Los hinchas argentinos en problemas para viajar a Kazán.

Los transportes, una pesadilla.

302
Compartir

Los vuelos y los trenes para ir desde Moscú están agotados. Y sólo se consiguen entradas en la reventa.

Mientras el dólar sigue preocupando al total de los argentinos por sus subas, los que más lo sufren son los casi 35 mil argentinos en Rusia. Pero a los hinchas de la Selección no sólo les golpea los vaivenes de la economía, sino que un cambio de planes imprevisto hace difícil su andar en aquel país.

Es que la Selección terminó segunda del Grupo D, algo que no había estado en los planes de la mayoría y cuando quedó tan complicada tras Croacia, fueron pocos los “avivados” y optimistas que supieron dar el golpe de timón a tiempo. Por ello, según la información de redes sociales y recopilada por varios medios, muchos intentan sin éxito viajar a Kazán, donde se disputará el encuentro frente a Francia, del próximo sábado.

Dicha ciudad queda a unos 825 kilómetros de distancia de Moscú, pero desde San Petersburgo, último lugar donde jugó la Selección, es aún más lejos: unos 1.500 Km. Los horarios de tren anunciados en Russian Trains estiman entre 11 y 13 horas de viaje desde Moscú y los aéreos son muy caros. Aunque el tema no es el dinero: ambos servicios están agotados. Por eso muchos buscan alquilar autos o pagar un taxi, afrontando gastos superiores a los 500 dólares, unos 14.300 pesos según la cotización de este jueves.

Todo eso sin contar que las entradas están agotadas. Se pueden llegar a conseguir, sí, en la reventa. Pero ahí también hay que hacer cuentas. Es que los tickets que tenían un precio oficial que iba desde los 115 a los 245 dólares, hoy se consiguen en la calle y las páginas de Internet entre 500 y 1000 dólares. Ah, y con el riesgo de que no sean auténticas…

Con más de 1.230.000 habitantes (el 48,6%, musulmanes), Kazán se encuentra ubicada en la ribera oriental del río Volga y es la capital de la república autónoma de Tartaristán, una de las principales productoras de petróleo y gas de Rusia pero, a la vez, permanente mirada de atención para Moscú por un creciente reclamo separatista.

El sábado todas las miradas argentinas estarán puestas en un sitio: el Kazán Arena, un lujoso estadio ubicado a orillas del río Kazanka, inaugurado en 2013, con capacidad para 45.379 espectadores y que es la sede del Rubin Kazan, que disputa la Primera División rusa.

ADNbaires/