Juventus goleó a Barcelona en el Camp Nou

Con dos tantos de Cristiano Ronaldo le robó el primer lugar del grupo en la Champions League.

24
Compartir

Otro golpe para Barcelona tras la derrota ante Cádiz por la Liga de España. En el Camp Nou, fue goleado por Juventus, que con el 3-0 le arrebató el primer lugar del grupo G de la Champions League.El duelo entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo tuvo como ganador al portugués, que marcó dos tantos, ambos de penal, mientras que elrosarino chocó en sus siete remates al arco con Gianluigi Buffon.

Los catalanes llegaban a este juego con tres puntos de ventaja y una mejor diferencia de goles. Por eso, para quitarle el primer puesto en la zona, los italianos debían imponerse por un mejor resultado que el 0-2 sufrido en su cancha en el anterior enfrentamiento entre ellos, por la primera rueda del grupo. Y lo logró: el lapidario 3-0 le quitó el invicto al conjunto español y, aunque venía con puntaje perfecto, una derrota en la fecha final resultó suficiente para perder la punta.

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, un saludo amigable antes del comienzo del partidoCristiano Ronaldo y Lionel Messi, un saludo amigable antes del comienzo del partido Fuente: AFP – Crédito: Josep Lago

En el inicio, la Juve presionó y tuvo la primera llegada, con un remate de Cristiano al centro del arco que controló sin problemas el alemán Marc-André Ter Stegen. Ambos quedaron cara a cara a las 12, cuando el portugués puso el 1-0, de penal y con una sutileza, tras una falta que el propio número 7 había recibido del uruguayo Ronald Araujo.

Llegando a los 20, la Vecchia Signora aumentó la ventaja y se puso 2-0, con una pirueta del estadounidense Weston McKennie para definir tras el centro del colombiano Juan Cuadrado, al que el propio número 14 había visto libre antes de meterse en el área, llegando por sorpresa. Hasta allí, todo era de la Juve. Nada cambiaría, más allá de la tenencia del balón que cambió de dueño con el correr de los minutos y de poco le sirvió al local.

El primer avance de Barcelona ocurrió en los pies de Messi, con un remate cruzado que desvió Gianluigi Buffon al córner. Fue la primera pelota que tocó con sus manos el arquero de los visitantes. Leo asistió a los 30 al bosnio Miralem Pjanic, que probó desde afuera del área. El disparo salió alto, desviado. Barcelona, golpeado, ya jugaba un poco más adelante.

A los 36, Bufon volvió a cerrarle el arco a Messi. Esta vez, el arquero se quedó con la pelota en dos tiempos, luego de un remate de zurda del rosarino, que pasó entre las piernas de un defensor y sorprendió al italiano. Ambos sonrieron al final la jugada.

Lionel Messi fue el único jugador de Barcelona que exigió al arquero Buffon en todo el partido.

Lionel Messi fue el único jugador de Barcelona que exigió al arquero Buffon en todo el partido. Fuente: AP – Crédito: Joan Monfort

En tiempo de descuento, la tercera oportunidad de Messi también quedó en las manos del arquero italiano, en una acción en la que los catalanes pidieron falta sobre el argentino, algo que el juez no observó y desecharon los asistentes del VAR, tras chequear la jugada. En los primeros 45 minutos, Buffon atajó tres remates y todos ellos fueron de Leo.

El segundo tiempo, con Martin Braithwaite en la cancha, enseguida Lionel probó desde afuera y otra vez Buffon controló. A eso le siguió una gran atajada de Ter Stegen, que evitó el tercero en un disparo de Aaron Ramsey. Claro que lo que iba a ser córner mutó en penal, por una mano de Clement Lenglet en medio de esa jugada. Ronaldo, implacable, volvió a anotar y puso el 3-0, a los 7. Fue su gol número 14 en los últimos 13 partidos en el Camp Nou. Impresionante.

Un cabezazo de Antoine Griezmann cayó sobre el travesaño a los 12, ante la mirada serena de Buffon. En el tramo final del partido, los locales necesitaban marcar dos goles para no ceder el primer lugar en el grupo. Pero ni eso ni los cambios le dieron rebeldía.

A los 20, el arquero italiano volvió a evitar un gol de Messi. El remate desde afuera del área chocó con las manos firmes del número 77, que contuvo además un tiro libre a los 32. Hubo, además, un gol anulado a Leonardo Bonucci, por posición adelantada. E ingresó Paulo Dybala, en los últimos minutos.

A dos del final, Messi ejecutó su séptimo disparo al arco. Buffon se quedó con todos y con la camiseta de Leo, el único de los jugadores locales que le dio dirección a sus remates. Ya en tiempo de descuento, Cristiano salió reemplazado, aunque no había público en el Camp Nou para ovacionarlo. (Por: Carlos Delfino para La Nación // Imagen principal: Messi y Cristiano, cara a cara en el Camp Nou. Fuente: AFP – Crédito: Josep Lago)

ADNbaires