El BID descartó aprobar financiamientos automáticos para la Argentina

23
Compartir

Mauricio Claver-Carone, titular del Banco Interamericano de Desarrollo, apuntó al “tumultuoso historial financiero” del país y afirmó que no están dadas las condiciones para avalar créditos sin análisis.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, descartó que el organismo tenga planeado desembolsar créditos automáticos a la Argentina, y criticó duramente la transparencia de país en una fuerte columna publicada en el diario Wall Street Journal.

Claver-Carone afirmó que no puede “dar el visto bueno” a créditos automáticos para el país a raíz de una multiplicidad de factores, que incluyen la integridad financiera, las cuentas públicas y otros, de orden geopolítico, como el escándalo con el avión venezolano-iraní estacionado en Ezeiza desde hace más de un mes.

El titular del BID usó el término “rubber stamp” sobre la aprobación de nuevos fondos. En inglés significa “sello de goma” y es una frase que en la jerga bancaria se utiliza para hablar de “aprobar automáticamente sin estudio previo o sin pensarlo”.

“A diferencia del Fondo Monetario Internacional, cuyo mandato incluye el apoyo a las necesidades de liquidez de los países en crisis, la función principal del BID es promover el impacto del desarrollo a través de préstamos para proyectos específicos y asistencia técnica”, escribió el funcionario.

En esa misma línea, especificó que el organismo desembolsó más de USD 2.500 millones en los últimos dos años para distintos proyectos, tales como la atención sanitaria, el acceso al agua potable o la infraestructura vial del país.

Según sostiene el funcionario, Argentina pidió al BID que apruebe un nuevo préstamo incondicional de USD 500 millones. Y préstamos basados en políticas (PBP o PBL) por USD 300M

​Una fuente explicó que estaban convenidos como parte del acuerdo con el FMI. Al pedirte ajuste, se garantizaba con ellos mantener pulmotor de economía a través de proyectos con banca multi de desarrollo. No son nada nuevo, eso es lo grave con los dichos del presidente del BID.

Claver-Carone -de origen cubano pero nacionalizado estadounidense- asumió en octubre de 2020 la titularidad en el BID, rompiendo una regla tácita del organismo de entregar la silla a un representante que no sea de Estados Unidos. Le ganó la pulseada al argentino Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos del gobierno de Alberto Fernández. Para ello fue clave el empujón de Donald Trump, que lo apuntaló en una de sus últimas acciones antes de dejar la Casa Blanca.

Del otro lado, Fernández fue crítico de la gestión de Claver-Carone. Le señala responsabilidades por el desembolso que hizo el Fondo Monetario Internacional durante la gestión de Mauricio Macri. En ese momento, el actual presidente del BID tenía una silla en el FMI. como director ejecutivo representando a la administración Trump.

En su columna en el WSJ, Claver-Carone también menciona la polémica por el avión venezolano iraní, sospechado de haber pertenecido a una empresa señalada por Estados Unidos por colaborar con el terrorismo internacional. “Corresponde a las instituciones multilaterales adoptar las normas más estrictas de integridad y transparencia financiera y ayudar a sus países miembros a hacerlo también”, apuntó.

“El BID está deseando que Argentina cumpla los compromisos con el FMI para mejorar las condiciones macroeconómicas. Los compromisos, mucho más modestos que los exigidos a otros países, son clave para promover el crecimiento sostenible y garantizar que el BID pueda ofrecer a Argentina nueva financiación”, advirtió.

“El éxito de Argentina es el éxito del BID, pero el tumultuoso historial financiero de Argentina afecta singularmente a los costos del banco. El BID debe proteger su capacidad de ayudar de forma fiable a todos sus 26 prestatarios, incluidos los países pequeños con pocos recursos”, dijo.

“Por mucho que el BID quiera aprobar nuevos fondos para Argentina, no puede dar el visto bueno a las solicitudes para hacerlo sin asegurarse prudentemente de que tiene un impacto en el desarrollo”, cerró.

(Imagen: Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). ( EFE/ Giorgio Viera)

ADNbaires