La Liga rechazó reprogramar los partidos de Boca

Doble revés porque el Gobierno tampoco aprobó el corredor sanitario.

25
Compartir

“Boca tiene que cumplir los protocolos como cualquier ciudadano. Por lo tanto, a aislarse”, le dijeron a Clarín desde la Casa Rosada.

La Liga Profesional de Fútbol rechazó este viernes el pedido de Boca de postergar los partidos que debe jugar el sábado contra Banfield y el martes contra San Lorenzo, por el campeonato local, luego de que su plantel profesional quedara aislado por orden del Ministerio de Salud.

La decisión gubernamental se tomó después de los incidentes que protagonizaron algunos jugadores, miembros del cuerpo técnico y directivos tras la eliminación en los octavos de final de la Copa Libertadores a manos de Atlético Mineiro en Belo Horizonte, Brasil.

En consecuencia, Boca tendrá que disputar ambos compromisos para evitar perder los puntos por no presentación. Así lo determinó la Liga luego de una extensa argumentación, que lleva la firma de Marcelo Tinelli y los otros principales dirigentes del organismo. Por otro lado, la LPF atendió una parte del reclamo de Jorge Amor Ameal y le pedirá a la AFA que no exista castigo en caso de que no pueda utilizar los ocho profesionales que exige el reglamento.

La única carta que le quedaba a Boca para evitar jugar ambos partidos con juveniles estaba en manos del Ministerio de Salud. El club elevó en la mañana de este viernes un pedido formal a la dependencia que maneja Carla Vizzotti para solicitar que le habiliten un corredor sanitario y que los futbolistas afectados por la cuarentena preventiva -se analizó si rompieron o no la burbuja en Brasil- puedan disputar ambos compromisos.

Según pudo averiguar Clarín, el Gobierno tiene decidido mantenerse inflexible y no habilitar a Boca el uso de un corredor sanitario. “Boca tiene que cumplir los protocolos como cualquier ciudadano. Por lo tanto, a aislarse”, le dijeron desde la Casa Rosada a este diario apenas se conoció el rechazo de la Liga.

Y este mismo mediodía se dio a conocer la respuesta oficial del Gobierno al pedido de Boca, en el que rechaza la alternativa de romper el aislamiento para que el los futbolistas jueguen ante Banfield y San Lorenzo.

“En este contexto, teniendo en cuenta el riesgo que esto implica de introducción de nuevas variantes, la situación epidemiológica nacional, el esfuerzo realizado por la sociedad en su conjunto y el potencial riesgo para los jugadores del equipo contrario, es que la autoridad sanitaria considera que no se puede autorizar la excepción para el plantel implicado en los hechos mencionados, priorizando el objetivo de minimizar los riesgos y disminuir lo máximo posible la velocidad en el incremento de contagios”, señala el último párrafo del documento.

De esta manera, Boca vuelve a tener la pelota pero en este caso para tomar las dos decisiones que menos quería tener en disputa: la posibilidad de jugar ante Banfield y San Lorenzo con una formación llena de juveniles a la que se sumaría Edwin Cardona o directamente la decisión de no presentarse, perder los puntos y enfrentar la sanción que imponga la Liga Profesional de Fútbol. (Imagen: La bronca de Russo en Brasil. En conferencia de prensa aseguró que su plantel no rompió la burbuja sanitaria)

ADNbaires