La chica de 14 años que la rompe con la diez

No para de gritar sus goles dedicados al cielo.

39
Compartir

Julieta Martínez, la joya de Lanús, es la jugadora más joven en la corta historia de los torneos profesionales de AFA.

ulieta Martínez juega en Lanús. Encara, gambetea, llega al gol. Usa la camiseta número 10. Como Lionel Messi. Como Diego Maradona. Es de Lanús, igual que él,

Como Lío y Diego en su momento, está acostumbrada a enfrentar rivales más grandes: a los 12 años estuvo en la Selección argentina Sub-15. Ahora tiene 14 y la convocaron para la Sub-17. Y en este torneo que están por definir Boca y UAI Urquiza se convirtió en la jugadora más joven en debutar en Primera División profesional de los torneos femeninos de la AFA.

Ser la más chica no le resultó algo nuevo. En los partidos de Reserva también está entre las menores.

En Reserva, contra Boca.

En Reserva, contra Boca.

Julieta entrena desde chica -más chica que lo que es ahora- en el Granate. A los seis años ya sabía que quería jugar al fútbol.

“De chiquita me cruzaba a lo de mis tíos y jugaba al fútbol con mi primo Tiago en el patio de su casa. Me empezó a gustar y un día mi tío le dijo a mi mamá que era buena y que me llevara al Club Social y Deportivo Belgrano (de Remedios de Escalada). Ella no quería, pero le insistí y aceptó”, recuerda Julieta.

Después de esa primera práctica en Belgrano, salió de la cancha y les avisó a los padres: “Cuando sea grande quiero ser futbolista”.

En 2019, con el Laucha Acosta, durante la presentación de la indumentaria de Lanús.

En 2019, con el Laucha Acosta, durante la presentación de la indumentaria de Lanús.

Volante por derecha, primero lo fue en el club de Escalada y después en Lanús, y en el predio Julio Humberto Grondona de Ezeiza, con las selecciones de la AFA.

Su destacada actuación en la Reserva la llevó a debutar en Primera en el partido que el Granate empató 1 a 1 contra Defensores de Belgrano por la fecha 7. Jugó ese partido y el siguiente -el último de Lanús en el torneo-, victoria 3 a 0 sobre El Porvenir.

Tenía 11 años, en 2019, cuando Karina Medrano, entonces DT de la Primera de Lanús, se acercó después de un entrenamiento para avisarle que al día siguiente iba a ir gente de Selecciones de la AFA a ver jugadoras de la categoría 2006. Ella es 2007. “Vení igual”, le dijo Medrano.

Julieta Martínez en el entrenamiento de la Selección Sub 17.

Julieta Martínez en el entrenamiento de la Selección Sub 17.

Después de aquella evaluación se fue contenta pero sin expectativas. “Por mi edad, era muy difícil que entrara”, recuerda. A la semana siguiente su mamá recibió un llamado: Julieta estaba en la Selección argentina Sub 15.

“Yo estaba en el trabajo y me llegó la noticia. No podía creerlo. No podía volver a casa en ese momento así que lo llamé a mi marido y a ella, les conté y nos pusimos a llorar de la alegría”, recuerda Karina Pérez, mamá de Julieta.

La pandemia interrumpió su recorrido en la Selección, hasta que hace unas semanas se repitió la historia y fue convocada nuevamente para una categoría mayor a la suya, para entrenarse con la Sub 17.

Categoría 07. número 10. Con los pibes del Club Social y Deportivo Belgrano.

Categoría 07. número 10. Con los pibes del Club Social y Deportivo Belgrano.

“El torneo de Reserva y haber debutado en primera, creo que me dio la posibilidad, igual que a muchas, de volver a mostrarnos y que conozcan nuestro juego. Yo personalmente tengo muchas ganas de seguir creciendo y, de dar lo mejor de mí porque estoy orgullosa de formar parte de todo esto. Cada jugada es un paso más cerca de alcanzar mi sueño”, explica Martínez.

Ahora los entrenamientos son más exigentes, tuvo que cambiar algunas rutinas y hasta su horario de colegio. Antes cursaba a la mañana pero debió cambiar a turno tarde porque antes del mediodía tiene los entrenamientos en Lanús.

Así, en un día habitual se levanta temprano, desayuna, se va al predio, luego de la práctica se baña, almuerza con sus compañeras y va directo a la escuela.

La convocatoria a la Selección juvenil fue un nuevo escollo para los estudios, ya que en el predio de Ezeiza las prácticas son vespertinas. “Estoy viendo cómo hago. Por suerte falta poco para que terminen las clases, porque no puedo descuidarlas”, indica.

Recuerdo de su primera convocatoria a un seleccionado. Tenía 11 años y fue a la Sub 15.

Recuerdo de su primera convocatoria a un seleccionado. Tenía 11 años y fue a la Sub 15.

“Hoy en día estoy muy metida en formar parte de la preselección juvenil Sub 17, entrenar, aprender y crecer futbolísticamente para prepararnos lo mejor posible y enfrentar todos los desafíos que se aproximan: el año que viene vamos a competir en el Sudamericano y el objetivo es clasificar por primera vez a un mundial juvenil”, afirma.

Tuvo la oportunidad de conocer personalmente a Javier Mascherano, y tiene dos ídolos y referentes: Lionel Messi y la estadounidense Megan Rapinoe, bicampeona mundial, campeona olímpica y reconocida por su activismo en favor del fútbol femenino.

Suele dedicarle los goles al cielo, “a mi abuelo, que falleció en 2019”, cuenta. Y como Maradona cuando era apenas más chico que ella soñaba con “jugar un Mundial y salir campeón de octava con Argentinos”, ella tiene sus sueños: “Clasificar en algún torneo con Lanús, estar en la Selección, competir representando a la Argentina y ganar un mundial”.

(Imagen principal: Julieta Martínez durante un entrenamiento con la Selección Sub-17 // Por Micaela Camarasa para Clarín)

ADNbaires