Por el “baile” del arquero de Australia, cambiaron una regla

16
Compartir

El mundo del fútbol tomó nota del arquero bailarín de Australia y modificó una regla clave para los penales.

Esta semana, Andrew Redmayne estuvo en boca de todos. El arquero suplente de Australia entró para la tanda de penales, luego del empate sin goles ante Perú. Y en esa fase decisiva le contuvo un penal a Alex Valera, haciendo que su país se metiera en el Mundial de Qatar 2022. Pero el golero australiano no fue noticia por su atajada sino por sus insólitos pasos de baile sobre la línea del arco, en la previa de cada disparo, buscando poner nerviosos a los rivales.

¿Su accionar estuvo dentro de las reglas? De momento, sí. Mientras un pie se mantuviera sobre la línea blanca, no había problemas. Pero las cosas cambiarán a partir del 1ra de julio, ya que la IFAB (siglas de la International Football Association Board) modificó el reglamento para la tanda de penales, y el arquero de Sydney FC no podrá volver a repetir su show.

​El ajuste normativo se dio esta semana, el mismo día del partido entre Australia y Perú. La 136° Asamblea General de la IFAB se reunió en Qatar para definir las reglas del fútbol a nivel mundial y sus futuras modificaciones.

Nuevas modificaciones en el reglamento antes del Mundial de Qatar

Nuevas modificaciones en el reglamento antes del Mundial de Qatar.

El ajuste reglamentario sobre la posición del guardameta ya fue aprobado y entrará en vigencia a partir del mes que viene, tanto para las tandas de penales como para la definición desde los doce pasos que se den dentro del tiempo reglamentario o suplementario.

¿De qué se trata? “Anteriormente, el guardameta debía tener al menos parte de un pie tocando o pisando la línea de meta en el momento de ejecución de una pena máxima (ya sea aislada o integrada en la tanda de penales)”, dice el comunicado oficial emitido por la asociación.

Entonces, si el arquero tenía un pie “por delante de la línea de meta” y otro “por detrás” de la línea de cal “se consideraba infracción técnica”. Incluso si no se conseguía ventaja ilegítima contra el rival. Pero ahora todo será distinto.

El arquero se convirtió en un ídolo del país oceánico. Foto: Karim Jaafar/AFP.

El arquero se convirtió en un ídolo del país oceánico. Foto: Karim Jaafar/AFP.

Con la reformulación, el portero deberá “posicionar ambos pies en contacto directo con la línea de meta o directamente por encima de ésta hasta que se ejecute la pena máxima”. El documento oficial finaliza: “Dicho de otro modo, el guardameta no podrá situarse ni por delante ni por detrás de la línea de meta”.

Las reglas actuales se mantendrán vigentes hasta el 30 de junio. En tanto, la variante comenzará a contar de manera oficial a partir del 1 de julio. Así, el semestre mundialista empieza con una gran modificación en el juego que deberá ser tenida en cuenta por todos los porteros del mundo. Habrá que ver qué efecto tiene en los jugadores.

La asociación con sede en Zúrich, Suiza, también aclara que no será sancionado tener un pie por detrás de la línea de meta al momento de la ejecución del tiro penal.

De esta manera, el show del portero australiano no volverá a repetirse nunca más. Y difícilmente se vean en el futuro más arqueros bailarines. El último será Redmayne, el mismo que impulsó los cambios de reglamento.

La polémica actitud antideportiva
Tras la clasificación Redmayne fue recibido como un héroe en Australia por su atajada del penal de Alex Valera, que dio a Australia la victoria por 5-4 en los penales el lunes en Doha. Pero horas después salieron a la luz unas imágenes en las que el guardameta, que había entrado desde el banquillo para el desenlace en penales, aparece lanzando una botella del arquero peruano Pedro Gallese.

Presumiblemente la botella contenía un papel en el que se indicaba por dónde podrían lanzar los penales los australianos.

“Sí, eso ocurrió, hablamos de ello”, confesó Redmayne a los periodistas luego de aterrizar en suelo australiano.

“Sé todo lo que significa para los chicos así que era como matar o morir, así que aproveché mi momento”, añadió. “Si tuviésemos notas en nuestra botella y alguien la veía, la habría lanzado lejos”.

Redmayne no solo será recordado por sus clásicos bailes. El arquero reconoció acciones muy polémicas que lo tuvieron como protagonista. ¿Qué fue lo que pasó? El australiano, no bien se dio cuenta de que el arquero peruano Pedro Gallese, tenía el clásico “papelito” con información de los pateadores en la botella de agua, aprovechó un momento de distracción del rival y le tiró todo atrás de los carteles de publicidad del estadio.

“Si tuviésemos notas en nuestra botella y alguien la viese, la habría lanzado lejos”, explicó, como si esa acción justificara todo. Y agregó: “Era a matar o morir”.

Andrew Redmayne, el arquero de Australia, tiró la botella de Pedro Gallese con las anotaciones. Y fue por más.

“Probablemente se estaban preguntando: ‘¿Por qué metió a este tipo? Tiene que ser bueno’. Tal vez esa fue la razón por la que ese remate dio en el poste. Es un esfuerzo mental del 1% para molestar a los lanzadores de penales de Perú. Fue un riesgo, pero funcionó”, reconoció, en referencia al remate de Luis Advíncula, visiblemente desconsolado, al punto tal de anunciar que abandonará su selección.

“No soy un héroe, sólo cumplo mi rol, es un esfuerzo en equipo”, no dudó en afirmar el arquero australiano, el mismo que inspiró los nuevos cambios en el reglamento. El mismo que se vistió de héroe para llevar a Australia a su quinta participación consecutiva en una Copa del Mundo.

ADNbaires