Los jugadores de la Superliga con cláusulas más caras.

97
Compartir
Tucuman, Superliga, River Atlético Tucuman.

River se apuró en el blindaje de Cristian Ferreira, pero el juvenil no es contrato el más alto del plantel. Cómo protegen los clubes a sus figuras. Para qué sirven.

En época de inflación cada vez más alta y con las divisas extranjeras fluctuando día a día, los clubes argentinos no escapan a esta dinámica e intentan aferrarse a su patrimonio.

La cadena alimentaria del fútbol, se sabe, es cruel y no entiende de sentimientos. El que más plata tiene es el que mejor se posiciona en el mercado. Así Racing le pudo sacar a Banfield a Darío Cvitanich o Boca se llevó de Vélez a Mauro Zárate y River compró a la figura de Belgrano, Matías Suárez.

En este escenario, los más poderosos también cuidan a sus joyas. Y como sucede hace tiempo en Europa, en el fútbol argentino empieza a sonar cotidiana la figura de cláusula de rescisión, un candado que ponen los dirigentes para que sea más difícil -o más costoso, mejor dicho- destrabar una negociación.

El caso más reciente y que marca el vértigo que domina al fútbol argentino es el de Cristian Ferreira, figura emergente de un River que acaba de blindar a Juan Fernando Quintero tras desprenderse del Pity Martínez.

Alcanzó un puñado de partidos para entender que este enganche cordobés de 19 años, que llegó a River a los 9 para vivir en el club y que le pega a la pelota como con un guante, puede convertirse más temprano que tarde en una figura requerida del mercado.

Por eso, así como ocurrió con Exequiel Palacios, los dirigentes millonarios decidieron darle una vuelta más a la tuerca y seducir al pibe para poder disfrutarlo el mayor tiempo posible.

En Boca ocurre con Agustín Almendra y tiempo atrás vivió la misma primavera Cristian Pavón, con una racha fenomenal que lo llevó al Mundial de Rusia y a la carpeta de varios clubes poderosos de Europa.

Con Leonardo Balerdi todo fue más fugaz aún. El joven defensor de 19 años tenía una cláusula de salida acordada en 10 millones de euros pero decidió no ejecutarla. Y fue vendido al Borussia Dortmund en una cifra histórica: 15 millones de euros más cuatro objetivos de 500 mil euros cada uno (van desde partidos disputados a nivel local, internacional y títulos obtenidos). Por si eso fuera poco, Boca percibirá un 10 por ciento de una futura venta del juvenil, quien apenas disputó 5 partidos de manera oficial con la camiseta azul y amarilla.

Los casos de Alario y Lautaro, dos precedentes distintos
“Lucas me había comentado que iba a llegar una propuesta del club alemán. River ha recibido una propuesta que ha rechazado. Hasta ahora ha sido eso. Si decide irse por la cláusula y cree que es lo correcto, a Ezeiza lo llevo yo”. Con su acidez habitual el MuñecoGallardo lucía molesto y no lo disimulaba.

Sabía que algo podía ocurrir y que no estaba en sus manos la posibilidad de evitarlo. Lo que temía, finalmente pasó. Lucas Alario, goleador y figura de su equipo que se preparaba para la recta final de la Copa Libertadores 2017, armó las valijas y se fue al Bayern Leverkusen. Los alemanes pagaron los 24 millones de euros que valía la cláusula de salida y se llevaron al jugador.

Esa supuesta deslealtad a la que, sin decirlo, hacía referencia Gallardo fue la misma que cayó sobre River cuando incorporó a Pinola al pagar el 1.5 millón de dólares de la cláusula pese a que el defensor tenía contrato vigente con Rosario Central. Lo mismo había hecho conMarcelo Larrondo, que también pasó del canalla al millonario.

Otro caso testigo fue el de Lautaro Martínez, el delantero que dio el salto de Racing al Inter. Aunque en esa ocasión el club argentino recibió un guiño del jugador, quien pudo haber ejecutado una cláusula de rescisión muy baja de acuerdo a su rendimiento, pero priorizó que ingrese dinero en el club que lo formó.

En un principio, el monto fijado era de 9 millones de euros. Pero cuando los sondeos de Europa crecían al compás de los goles del Toro, los dirigentes llegaron a un acuerdo para ampliar la cláusula a 20 millones de euros.

¿En cuánto fue transferido Martínez a Italia? Nunca quedó claro. Si bien el presidente Víctor Blanco afirmó que la venta se hizo en una cifra cercana a los 27 millones de euros, el monto que ingresó a las arcas de la Academia fue inferior a los 20 acordados en el ajuste de la cláusula.

