Axel Kicillof les puso presión a Martín Guzmán y a Alberto Fernández

Pidió “revisar la estrategia” con el FMI.

23
Compartir

El gobernador de Buenos Aires cuestionó la postura del Fondo en las negociaciones. La respuesta del ministro de Economía.

Tras la presentación del presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, frente a gobernadores sobre los avances de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, Axel Kicillof tomó la palabra para criticar a los dirigentes de Juntos por el Cambio, habló de “bomba atómica” y les puso presión al Gobierno para el acuerdo. Guzmán le contestó.

“Es importantísimo conocer esta información para todos los que tenemos responsabilidad de gobierno en estos dos años. Lo es para todo el país y para todos aquellos que se llenan la boca con posiciones o informaciones absolutamente falsas. Esta reunión es importantísima y atañe a los ejecutivos provinciales”, destacó el gobernador bonaerense, que tomó la palabra después del gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

El ex ministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner criticó al gobierno de Mauricio Macri: “Devaluar, permitir salida de capitales y subir tasa de interés es un cartel que dice ‘Vengan a timbear a la Argentina’. Avisamos que iba a tener estos resultados”.

“Para mí, un crédito excepcional, además fallido y fracasado, un desastre, una bomba atómica. Necesita soluciones también excepcionales. No hay buen acuerdo, decía Martín, hay mejor acuerdo posible. Eso requiere que el propio FMI y la oposición ayuden a buscar esa solución”, continuó Kicillof.

Y agregó: “Si el mismo Fondo nos trata, con la misma filosofía, de imponer esto y con el poder de veto y con la capacidad de votos de algunos países es lo único que va a aceptarse, creo que también estamos ante una dificultad que merece un tratamiento profundo y mucha unidad nacional”.

“No puede ser que un crédito mal otorgado, probablemente de manera ilegal, fuera del estatuto, desmesurado y fracasado, ahora nos lleva a una apariencia de solución donde la propia dureza la misma línea del Fondo nos va a llevar al mismo tipo de fracaso”, siguió.

“Hace falta recordarlo porque hoy algunos de los responsables están ausentes en esta mesa, donde tratamos de solucionar los problemas que generaron, amplificaron, y que hoy después de tirar la piedra esconden la mano”, lanzó en una fuerte crítica a los gobernadores opositores Gustavo Valdés, Rodolfo Suárez y Horacio Rodríguez Larreta que habían adelantado que no irían al encuentro en Casa Rosada. La Ciudad fue la única que no envió representante.

Entre los opositores que tampoco participó de la reunión aparece Gerardo Morales, presidente de la UCR y gobernador de Jujuy, que este miércoles adelantó que la semana próxima sí estaría en el encuentro con Nación.

Sin embargo, Kicillof dejó una advertencia al Presidente: “Me temo, Alberto, que están planeando no acompañar cualquier acuerdo, porque ni siquiera acompañaron el presupuesto, que formaba parte de los hitos para llegar a un acuerdo con el FMI. Institucionalmente me parece gravísimo”.

“No vinieron al Congreso cuando tomaron el crédito y ahora se quejan de que hacemos más reuniones de las que creen convenientes. Como si alguien estuviera exento o pudiera hacerse el distraído”, agregó el mandatario provincial.

“No le dieron la palabra nunca a una oposición que, lamentablemente, este pronóstico de obvia ocurrencia se cumplió, no estamos contentos porque produjeron un desastre con el sobreendeudamiento privado y después yendo al FMI”, dijo Kicillof.

Al analizar el juego de poder dentro del organismo de crédito, aseguró: “El FMI puede tener distintas caras pero se muestra que los que mandan son siempre los mismos, en particular EEUU”.

Por último pidió “revisar la estrategia” de negociación. “Por eso creo que la cuestión geopolítica es importantísima en esto. Es muy complejo y muy compleja la situación, se hizo un gran trabajo para lograr un acuerdo en plazos más largos, cosa que el FMI aún no acepta. Sin sobretasas, cosa que el FMI aún no acepta, el viejo FMI, ninguna novedad. Y además nos piden ajuste”.

Y cerró: “En ese sentido, cabe revisar la estrategia si este es el cuadro. En qué casillero estamos hoy para obtener lo que vos decías, Alberto, el mejor acuerdo posible que nos permita crecer, redistribuir y salir no solo de la pandemia, sino de los cuatro años de crisis anteriores”.

Una vez que terminó Kicillof, Guzmán le contestó: “Un punto particular sobre el tema de la estrategia. Hay que entender cómo funcionan las relaciones de poder y diseñar una estrategia que sea la más efectiva dentro del cuadro de relaciones de poder. Los rivales juegan, esa es la situación que se vive. Se puso a Argentina en una posición de debilidad cuando se acudió al Fondo en 2018”, señaló el ministro de Economía.

Y agregó: “Nosotros buscamos ir construyendo fortaleza. A veces las cosas se alargan, justamente porque hay relaciones de poder que son, para una nación que acude al FMI, adversas. Las naciones avanzadas, fuertes, no acuden al FMI. Es ese el campo en el que toca negociar. Vos de eso conocés, porque has participado en negociaciones. Nosotros estamos dando pasos muy importantes, para potenciarlos requiere poder tener un mayor apoyo de todo el arco dirigencial y que la Argentina funcione como un Estado nación más fuerte. Y hay que estar a la altura de las circunstancias y actuar con responsabilidad, entendiendo qué implica para toda nuestra población lidiar con esta deuda de alrededor de 45 mil millones de dólares con el FMI”.

Qué presentó Guzmán
El ministro de Economía, Martín Guzmán admitió que no hay acuerdo con el Fondo sobre el “sendero fiscal” del país y que eso está trabando las negociaciones.

El presidente Alberto Fernández, quien acompañó la exposición del ministro, señaló: “Para nosotros la palabra ajuste está desterrada en la discusión con el FMI”. También aseguró que no habrá “tarifazos”.

“Claramente esta situación de los próximos años, pagos programados al FMI, no es sostenible. Se tomó una deuda a pagar en un plazo que solo podía pagarse si se daba lo que sostenía al tomarla: un shock de confianza en privados y que iban a traer financiamiento a la Argentina. Sabemos que nada de eso sucedió. Al contrario, la situación económica empeoró profundamente”, señaló el ministro.

Sobre las negociaciones, aseguró que el punto en el que no hay acuerdo es el aspecto fiscal. “El sendero fiscal es el punto donde hoy no hay acuerdo con el FMI”, indicó.

Y agregó: “Ha habido una reducción del déficit sobre la base de recuperación económica, con más recaudación. Se logró una política fiscal contracíclica, que contribuyó a la recuperación económica y a bajar el déficit primario. Se plantea ordenar esto de manera gradual, que el Estado pueda llevar adelante políticas públicas que den más dinamismo productivo”.

Según la lista difundida por el Gobierno, participaron del encuentro de forma presencial 12 mandatarios provinciales: Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa).

También Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Óscar Herrera Ahuad (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Arabela Carreras (Río Negro), Omar Perotti (Santa Fe) y Osvaldo Jaldo (Tucumán).

Alberto Rodríguez Saá, Alicia Kirchner y Gerardo Zamora participaron de forma remota. El resto de los mandatarios, salvo Horacio Rodríguez Larreta, enviaron representantes.

(Imagen: Martín Guzmán expone. A su lado escucha Axel Kicillof. Foto: Juan Manuel Foglia)

ADNbaires