Tragedia en Flamengo: murió el arquero de la Sub 15 de Brasil.

Fue la primera víctima identificada tras el incendio. Cristian Esmério tenía 15 años.

28
Compartir

Cristian Esmério, arquero de la selección sub 15 de Brasil y una las promesas más importantes que tenía Flamengo en sus divisiones inferiores, fue la primera víctima fatal identificada tras el terrible incendio que se produjo en el predio del club en las afueras de Río de Janeiro y que provocó la muerte de 10 personas y al menos tres heridos de gravedad. 

La noticia del incendio en el predio Ninho do Urubu de Flamengo sacudió al fútbol brasileño en la madrugada del viernes, un día después del fuerte temporal de lluvia y viento que había afectado a la ciudad de Río de Janeiro y también había terminado en tragedia, con al menos seis muertos.

Si bien todavía se investigan las causas del incendio, las primeras investigaciones afirman que se originó en una de las habitaciones del complejo en el que se concentran las divisiones juveniles del poderoso club carioca.

Entre las 10 víctimas fatales, 6 eran futbolistas juveniles del club y los otros 4 eran empleados que trabajaban en el lugar.

El primer cuerpo en ser reconocido fue el del arquero Esmério quien en diciembre de 2018 había sido convocado a las sub 15 y en enero de este año fue citado a la sub 17. Según afirman en Brasil era una de las máximas promesas del Flamengo y del arco brasileño.

Esmério había tenido una actuación muy destacada en la Copa Nike que Flamengo ganó en abril de 2015 y en la que el arquero atajó un penal decisivo en semifinales.

“Es la mayor tragedia” en la historia del club brasileño”, afirmó el presidente del club Rodolfo Landim.

Y agregó: “Estamos todos consternados. Es la mayor tragedia que haya vivido el club en 123 años”.

A la espera del reconocimiento de todas las víctimas fatales ya se difundieron los datos de los tres heridos, identificados según la publicación de ‘O Globo,como Cauã Emanuel Gomes Nunes, de 14 años; Francisco Diogo Bento Alves, de 15; y Jonathan Cruz Ventura, de 15. Este último es el más grave, con el 40 por ciento de su cuerpo quemado.

El predio Ninho do Urubu -como se hizo popularmente conocido Centro de entrenamiento presidente George Helal- fue construido en 2014 y es utilizado por el equipo de fútbol profesional del Flamengo y por sus categorías menores. Y en los Juegos Olímpicos de 2016 fue la casa de la Selección Argentina de fútbol que dirigió el Vasco Olarticoechea.

“El Flamengo está de luto”, tuiteó el club sobre una imagen de fondo negro, en medio de expresiones de solidaridad del mundo el deporte.

Además, el jugador del Real Madrid Vinicius Junior, que se formó en las inferiores del Flamengo, también lamentó lo ocurrido: “íQué noticia triste! Oremos por todos. Fuerza, fuerza, fuerza”.

“íSe me eriza la piel al recordar todas las noches que pasé en el centro de entrenamiento! Todavía no creo [lo que ocurrió]”, añadió el jugador de 18 años.

También se sumó Zico, máxima gloria de la entidad, quien pidió que se investiguen las causas del tremendo hecho hasta las últimas consecuencias.

En el plano deportivo quedó postergado el encuentro que debía jugar Flamengo ante Fluminense, el clásico de la ciudad, este sábado por las semifinales de la Copa Guanabara.

ADNbaires