Detalles del probable acuerdo con el FMI según Jorge Lanata

9
Compartir

En Periodismo para todos, Lanata advirtió que el convenio comenzó durante el G-20 y que hay varios puntos en los que todavía no lograron ponerse de acuerdo.

Durante la última emisión de Periodismo para todos (PPT), Jorge Lanata reveló parte de los términos de la negociación del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Así, advirtió que el convenio comenzó en el encuentro del G-20 en Roma, en octubre pasado, cuando la delegada del FMI, Julie Kosack, le entregó una hoja de ruta al ministro de Economía, Martín Guzmán, con el objetivo de avanzar en la negociación.

Según el informe de PPT, uno de los temas más importantes a discutir en el proceso será el del crecimiento. Si bien el FMI calcula que la Argentina creerá 2,5%, ya que considera que el país no cuenta con la cantidad de dólares suficiente para financiar un crecimiento que supere el 2,5%.

En cambio, el Gobierno está convencido de que alcanzará el 4%. Entonces, Lanata precisó que, con un crecimiento menor la recaudación sería menor. De esta forma, el ajuste debería ser de $2700 millones de dólares más que el que busca conseguir Guzmán.

Además, tampoco hay acuerdo sobre el nivel de déficit. Mientras que el FMI exige un máximo de 2,5% y llegar a un déficit de 0 en tres años, el Gobierno propone, en contraposición, un 3,3%. En ese caso, el ajuste adicional para alcanzar ese déficit sería de $3600 millones de dólares. Ambos ajustes adicionales suman $6300 millones de dólares.

Compensarlos, conforme a lo revelado en PPT, dependerá del ajuste de las tarifas. También plantearon que el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, cuenta con un plan de segmentación de las tarifas que implicaría un aumento de menos del 10% para quienes tienen la tarifa social.

Sin embargo, para el resto de los ciudadanos, la tarifa se regularía en función de tres variables: ingresos del titular del servicio, valor del inmueble, y nivel de consumo.

Asimismo, en PPT detallaron que el FMI no puso condiciones para eliminar el cepo, pero sí plantó exigencias de acumulación de reservas. Eso requerirá un salto devaluatorio y tendrá un impacto en la inflación, que podría elevarse al 62%.

Tampoco están en sintonía respecto a la forma de pago de la deuda. El FMI acepta que los primeros cinco años sean de gracia y los vencimientos se acumulen entre 2028 y 2032. Sin embargo, la negociación de Guzmán busca insistir en llevar el acuerdo a 20 años, algo que el FMI ya rechazó. La propuesta de Guzmán es pagar anualmente $4500 millones de dólares por año a partir del 2028 y un pago final de $25.000 millones de dólares en el año 10, cuando finaliza el acuerdo. De acuerdo con el informe de Lanata, la Argentina busca que cuando llegue ese momento se renegocie la mitad del crédito.

ADNbaires