Leeds “amonestó” a Marcelo Bielsa por el espionaje.

El club le recomendó a su técnico "integridad y honestidad" para trabajar.

161
Compartir

Ser honesto y también parecerlo. Si bien ese concepto se remonta al siglo I antes de Cristo, cuando Julio César gobernaba Roma, los británicos han sabido apropiarse de esa noción (como de tantas otras cosas) y se mantienen bastante apegados a ella. Sobre todo a eso de parecer. Por eso no extraña que Leeds United le haya marcado la cancha públicamente a Marcelo Bielsa tras el incidente por el affaire del espía que el entrenador había enviado para observar el entrenamiento de Derby County.

“A raíz de los comentarios realizados ayer por Marcelo Bielsa, el club buscará trabajar con nuestro entrenador y su personal para recordarles la integridad y la honestidad sobre las que se basa el Leeds United”, afirmó la dirigencia de la institución a través de un comunicado.

En su escueto mensaje, el club informó que su propietario, el empresario italiano Andrea Radrizzani, se había reunido con su homólogo de Derby County, el magnate inglés Melvyn Morris, “para disculparse formalmente por las acciones de Marcelo”. Todo muy correcto, al estilo británico.

Las disculpas y el tirón de orejas para Bielsa se produjeron luego de que el rosarino reconociera, antes del inicio del partido que su equipo le ganó 2 a 0 a Derby County el viernes por la 27ª fecha del Championship (la segunda categoría de Inglaterra), que había enviado a un empleado del club a observar el entrenamiento de su rival.

“Soy el responsable porque no solicité autorización al club para enviar a esta persona. No importa si yo creo que eso es legal o ilegal, correcto o incorrecto. Para mí es suficiente con que se hayan sentido molestos para entender que no actué correctamente”, reconoció el ex DT del seleccionado argentino, quien remarcó que lo que había hecho “no está prohibido, para algunas personas es cuestionable y para otras, no”.

El espía enviado por Bielsa el jueves había sido detectado por el entrenador de Derby County, Frank Lampard, quien detuvo la práctica. Empleados del club llamaron a la Policía del Condado de Derbyshire, que detuvo al sospechoso, a quien le incautó unos prismáticos, una tenaza y una muda de ropa.

Tras ello y luego de su club presentara una protesta formal ante la Football League, Lampard cuestionó la actitud de su colega. “No me importa si es cultural. Si tengo posibilidades de viajar más adelante en mi carrera, entonces trataré de descubrir cuál es la manera de actual en el país que me toque y la respetaré. Creo que esa es una manera correcta de actuar, no solo en el fútbol, sino en la vida”, disparó. (Foto: Marcelo Bielsa observa el partido que Leeds le ganó 2 a 0 a Derby County. (Foto: Prensa Leeds United)

ADNbaires