Simone Biles, la gimnasta con 5 títulos mundiales.

31
Compartir

En la prueba All Around, la deportista estadounidense volvió a destacarse y ganó la medalla número 22 de su carrera en Mundiales.

Simone Biles sigue agregando capítulos a su gloriosa carrera. Es que después de convertirse en la máxima ganadora de medallas en la historia de los Mundiales de gimnasia artística con 21 podios, superando el récord que tenía en su poder la rusa Svetlana Khorkina, el ícono de la disciplina en el mundo entero volvió a destacarse en una nueva jornada del Mundial que se está llevando a cabo en la ciudad de Stuttgart, Alemania.

En lo que fue la prueba All Around, competencia que nuclea la sumatoria de puntos de los cuatro aparatos en los que compiten las mujeres, Biles volvió a marcar una clara diferencia a su favor: después de superar la rotación en todos los elementos, finalizó con una puntuación total de 58.999 unidades para lograr su título número 16 en su historial mundialista. En el segundo lugar de la prueba individual finalizó Xijing Tang, de China, con 56.899. En la tercera colocación terminó la rusa Angelina Melnikova, que logró 56.399.

La gimnasta estadounidense, que tendrá como próximo objetivo volver a destacarse en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, logró la mejor puntuación de la competencia en tres de los cuatro aparatos. En salto, que fue su primer rotación, sumó 15.233 -fue su mejor puntuación-. A continuación compitió en barras asimétricas donde los jueces le otorgaron 14.733.

En viga, Biles volvió a completar la salida utilizando uno de los dos nuevos movimientos que impulsó en el Mundial. En el momento definitivo del ejercicio sobre la barra de equilibrio, concluyó con una doble mortal hacia atrás con dos giros que requiere una rotación de 720 grados por parte de la atleta, la acción que denominó Biles I. La puntuación que le dieron fue de 14.633.

Ya en la prueba de suelo, la última para ella y con la que confirmó su condición de campeona mundial, también utilizó el Biles II -una triple doble mortal- en el medio de su ejecución. Antes de salir a escena, Simone sabía que tenía que sumar más de 12.000 para quedarse con el título, y el resultado fue más que holgado: los jueces la puntuaron con 14.400 para confirmar su nueva consagración.

Con 1,42 metros, Biles comenzó a dominar la gimnasia artística mundial hace seis años, precisamente en el Mundial 2013 que se llevó a cabo en Amberes, Bélgica. En dicho torneo sumó dos medallas de oro, una de plata y otra de bronce. Una año más tarde, en Nanjing, la nacida en Ohio ganó cinco medallas, misma cantidad que en Glasgow 2015. Después de su estreno olímpico en Río 2016 sumó otros cinco podios -fueron cuatro las doradas- el año pasado en el Mundial de Doha.

Con el título por equipos para Estados Unidos, más este en la prueba individual, el futuro cercano para Simone Biles le dará la chance de ganar más medallas. El sábado será el turno de la última jornada para las mujeres en Stuttgart, día en el que se realizarán las finales por aparatos.

ADNbaires