Jan Carlos Hurtado, el primer venezolano xeneize.

De cobrar 40 pesos por mes a Boca // La novela de su pase desde Gimnasia de La Plata llegó a su fin. Con un último capítulo de idas y vueltas.

122
Compartir

Con la aparición en escena del Genoa, que intentó modificar el desenlace pero no lo logró. Hurtado es la segunda incorporación de Boca, según anunció la propia entidad este jueves por la noche.

Hurtado se había sometido el sábado a la revisión médica de rigor y se lo anunció como el nuevo refuerzo azul y oro, pero luego cobró fuerza la versión de que Gimnasia había recibido una oferta más tentadora desde Italia y que el delantero recalculaba su GPS. Finalmente, la dirección se mantuvo en Brandsen 805.

Así, el venezolano se convirtió en el segundo refuerzo para la próxima temporada de Boca, después de Alexis Mac Allister. El delantero de la selección vinotinto firmó un vínculo por 4 años con el club de la Ribera, y Boca compartirá el 50% del pase junto con Gimnasia y Esgrima La Plata, que recibirá poco más de 3 millones de dólares por la venta.

Apenas 12 días en el fútbol argentino le demandaron a este joven de 19 años acaparar todos los flashes. Debutó en el Lobo platense el 16 de septiembre de 2018 (2-0 a Patronato en Paraná), y el 28 de ese mismo mes marcaba un gol agónico que dejaba a Boca eliminado de la Copa Argentina en los octavos de final.

Si algo caracteriza a este delantero que hoy se convierte en el primer venezolano de la historia en vestir la camiseta xeneize es su atrevimiento. Tan capaz de crearle un conflicto gigantesco al club de la Ribera con aquel gol que se clavó como una daga en su corazón, como de emular a Neymar ante Newell’s y tirarle una fantasía antológica a Stefano Callegari (levantó la pelota con su talón izquierdo y, en un solo movimiento, la golpeó con su taco derecho para que pasara por encima de su defensor).

No solamente se destaca por su desfachatez dentro del campo de juego. Pese a su juventud, no le tiembla el pulso para tomar decisiones fuertes. Así como se plantó para no ir a Italia y recalar en Boca, hace un año consideró que era el momento indicado para emigrar de su país, dejar atrás la crisis y buscar nuevos horizontes.

No le salió gratis, claro. Deportivo Táchira, su ex club, aun reclama y manifiesta su malestar. Hace un año no quiso renovar su contrato (ganaba 40 pesos argentinos por mes) y el club lo acusó a Nelson, su padre, de influir sobre su hijo, entonces menor de edad, para sacarlo del país. Ante ese escenario intervino el Consejo de Honor de la Federación Venezolano, que declaró culpable al futbolista y lo sancionó con seis meses de suspensión, que ya cumplió.

Hurtado nació el 5 de mayo de 2000 en El Cantón, Barinas. Hizo todas las inferiores en el Táchira, donde debutó en primera división a los 16 años, el 26 de julio de 2016 en la Copa Venezuela. Su primer gol se lo hizo a Real Frontera. Formó parte del plantel Vinotinto que se consagró subcampeón en el Mundial Sub 20 de 2017, disputado en Corea del Sur, y es una de las grandes esperanzas que tiene el fútbol venezolano para ilusionarse con la clasificación a Qatar 2022, en lo que se sería la primera participación en la historia de un Mundial de mayores. Jugó su último partido con la Vinotinto el 1° de junio ante Ecuador (1-1), pero finalmente el entrenador Rafael Dudamel lo dejó al margen del plantel que disputó recientemente la Copa América de Brasil.

ADNbaires