Leo Messi ganó su sexto Balón de Oro.

"Esto se disfruta muchísimo más porque se va acercando la retirada", dijo el crack argentino.

46
Compartir
Paris (France), 02/12/2019.- The Men's 2019 Ballon d'Or winner Barcelona forward Lionel Messi poses with his six Ballon d'Or trophies during the ceremony at Theatre du Chatelet in Paris, France, 02 December 2019. (Francia) EFE/EPA/YOAN VALAT

Balón de Oro 2019 Se corona en París desempatando con Cristiano.

Leo Messi ya tiene su sexto Balón de Oro después de imponerse en las votaciones para alzarse con el prestigioso galardón que le reconoce como el mejor jugador del planeta, haciendo doblete tras llevarse el The Best. Era un secreto a voces que el argentino recuperaría el trono dorado tras cuatro años de dominio madridista. El azulgrana desempata con Cristiano Ronaldo: 6-5.

Leo, acompañado de su mujer y sus dos hijos mayores, además de por la plana mayor del club, también representado por Ter Stegen, Griezmann y De Jong, recogió el trofeo en la gala de París de la mano de Luka Modric, que acudió a la invitación de France Football en un gesto que le honra, puesto que esta vez no estaba ni entre los finalistas.

Antes, se sentó en una silla que emulaba la de un director de cine para ver el vídeo que la organización le tenía preparado, en el que aparecía su mujer y su familia al completo. Le costó aguantar las lágrimas. El de Rosario recupera el trono de 2015, tras encadenar cuatro entre 2009 y 2012.

Su discurso fue emotivo, después de las palabras protocolarias respecto a rivales y compañeros: “Me acuerdo que para mi primer Balón de Oro vine a París con 22 años, con mis tres hermanos, era algo increíble, ahora 10 años después estoy en un momento diferente, muy especial en mi vida personal con mi mujer y mis tres hijos, que me acompañan junto con mi hermano y un sobrino. Como decía mi mujer en el mensaje, en todo este tiempo nunca dejé de soñar, de seguir queriendo crecer, de seguir mejorando día a día y sobre todo disfrutando del fútbol. Gracias a Dios puedo hacer lo que amo desde que tenía uno o dos años y Dios quiera que me queden varios años más para seguir disfrutando. Soy consciente de la edad que tengo y estos momentos se disfrutan muchísimo más porque se va acercando el momento de la retirada y es difícil. Repito, si bien me quedan varios años más, en estos momentos parece que el tiempo vuela y que pasa todo muy rápido. Espero seguir disfrutando del fútbol, de mi familia, de los rivales y de esta vida que tengo”

Dios quiera que me queden varios años más para seguir disfrutando. Soy consciente de la edad que tengo y estos momentos se disfrutan muchísimo más porque se va acercando el momento de la retirada”.

Messi se impuso a los campeones del Liverpool Van Dijk (2º) y Mané (4º), que a pesar de eliminar al Barça y alzarse con la Champions no han sumado tantos votos como el 10 azulgrana, y a Cristiano Ronaldo (3º), los cuatro finalistas que la organización dejó para el final. El top ten lo completan Cristiano, Salah, Mbappé, Alisson, Lewandowski, Bernardo Silva y Mahrez. En la lista de los 30 finalistas no ha habido ningún jugador español, algo inédito en las últimas dos décadas.

Messi, Pichichi y Bota de Oro de la pasada temporada, ganó la Liga, no pudo llevar al Barça a la final del Metropolitano tras la debacle de Anfield a pesar de ser también el máximo anotador de la competición (12), y cayó en la de Copa contra el Valencia, aunque también marcó en el Villamarín.

Leo se convierte en el jugador con más Balones de Oro de la historia con la media docena de galardones, que le elevan por encima de Cristiano Ronaldo, ausente en París, en ese pulso que han mantenido más allá de la última década y que ahora se desequilibra del lado de Messi. (Por José Félix Díaz para Marca)

MESSI SOBRE CRISTIANO RONALDO: “Por un lado, me gustaba tener cinco Balones de Oro y ser el único. Cuando Cristiano me igualó, admito que me dolió un poco, ya no estaba solo en la cima. Pero en ese momento Cristiano tenía méritos para llevarse el Balón de Oro y yo no podía hacer mucho más. Pero entiendo por qué no lo ganaba yo. No cumplíamos el objetivo de ganar la Champions y esa es la competición que da más oportunidades de llevarse el Balón de Oro. Cuando Cristiano Ronaldo iba ganando los trofeos era porque hacía muy buenas temporadas y ganaba la Liga de Campeones, siendo además determinante”. Así aceptó lo sucedido en 2008, 2013, 2014, 2016 y 2017, cuando CR7 fue ungido como el mejor jugador del mundo.

ADNbaires