Scaloni y Messi le hablaron al plantel. ¿Lavado de cabeza?

El técnico resolvió realizar cuatro cambios.

49
Compartir
Copa America Brasil 2019 Belo Horizonte Entrenamiento de la seleccion argentina en el predio Cidade do Galo de Belo Horizonte previo al partido contra Paraguay Foto Juano Tesone / enviado especial Scaloni

La Selección y una cumbre de 40 minutos con muchos gestos y tonos enérgicos que sirvió para aclarar algunas cuestiones
¿Qué fue lo que se habló largo y tendido tras el último entrenamiento en Cidade do Galo?

Lionel Scaloni y su cuerpo técnico suelen reunir a todo el plantel antes y después de los entrenamientos para fijar conceptos, trasladar ideas e intercambiar opiniones con los propios jugadores. Se trata de abrir el juego y alimentar un feedback que fortifique la relación de esta nueva Selección que busca ir armándose ladrillo a ladrillo partiendo de una base sólida.

Después del último ensayo antes del choque trascendental contra Paraguay, donde el entrenador probó los cambios que tenía en mente desde la noche anterior, hubo una nueva cumbre. Pero no fue una más. En los primeros 15 minutos abiertos a la prensa sólo se pudieron observar los típicos ejercicios de entrada en calor en el predio del Atlético Mineiro, llamado Cidade do Galo. Luego de eso, ya a puertas cerradas, se vino la prueba de la formación. Y al finalizar, se produjo la charla en conjunto, todavía sobre el césped, que duró unos 40 minutos.

Las cámaras de televisión llegaron a tomar imágenes a la distancia -desde una zona externa al predio- y allí se pudo observar, a puro zoom, una conversación tan fluida como intensa entre Scaloni y sus dirigidos. Muchos gestos con las manos. El entrenador tuvo un ida y vuelta con Lionel Messi (por momentos tomándolo del brazo para enfatizar lo que le estaba diciendo) y el capitán dijo lo suyo también.

El resto de los compañeros miraban. Lo mismo el cuerpo técnico, que escuchaba con atención.Sergio Agüero, que comenzó en la ronda detrás de Juan Foyth, luego también pidió la palabra e intercambió diálogo con el DT, mientras Messi escuchaba y jugaba revoleando un botín con su mano derecha. Angel Di María y Nicolás Otamendi también dijeron lo propio. El tono de la conversación fue enérgico.

¿Qué se dijeron? “Lo que charlamos queda en el grupo. Hablamos cosas futbolísticas, de corregir los errores que se cometieron”, contó Foyth, quien acompañó al entrenador a la conferencia de prensa del día previo al partido. Scaloni agregó: “Hablamos de la unión del grupo, de que todavía hay tiempo para nosotros en esta Copa. Es fundamental que los jugadores se expresen, que hablen. Y eso hicieron hoy. La reunión fue positiva”.

Según pudo saber Clarín, es cierto, la reunión terminó siendo positiva y se comenzó hablando de cuestiones futbolísticas. Pero también los futbolistas aprovecharon para expresar algún malestar porque se enteraron primero por trascendidos periodísticos la noche anterior de los cambios que haría -y terminó haciendo- Scaloni en la práctica.

“Estos pibes son de sumar más allá de alguna bronca. Son los primeros en querer que les vaya bien”, desliza una voz que conoce de cerca a los referentes del plantel celeste y blanco. La cumbre en Cidade do Galo sirvió para aclarar ciertas cuestiones que no gustaron y mirar hacia adelante. (Por Nahuel Lanzillotta, enviado especial de Clarín // Foto: Cara a cara. El plantel habló largo y tendido con el cuerpo técnico sobre el final del entrenamiento en Cidade do Galo. Foto Juano Tesone / enviado especial)

CUATRO CAMBIOS

Algo se olfateaba en el Hotel Hilton Garden Inn donde se hospeda la Argentina en esta ciudad del Estado de Minas Gerais este lunes. El entrenador estaba con la idea de mantener una base del equipo y hacer algunos cambios fuertes. Y lo hizo. Con sus decisiones, emitió un claro mensaje. Sacó del equipo a Sergio Agüero y a Angel Di María, dos históricos, aunque de bajo rendimiento el sábado con Colombia, sobre todo el de París Saint Germain. En sus lugares colocó a Lautaro Martínez, quien venía sumando muchos puntos en las prácticas, y a Rodrigo De Paul, que había entrado bien en lugar de Fideo en el entretiempo en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía.

Pero no se quedó ahí. Hubo otras dos modificaciones. Una en la defensa. La inclusión de Milton Casco por Renzo Saravia en el lateral derecho. Y la otra en el mediocampo: Roberto Pereyra por Guido Rodríguez.

ADNbaires