Deuda externa: hubo acuerdo con los bonistas.

174
Compartir

El Gobierno mejoró la oferta y finalmente ambas partes decidieron dar por cerradasla negociación. Faltan sólo detalles técnicos.

Desde el mediodía las versiones se habían hecho cada vez más fuertes y llevaron a que los ADR argentinos rebotaran y subieran hasta 12%. Habría modificaciones en los plazos de pagos que hicieron mejorar la oferta hasta un poco arriba de los 54 dólares.

A casi ocho meses de haber asumido, el Gobierno de Alberto Fernández alcanzó un acuerdo de deuda bajo legislación extranjera por unos US$ 64.800 millones. Los cambios introducidos a la última oferta implicarían modificación en las fechas de pago, por lo que el valor de la propuesta superaría por poco los 54 dólares. El arreglo fue confirmado a Clarín por fuentes oficiales, de los bonistas involucrados en la negociación y del mercado financiero con acceso al proceso de negociación.

El Gobierno espera tener cerrado los detalles en las próximas horas para luego anunciarlo. Esta oferta sería la quinta desde el Gobierno argentino, luego del inicio formal de las negociaciones con los acreedores privados de deuda a fines de abril.

Tras un valor presente neto inicial de unos 39 dólares, la mejora treparía ahora hasta un poco arriba de los 54 dólares. Los bonistas, en su última contrapropuesta, pedían 56, 6 dólares, que ahora estarían dispuestos a resignar en parte.

La primera oferta del Gobierno había sido rechazada por el 85%. La cuarta solo había recibido el 35% de adhesiones, tal como informó en exclusiva Clarín. Justamente, para evitar el fracaso total de las negociaciones, es que durante el fin de semana el Gobierno decidió mejorar la oferta para cerrar trato. Los bonistas cedieron también un poco de terreno en sus pretensiones.

Para lograr el acuerdo de los acreedores, se introdujeron leves pero decisivas mejoras en la letra chica legal. También se habla de modificaciones en los plazos de pago de alguna serie de bonos, y también en la amortización (pago de capital) de los mismos.

Las acciones argentinas que cotizan en Nueva York mostraron una fuerte tendencia positiva pasadas las 14 horas, tras instalarse en el mercado financiero la versión de que el Gobierno y los bonistas se habrían puesto de acuerdo en el valor de oferta y así cerrar exitosamente la operación de canje de deuda en dólares emitida bajo ley extranjera.

Con los trascendidos, se produjo un fuerte cambio en las tendencias de los precios de bonos y acciones. Los papeles de Galicia, Macro y Pampa, los más líquidos en Nueva York, habían arrancado el día con bajas de hasta el 2%, pero a las 14.30 hora argentina mostraban subas que se consolidaron hacia el cierre, con mejoras del 10 al 12%. EL riesgo país, que había subido hasta 2% en el arranque del día, terminó desplomándose un 6%.

En Economía mantenían total hermetismo.

Las versiones indican que el punto de encuentro entre deudor y acreedor se había fijado en un valor de la oferta, medida en valor presente neto, de 54,3 dólares, es decir un dólar por encima del último valor ofrecido por la Argentina.

Esa mejora surgió después de que se filtrar la información de que la oferta anterior, de 53,3 dólares, había alcanzado solo el 35% de las adhesiones.

También se discutían cuestiones legales vinculadas a las clausulas de acción colectiva (CAC) y su manipulación por parte del Gobierno, para lograr cumplir con dichas exigencias.

El camino al acuerdo
La Argentina había presentado ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) la cuarta propuesta a los bonistas a principios de julio. Esa oferta fue rechazada por los grandes fondos de inversión, como el poderoso BlackRock, nucleados en los grupos Ad Hoc, Tenedores de Bonos de Canje y el Comité de Acreedores.

Los tres grupos presentaron en conjunto una contrapropuesta, que llevó el valor a los 56,6 dólares, y aseguraron tener, al menos, la mitad de los bonos que entran en este canje de deuda.

El equipo de Martín Guzmán había incluido en la última oferta el umbral mínimo de participación: este implicó que se debía contar con el 50% de aceptación del canje para que la operación sea válida.

Con la oferta en 53,3 dólares, que fue la que puso sobre la mesa el Gobierno de Alberto Fernández a principios de julio, hasta el viernes pasado habría logrado una aceptación del 35%, según publicó Clarín, insuficiente para llegar a cerrar el canje.

Por ahora faltan cerrar los detalles de la propuesta que la Argentina mejoró, pero las fuentes oficiales consultadas confirman que se llegó a un acuerdo. (Imagen de archivo: el presidente Fernández y el ministro Guzmán)

ADNbaires