¿Se suspende la doble fecha de Eliminatorias?

No hubo acuerdo y la decisión se dilata.

25
Compartir

Ante las medidas restrictivas que rigen en Europa por una nueva ola de coronavirus, los clubes podrían no ceder a los futbolistas. En Sudamérica hay posturas enfrentadas.

Los 10 presidentes de las asociaciones miembro de la Conmebol mantuvieron este viernes una reunión virtual con representantes de la FIFA (no estuvo el presidente suizo Gianni Infantino), en la que pretendían resolver si se juega o no la ventana de partidos correspondientes a la quinta y sexta fechas de las eliminatorias sudamericanas, previstos entre el 26 y 30 de marzo. Pero no llegaron a buen puerto y la decisión deberá esperar.

Este sábado el mandamás de la FIFA buscará limar asperezas ya que no hay una postura común dentro de Sudamérica: desde Brasil ya advirtieron que no quieren jugar si hay restricciones en la cesión de futbolistas desde el Viejo Continente; Argentina, menos perjudicado, daría el visto bueno para que se juegue.

Fue realizada una sesión de trabajo de la FIFA, CONMEBOL y asociaciones miembro sobre la fecha de marzo de las Eliminatorias. La FIFA se comprometió a seguir buscando una solución al impasse surgido ⬇️

El principal obstáculo para la realización de esos encuentros está ligado al crecimiento de casos de coronavirus en Europa y las consecuentes medidas restrictivas planteadas especialmente en países como Alemania, Inglaterra y España, que se sumó en las últimas horas, dado que en los dos primeros proponen ingresar a los futbolistas cedidos a las selecciones sudamericanas a cuarentenas de 10 días cuando regresen al Viejo Continente.

Esto provocó la inmediata reacción de los clubes europeos, quienes en Alemania e Inglaterra ya se manifestaron en contra de ceder a sus futbolistas, porque ello provocaría que al retornar se quedarían esos 10 días sin poder competir, ya no solamente en las ligas locales sino también en la Champions League.

De hecho el que puso el grito en el cielo en las últimas horas fue el propio entrenador del Liverpool inglés, el alemán Jurgen Klopp, quien pidió públicamente que los clubes de Europa no cedan sus jugadores a las selecciones de Sudamérica.

Ante este panorama, la Conmebol se movilizó rápidamente para volver a poner sobre la mesa el mismo argumento utilizado para las jornadas anteriores, cuando los europeos también eran reticentes a ceder a sus futbolistas.

En aquella oportunidad hubo dos ventanas durante octubre y noviembre de 2020 y desde la Conmebol se diagramó una burbuja con corredor sanitario incluido, por lo que aquellos jugadores convocados viajaron en vuelos privados desde y hacia Europa, y permanecieron aislados en sus respectivas concentraciones durante los días de permanencia en Sudamérica. Además, también volaron en chárter durante los traslados internos.

Con ese argumento en la mano el presidente de Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, respaldado por los miembros de todas las asociaciones sudamericanas, presentó este viernes ante la FIFA las garantías necesarias para que los clubes de Europa cedan con tranquilidad a sus futbolistas citados.

Pero la postura del Viejo Continente sigue firme. Y allí aparece un nuevo problema.

Si no viajan los futbolistas sudamericanos que juegan en la Premier League y en la Bundesliga, Brasil sería el seleccionado más perjudicado. por eso no quieren saber nada con jugar las fechas pese a todo. En este sentido, la Argentina no se vería tan perjudicada ya que sus mejores figuras se desempeñan en las ligas españolas e italianas que, hasta el momento, no objetaron las cesiones.

Si se juega en tiempo y forma, Argentina enfrentará el viernes 26 a Uruguay en el estadio Madre de Ciudades, de Santiago del Estero, que terminó de construirse en mayo de 2020 y fue inaugurado el jueves con el encuentro por la Supercopa Argentina entre River y Racing que consagró a los de Marcelo Gallardo.

En la fecha siguiente los dirigidos por Lionel Scaloni, que desde el martes está en Argentina y planea dar la lista de convocados entre domingo y lunes próximos, visitarán al líder de la competencia (Argentina es escolta), Brasil, en la ciudad norteña de Recife.

Pero si por caso la fecha se postergara, ya no podría jugarse hasta el segundo semestre de este año, dado que entre el 11 de junio y el 11 de julio próximos se estará disputando en el país y en Colombia la Copa América y no hay fechas FIFA previstas antes del sexto mes del año. (Imagen: Messi, en acción en el triunfo de la Selección en Perú; Argentina es escolta en las eliminatorias sudamericanas. Foto: REUTERS)

ADNbaires