La “guerra fría” entre Moyano y los jugadores del Rojo.

129
Compartir

Denuncias cruzadas, “extorsión” y éxodo inminente entre los dirigentes y los futbolistas de Independiente.

Los problemas económicos que venían de arrastre se profundizaron y la relación entre la Comisión Directiva que encabezan Hugo y Pablo Moyano y los máximos referentes del vestuario está totalmente rota.

Hay una guerra fría instalada en la Avellaneda roja. La pandemia fue como una bomba nuclear para Independiente, que vio cómo sus problemas económicos de arrastre se profundizaron drásticamente al punto de resquebrajar las relaciones entre su dirigencia, presidida por Hugo Moyano​, y los máximos referentes de un vestuario que quedó dinamitado.

 Se dijo: los jugadores de peso se quieren ir. No es una especulación periodística; lo dijeron los propios protagonistas. Lo dijo Silvio Romero, capitán y goleador del último campeonato. Se lo dijo Juan Sánchez Miño, campeón de la Copa Sudamericana 2017, al técnico Lucas Pusineri. Se lo dijo Cecilio Domínguez al mánager Jorge Burruchaga luego de declararse en libertad de acción. Lo dijo también el uruguayo Gastón Silva al ser el primero en considerarse libre por falta de pago y luego lo ratificó acusando de extorsión a los directivos. Y lo dijo el arquero y excapitán Martín Campaña puertas adentro después de intimar dos veces al club.

Son todos casos sin soluciones a la vista por el momento. La Comisión Directiva del Diablo tiene muchos frentes de conflicto abiertos que está tratando de resolver a contra reloj. La acumulación de deudas, que derivó en una docena de intimaciones legales vía Futbolistas Argentinos Agremiados en abril, fue el quiebre entre ambas partes. De allí en adelante todo fue caos y las noticias negativas se sucedieron una tras otra.

Si bien Independiente logró cancelar ese reclamo inicial, hubo un antes y un después. Los dirigentes le tomaron la patente a los referentes y estos no se quedaron quietos. El vínculo se rompió y se dispararon con munición gruesa desde ambas partes. Y el escudo de la institución quedó en el medio a la espera de que se reinstale la calma, algo que, por cómo están mostradas las cartas sobre la mesa, sólo sucederá cuando los jugadores encuentren otros destinos. ¿Cómo está la situación de cada uno de ellos a tres meses de estallar el conflicto?

Gastón Silva

El uruguayo Gaston Silva se fue libre y acusó a la dirigencia de extorsión. Foto: Maxi Failla

El uruguayo Gaston Silva se fue libre y acusó a la dirigencia de extorsión. Foto: Maxi Failla

​Es el caso más caliente. El defensor charrúa se desentendió del reclamo grupal y se consideró jugador libre amparado en el reglamento de FIFA​. Los directivos le avisaron que si mantiene su postura lo demandarán a él y al equipo que lo contrate por 8 millones de dólares, correspondientes a la cláusula de rescisión anticipada que figuraba en su contrato.

Silva siguió firme, la AFA​ comunicó que puede fichar para otro club aunque él no jugará en la Argentina. Este lunes rompió el silencio con una durísima carta en la que acusó a la dirigencia de extorsionarlo con dicha demanda. Su caso ya está en la FIFA, entidad que deberá emitir un fallo próximamente.

Silvio Romero

Silvio Romero es el capitán, pero quedó apuntado por encabezar los reclamos y busca club: ¿Boca?
Foto: Guillermo Rodriguez AdamiSilvio Romero es el capitán, pero quedó apuntado por encabezar los reclamos y busca club: ¿Boca? Foto: Guillermo Rodriguez Adami

El capitán quedó en el ojo de los directivos por ser la voz cantante de las intimaciones legales en grupo. Cruzó declaraciones picantes con Héctor Maldonado, secretario general de Independiente y mano derecha de Moyano.

El Chino trató a la CD de incumplidores en cuanto al contrato firmado y dijo que son ellos los que quieren que los referentes se vayan. Firmó una nueva cláusula de salida de 1,4 millones de dólares para el fútbol local y la mitad para el exterior. Se iniciaron gestiones para ver si su pase puede incluirse en un trueque con Boca por Iván Marcone. Y en las últimas horas contó que también tiene sondeos de Europa.

