El DT cerró la etapa regular en el torneo mayor del continente con otro triunfo de Al-Ittihad.

Al-Ittihad, el equipo de Arabia Saudita que dirige Marcelo Gallardo, consolidó este lunes el pase a los octavos de final en la Champions League de Asia, al ganarle al escolta Sepahan, de Irán, por 2 a 1. Así, el entrenador argentino continúa invicto en su aún corta trayectoria al frente del equipo árabe.

El delantero saudí Saleh Al Amri abrió la cuenta a los 14 minutos con un precioso tiro libre desde un ángulo cerrado que entró por el segundo palo. Sin embargo, el iraní Ramin Rezaeian señaló a los 3 minutos de la segunda parte el empate parcial, y el portugués Jota, a los 24, marcó el 2-1 definitivo para Al-Ittihad en el estadio Rey Abdul Aziz, de La Meca.

Con el segundo triunfo consecutivo en la competición, Al-Ittihad alcanzó los 15 puntos y finalizó como líder de su zona, seguido por Sepahan (10). En este encuentro, Gallardo no pudo contar con la principal figura del equipo, el goleador francés Karim Benzema, que sufrió una lesión, ni con el volante N’Golo Kanté, pero sí alineó al volante brasileño Fabinho (ex Liverpool) y al defensor brasileño Luiz Felipe, además de Jota. El DT argentino también reclamó una falta cerca del final del primer tiempo, cuando Abderrazak Hamdallah cayó dentro del área y el árbitro cobró penal, pero luego de revisar la acción el VAR, cambió su decisión y amonestó al delantero por simulación.

Gallardo, el entrenador más ganador en la historia de River, continúa invicto en Al-Ittihad luego de cuatro partidos, con saldo de tres triunfos y un empate. El debut se produjo el 24 de noviembre pasado con un empate 1-1 frente a Al-Ettifaq, por el campeonato saudita, y luego obtuvo victorias ante OKMK, de Uzbekiztán (2-1) y Sepahan (2-1) por la Champions asiática, y sobre Al-Khaleej (4-2), en duelo correspondiente a la Liga Profesional Saudí.

El próximo partido de Al-Ittihad será el jueves próximo, cuando se enfrente con Damac, como visitante, por la decimosexta fecha de la liga saudita. Allí, el equipo del “Muñeco” marcha en la cuarta posición, con 28 puntos, muy lejos del puntero Al-Hilal (41), el equipo dirigido por el portugués Jorge Jesús, y detrás de Al-Nasser (34) y Al-Ahli (30).

Luego de un año sabático, y en su primera incursión luego del histórico ciclo de ocho temporadas que lo tuvo como gran protagonista en River, Gallardo acordó su desembarco en Arabia Saudita con un contrato vigente hasta junio de 2025, con la opción de renovarlo por dos temporadas. “Intentamos dar estabilidad al equipo, darles confianza a los jugadores y no cambiar todos los elementos en el primer partido. Llegué al Al-Ittihad hace pocos días. Trabajaremos para seguir desarrollando el equipo”, había dicho el DT tras su primer encuentro.

Lo concreto es que el ex entrenador de River tiene varios objetivos por delante. Uno, claro, es la Champions League asiática, cuya etapa de eliminatorias comenzará en febrero próximo, y con los mata-mata al mejor de un solo encuentro.

Al-Ittihad, el equipo de Gallardo, continuó con su buen momento en la Champions de AsiaAl-Ittihad, el equipo de Gallardo, continuó con su buen momento en la Champions de AsiaX @Al-Ittihad.

Más cercano es el Mundial de Clubes, con sede en Arabia Saudita. “Dentro de poco tiempo tendremos un desafío que nos pondrá a prueba. Eso está bueno”, se entusiasmó el hombre nacido en Merlo, provincia de Buenos Aires. Justamente, Al-Ittihad abrirá el certamen contra Auckland City, de Nueva Zelanda en el cruce del 12 de diciembre.

En caso de superar ese examen, luego se las verá con Al-Ahly, de Egipto (el viernes 15). Si llega a avanzar otro paso, jugaría una semifinal contra Fluminense (el lunes 18). Y si llegase a dar el golpe y derrota al campeón de Sudamérica, protagonizará la final del Mundial el 22 de este mes, muy posiblemente contra el gran favorito: Manchester City.

Otro objetivo del club de Jeddah, mientras tanto, es reforzar al equipo en la ventana de transferencias de enero. Y el nombre más relevante en esa lista es nada menos que el egipcio Mohamed Salah, a quien ya quisieron este mismo año y por quien ofertaron una montaña de dinero: 230 millones de euros, cifra que hubiera convertido al delantero de 31 años en el jugador más caro de la historia. Tras la negativa de parte de Liverpool, Al-Ittihad volverá en enero a la carga. La apuesta por Mo Salah encaja a la perfección con el estereotipo de jugadores buscados por los sauditas: al igual que Karim Benzema y N’Golo Kanté, dos cracks que ya visten la camiseta amarilla de Al-Ittihad, el delantero egipcio es musulmán practicante. Y cuenta en su palmarés con trofeos de todos los colores (Premier League, Mundial de Clubes, Champions League, entre otros).

(Imagen principal: La celebración en el vestuario de Al-Ittihad, el equipo de GallardoX @Al-Ittihad)

ADNbaires