivo: “Todos saben que mi papá es fanático de Boca y nos quedábamos todas las noches mirando los partidos de Libertadores… es el gran sueño de todos”.

Con el arribo de Rojo, el plantel tendrá a un futbolista que además de tener un gran recorrido en Europa sabe lo que es vestir la camiseta celeste y blanca, un sitio al que pretende regresar en el corto plazo.

“Lo que todo el mundo habló es que no juego hace tiempo, pero vengo entrenando en el Manchester y me puse a la par. Me encontraba muy bien y quería jugar, por eso decidí venirme para acá. Quiero tomar ritmo con la pelota y cuando el DT necesite, estar listo para jugar”, advirtió el zurdo, quien fue a su primer día en el club junto a toda su familia y se dio el gusto de pisar la Bombonera para posar con la camiseta de Boca. El club de su vida y al que quería llegar. (Imagen: Rojo fue presentado en Boca. (Foto: Luciano Thieberger // Por Matías Bustos Milla para Clarin)

ADNbaires