Manchester United ganó con un gol cuando el partido había terminado

44
Compartir

Manchester United le ganó esta mañana 3-2 al Brighton, por la fecha 3 de la Premier League, con un gol agónico a los 55 minutos del segundo tiempo. La curiosidad es que ese tanto se produjo después de que el árbitro Chris Kavanagh pitó el final del partido: el VAR lo llamó por una mano en el área y, al ver en la pantalla que había sido penal para el United, tuvo que “volver el tiempo atrás”.

El encuentro, sin dudas, fue emocionante de principio a fin. A los 40 minutos del primer tiempo el Brighton, quien jugó como local, se puso en ventaja con un tanto de Neal Maupay. Pero antes de llegar al descanso, los Diablos Rojos igualaron la historia con un tanto en contra de Lewis Dunk.

Ya en el complemento, United logró el 2-1 a los 10 gracias al festejo de Marcus Rashford. Los locales, en los minutos posteriores, tuvieron varias situaciones claras que no pudieron transformar en gol hasta que llegó el tiempo adicionado: a los 50, con un cabezazo agónico, Solly March colocó el 2-2.

Si bien parecía que no había tiempo para más, e inclusive el juez pitó el final, el VAR se metió para indicarle una mano en el área del Brighton. Del penal se hizo cargo Bruno Fernandes, a quien no le tembló el pulso y le dio el triunfo al equipo de Manchester.

ADNbaires