La Liga española ya tiene fecha de regreso.

114
Compartir

Lo anunció el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en una conferencia de prensa virtual. Habrá luz verde desde el 8 de junio, pero el primer partido será el 12. El protocolo de seguridad.

Se acabó el misterio para los fanáticos del fútbol en uno de los países más golpeados por la pandemia del coronavirus​. El Gobierno español autorizó este sábado la reanudación de las grandes competiciones deportivas y profesionales, por lo que LaLiga tendrá “luz verde” para volver a la acción desde el próximo 8 de junio. Sí, Lionel Messi​ y compañía ya tienen fecha de regreso. El primer partido, según le confirmaron a Clarín, será el viernes 12 con el clásico andaluz entre Sevilla-Betis (a las 20.45 hora española)

Así lo manifestó el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez​, durante una rueda de prensa por videoconferencia desde La Moncloa.

“Con el aval del Consejo Superior de Deportes, el Gobierno ha dado luz verde para que se vuelva a celebrar LaLiga”, señaló Sánchez.

El Ejecutivo, según explicó Sánchez, fijó el 8 de junio como fecha para que se reanude la competición porque en ese momento “se iniciará la fase 3 de la desescalada en gran parte de España”.

El presidente del Gobierno aseguró que la Liga española volverá “en condiciones que garanticen las máximas condiciones sanitarias”. “El fútbol español tiene un seguimiento masivo”, sentenció.

La competencia llevaba 27 fechas disputadas y tenía al Barcelona de Messi como líder de la clasificación con 58 puntos, dos más que Real Madrid, su escolta, y 11 por encima del Sevilla, lejano tercero en discordia.

El domingo 8 de marzo fue el último día de acción en la máxima categoría del fútbol español, que en definitiva volverá luego de tres meses de parate por la pandemia. España se convertirá en la segunda liga grande de Europa en volver a la acción luego de la Bundesliga.

Todavía falta saber qué pasará con la Premier League de Inglaterra y la Serie A del Calcio. En la Ligue 1 de Francia, en cambio, la temporada se dio por finalizada y PSG, que llevaba una ventaja amplia, fue coronado campeón.

Un protocolo armado

La Liga de España ya contaba con el protocolo sanitario que implementará para prevenir contagios de coronavirus. El documento, inspirado en el que elaboró la Bundesliga ​alemana y que ya se puso en práctica el pasado fin de semana, fue aprobado por unanimidad por la Comisión Delegada de la Liga.

El protocolo  incluye rigurosas pautas que se deberán cumplir antes, durante y después de los partidos. Entre ellas, el testeo obligatorio, 48 horas antes de cada encuentro, de todos los futbolistas e integrantes de los cuerpos técnicos. Si alguien diera positivo, no podría participar de ese duelo y tendría que entrar en cuarentena.

Los equipos que deban jugar como visitantes deberán trasladarse, en la medida de lo posible, por tierra. En los casos en que ello no sea factible, se utilizarán vuelos chárter que partirán el mismo día del partido.

En algunos casos, dependiendo del horario del encuentro, la excursión de un plantel podría demandar, antes o después, la estadía en un alojamiento. Para ello, la Liga está trabajando en un acuerdo con una cadena hotelera para que esto se pueda realizar de manera segura.

Para el traslado a los estadios, los planteles deberán desplazarse en dos micros (y no en uno, como solía hacerse) para poder, de ese modo, respetar la distancia de seguridad entre todos los integrantes de la delegación.

El protocolo aprobado por la Comisión Delegada establece que cada club deberá informar si su plantel llegará al estadio desde un lugar de concentración común o si los futbolistas estuvieron en sus domicilios antes de subir al ómnibus. Al llegar al estadio, todos los integrantes de cada delegación serán sometidos a un control de temperatura. Tras ello, accederán al vestuario sin entrar en contacto con persona alguna.

Los estadios serán divididos en tres zonas y en cada una de ellas la cantidad de personas cuya presencia se permitirá será estrictamente limitada, al igual que sucede en Alemania. La zona verde comprenderá el campo de juego, los túneles y los vestuarios. Allí solo podrá haber 96 personas: los 23 futbolistas de cada equipo (entre titulares y suplentes), los integrantes de los equipos técnicos, el cuerpo arbitral y los alcanzapelotas.

La zona azul comprenderá las tribunas, que estarán prácticamente despobladas puesto que todos los encuentros se disputarán a puertas cerradas. Desde allí deberán seguir el encuentro los integrantes de las delegaciones que no puedan acceder a la zona verde. Y la zona roja comprenderá el exterior del estadio, donde no podrá haber más de 32 personas, principalmente miembros de fuerzas de seguridad.

Antes del inicio del partido, no se realizarán los tradicionales saludos entre jugadores y con los miembros del equipo arbitral. Solo se efectuará el sorteo reglamentario para definir la ubicación de los equipos en el campo y el saque de inicio.

Durante el juego, se desinfectarán constantemente los balones. Cada vez que la pelota con la que se está jugando salga del terreno, se entregará al futbolista encargado de la reposición un esférico desinfectado y se retendrá el que se estaba utilizando hasta entonces para su limpieza.

Durante el entretiempo, todos los futbolistas deberán cambiarse íntegramente la indumentaria. La utilizada en el primer tiempo se depositará en un contenedor, en el que luego se sumará la usada en el complemento, para su posterior desinfección.

Más allá de la rigurosidad de estas normas, la Liga no descarta la posibilidad de un contagio durante la disputa de un partido. Si en el control de la semana siguiente se detectara un caso positivo, el jugador en cuestión sería aislado, pero no derivaría en la suspensión del torneo.

ADNbaires