River es finalista y Gallardo recibió una sanción muy leve.

El fallo de Conmebol desestimó el reclamo de Gremio y consideró las disculpas del Muñeco.

23
Compartir
River Plate le gano 2 a 1 a Gremio de Porto Alegre con goles de Borre y el Pity Martinez logrando el pase a la final de la Copa Libertadores. Marcelo Gallardo luego del partido. 30.10.2018 Foto. Maxi FaillaRiver Plate le gano 2 a 1 a Gremio de Porto Alegre con goles de Borre y el Pity Martinez logrando el pase a la final de la Copa Libertadores. Marcelo Gallardo luego del partido. 30.10.2018 Foto. Maxi Failla

Se confirma la superfinal. 

En el Monumental, River ingresó tarde a jugar el segundo tiempo frente a Gremio y, por tratarse de una reincidencia, la Conmebol suspendió a su técnico, Marcelo Gallardo, impidiéndole tomar contacto con los jugadores y sentarse en el banco de suplentes en Porto Alegre.

El Muñeco cumplió a medias: se sentó en un palco del Arena do Gremio y desde allí observó el partido. Sin embargo, en el entretiempo bajó al vestuario para hablar con sus futbolistas porque lo necesitaban, según contó. La TV brasileña captó ese momento y un veedor de la Conmebol lo vio. Para ese momento, el entrenador ya sabía que se vendría una sanción. Y, poco después, se enteró de que Gremio iba a pedir los puntos y la clasificación a la final que perdió en la cancha al caer 2-1, tras el 1-0 de la ida.

Por eso, Gallardo presentó su descargo a través de una carta que River envió a las oficinas de la Conmebol en Asunción. Pero no se quedó ahí, horas antes de que el organismo que rige el fútbol sudamericano informara su fallo, el Muñeco dio una conferencia de prensa en la que pidió disculpas, pero sostuvo que no se había tratado de un acto de indisciplina, sino de “un acto impulsivo”. Fue justo antes de hacer una videoconferencia con los dirigentes sudamericanos que estaban en Paraguay.

La Conmebol lo escuchó y lo que se preveía que sería una dura sanción de más de seis meses finalmente mutó en apenass tres partidos sin dirigir. El Muñeco se perderá la serie definitoria ante Boca.

¿Qué pasará si River gana la Copa Libertadores? Gallardo podrá dirigirlo en el Mundial de Clubes, una competencia que organiza la FIFA, porque la Conmbol decidió no extender la sanción al ámbito mundial pese a que se lo permite el artículo 80 del Reglamento.

“Cuando la infracción cometida se califique de grave, particular aunque no exclusivamente se trate de intentos de influir ilícitamente en los resultados de partidos, corrupción, conducta incorrecta frente a los oficiales de partido, la Conmebol solicitará a FIFA la extensión al ámbito mundial de las sanciones que hayan impuesto”, dice la reglamentación en la que decidió no ampararse la Conmebol.

El pedido de Gremio no prosperó
Gremio había solicitado que se le diera por perdido el encuentro a River, apelando a una interpretación bastante laxa de distintos artículos del Reglamento General de la Copa Libertadores y del Reglamento Disciplinario. Sin embargo, la Conmebol denegó el pedido y así confirmó que Boca y River serán los protagonistas de la final.

“Esperamos que nos garanticen el 3-0 para pasar a la final de la Copa Libertadores. Tenemos pruebas de sobra con imágenes y audios de la entrevista del técnico de River. El propio presidente de Conmebol me contó que quiere mejorar la imagen”, había dicho Romildo Bolzan Jr, presidente del club de Porto Alegre.

Los brasileños se apoyaban en que Gallardo había incumplido con lo escrito y había fundamentado su reclamo en los artículos 176 del Reglamento General de la competición y los artículos 19, 56 y 76 del Reglamento Disciplinario. (Foto: Marcelo Gallardo recibió una sanción leve. Maxi Failla)

ADNbaires