Martín Campaña

Martín Campaña intimó dos veces a Independiente y espera una salida. Foto: Marcelo CarrollMartín Campaña intimó dos veces a Independiente y espera una salida. Foto: Marcelo Carroll

​El arquero y figura del Independiente campeón en el Maracaná en 2017 también espera una transferencia. Intimó dos veces al club por falta de pago, la segunda fue luego de que se cayera su pase a Pumas de México. La dirigencia le pagó ambas veces y por eso no quedó libre.

Está en Montevideo y se mantiene por ahora en silencio aguardando su salida. Su mayor enojo fue cuando, en medio del reclamo, se filtró misteriosamente la carta documento que le envió al Rojo en la cual figuraban los montos y sus datos personales. Los dirigentes negaron tener algo que ver con el hecho.

Juan Sánchez Miño

Juan Sánchez Miño pidió irse a cambio de resignar la deuda pero le dijeron que no; igual no quiere continuar.Juan Sánchez Miño pidió irse a cambio de resignar la deuda pero le dijeron que no; igual no quiere continuar.

​Al igual que Campaña, el lateral zurdo mantiene el perfil bajo en cuanto a los medios. Públicamente dijo que no quería irse, pero apenas unos días más tarde se comunicó con el DT para informarle que no jugará más en el club ya que se cansó del tire y afloje dirigencial.

Sánchez Miño le propuso a la dirigencia que le dieran su pase a cambio de la deuda que mantienen con él, pero la respuesta fue negativa. Pretenden 1,2 millones de dólares por su ficha. ¿También ingresaría en un eventual trueque con Boca?

Cecilio Domínguez
Cecilio Domínguez, la compra más cara de la historia del Rojo, también se declaró libre.Foto: Rafael Mario Quinteros

Cecilio Domínguez, la compra más cara de la historia del Rojo, también se declaró libre.Foto: Rafael Mario Quinteros

​Si bien se mantuvo al margen de los reclamos de sus compañeros, luego reaccionó de modo individual. Desde Paraguay intimó. Entre sus abogados y los del club hubo un primer acuerdo para cancelarle la deuda en dos cuotas, pero más tarde Domínguez se declaró libre. ¿Por qué? Desde su entorno acusaron que el pago de la primera cuota se hizo fuera de término y en un monto menor. En el Diablo respondieron que el guaraní cambió lo estipulado y pidió la diferencia entre el tope del dolar y el dolar libre, algo que el club no iba a abonar. Y le confirmó a Burruchaga que no jugará más en Independiente, que lo compró en unos 6 millones de dólares a América de México (aún le debe 3,2 millones más intereses).

Es el refuerzo más caro de la historia de la entidad de Avellaneda. Esta semana le giraron la segunda cuota, pero le negaron seguir entrenándose con la selección de Paraguay. Apuestan a conseguir una oferta para transferirlo y recuperar algo de dinero.

Leandro Fernández
Leandro Fernández pidió muhco dinero para renovar su contrato y no arregló. Foto: AFP

Leandro Fernández pidió muhco dinero para renovar su contrato y no arregló. Foto: AFP

​Fue el primero en emigrar ya que se le terminó el contrato a fines de junio y no hubo acuerdo para la renovación del mismo. El delantero exigió un elevado salario ya que considera que puede hacer una diferencia económica en su carrera, pero en Independiente lejos estuvieron de aceptar. Busca seguir en el exterior.

Pablo Hernández
Pablo Hernández es una buena noticia ya que aceptó cobrar su deuda en 18 cuotas. Foto: EFE

Pablo Hernández es una buena noticia ya que aceptó cobrar su deuda en 18 cuotas. Foto: EFE

​Es la única buena noticia en medio de todo este gran lio. El volante se recuperó de una rotura de ligamento cruzado de rodilla y en los últimos días llegó a un punto en común con la dirigencia por su abultada deuda. Aceptó un cómodo plan de 18 cuotas. Así se desactivó otro foco de conflicto con posible intimación. Una buena. (Imagen principal: Hugo Moyano, presidente de Independiente, debe resolver varios conflictos abiertos con los referentes del equipo. Foto: Germán García Adrasti // Por Nahuel Lanzillotta para Clarín)

ADNbaires