Los jugadores más caros de Boca

Cristian Pavón: 50 millones de dólares.

Agustín Almendra: 30 millones de euros.

Nahitan Nandez: 25 millones de euros.

Darío Benedetto: 25 millones de dólares.

Sebastián Villa: 25 millones de dólares.

Los jugadores más caros de River

Rafael Santos Borré: 34 millones de dólares.

Juan Fernando Quintero: 30 millones de dólares.

Lucas Pratto: 30 millones de dólares.

Cristian Ferreira: 28 millones de dólares.

Lucas Martínez Quarta: 25 millones de dólares.

Franco Armani: 20 millones de dólares.

Nicolás De La Cruz: 20 millones de dólares.

Ignacio Fernández: 20 millones de dólares.

Gonzalo Montiel: 20 millones de dólares.

Bruno Zuculini: 19 millones de euros.

Exequiel Palacios: 17 millones de dólares.

Racing
Matías Zaracho: 24 millones de dólares.

Independiente
Cecilio Domínguez: 20 millones de dólares.

Fabricio Bustos: 20 millones de dólares.

Nicolás Figal: 20 millones de dólares.

Alan Franco: 20 millones de dólares.

Fernando Gaibor: 20 millones de dólares.

Lucas Molina: 20 millones de dólares.

Martín Benítez: 20 millones de dólares.

San Lorenzo
Nicolás Blandi: 25 millones de dólares.

Marcos Senesi: 18 millones de dólares.

Adolfo Gaich: 18 millones de dólares.

Rubén Botta: 18 millones de dólares.

Matías Palacios: 18 millones de dólares.

Nicolás Reniero: 15 millones de dólares.

Fernando Belluschi: 3.7 millones de dólares.

¿Qué dice la AFA?

En enero de este año la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y Fútbolistas Argentinos Agremiados (FAA) rubricaron el acuerdo que había sido publicado un mes antes en el boletín oficial de AFA a través del cual permitían que los futbolistas pudieran romper su contrato de manera anticipada.

De acuerdo con lo dispuesto por el art. 17.1 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de jugadores de FIFA y con lo establecido entre la Asociación del Fútbol Argentino y Futbolistas Argentinos Agremiados (ver Boletín AFA 5576, del 12.12.2018), el futbolista podrá dar por extinguido su contrato de trabajo en cualquier tiempo, siempre que notifique al club, a la AFA y a FAA tal decisión, de modo fehaciente y se abone el importe acordado en la cláusula de ruptura anticipada de contrato.

Es condición inexorable para el perfeccionamiento de la extinción contractual en este supuesto y, la consecuente inscripción o emisión del transfer o libertad de contratación del futbolista, el pago previo, y/o acuerdo del total del importe acordado en la cláusula de ruptura anticipada de contrato, con más todas las cargas e impuestos que correspondan.

La​ cláusula de rescisión es un monto que debe estipularse de la mano del sueldo del futbolista. Por eso es habitual que cuando un joven del fútbol argentino explota y tiene desempeños sorprendentes, los dirigentes deciden en un mismo acuerdo mejorarle el contrato y establecer una vara elevada para su cláusula de salida.

¿Quién debe pagarla? Legalmente es el futbolista quien debe hacerse cargo de abonar el monto estipulado, aunque naturalmente ocurre que el club destinatario es el que aporta el dinero para destrabar el pase.

Entre los casos más resonantes a nivel mundial en el último tiempo se destaca la salida de Neymar al PSG por una cláusula de 222 millones de euros y la de Cristiano Ronaldo del Real Madrid a Juventus por 100 millones. Ahora en el club turinés firmó con una posibilidad de salida por 180 millones.

Por estas horas en España ya se empieza hablar de las negociaciones entre Barcelona y Messi por la renovación de su contrato. Hasta ahora, el vínculo del argentino, que finaliza en 2021 presenta una cláusula de rescisión de 700 millones de euros.

En Francia, por ejemplo, está prohibido por reglamento la posibilidad de establecer una cláusula de rescisión por lo que Neymar o Mbappé, por ejemplo, no tienen ningún monto de referencia para que otros clubes puedan tomar como atajo rumbo a una negociación.

Otras cláusulas de salida millonarias :

Karim Benzema (Real Madrid): 1.000 millones de euros.

Isco (Real Madrid): 700 millones de euros.

Asensio (Real Madrid): 700 millones de euros.

Gerard Pique (Barcelona): 500 millones de euros.

Luka Modric (Real Madrid): 500 millones de euros.

Ousmane Dembélé (Barcelona): 400 millones de euros.

Luis Suárez (Barcelona): 200 millones de euros.

ADNbaires