El dilema económico del gobierno, según Álvarez Agis

13
Compartir

Antes de su cierre humorístico, el actual titular de la consultora PXQ habló sobre varios temas relacionados a la economía nacional con Tenenmbaum y su equipo. En primer lugar, desde el estudio de Y Ahora quien podrá salvarnos le preguntaron si veía que el Gobierno estaba tomando medidas para contener la inflación.

“Hay que diferenciar entre medidas que tienen que ver con efectos paliativos ante una inflación que acelera y es intensa en alimentos e insumos, de lo que uno puede denominar un plan antinflacionario”, precisó el economista, que dijo que en su mirada la Administración de Alberto Fernández “no ha comunicado un típico programa antiinflacionario, en el cual empiece a marcar no sólo cual es la expectativa sino qué hace cuando el programa se desvía”

Tenembaum le preguntó por qué creía que el Gobierno no planteaba entonces un plan antiinflacionario, a lo que Álvarez Agis respondió con una metáfora: “Los planes antiinflacionarios son como los subtes: vos los anuncias pero con suerte los inaugura el gobierno que viene. Son cosas que tardan en madurar, que no traen beneficios inmediatos en el corto plazo”.

Cuando le preguntaron si no creía que el Gobierno tenía un problema de definición de su identidad económica, Agis contestó: “hay un problema real, en el que depende con que pie me levanto un día pienso algo y al otro pienso otra cosa, que es que no hay plata, la economía está toda rota, y la gente se está cagando de hambre. Entonces hay un dilema en el que una parte del Frente de Todos puede decir con razón ‘la gente se esta cagando de hambre, démosle plata’ y otra parte dice, también con sensatez, ‘Sí, pero no hay plata, y si tiro plata en este nivel de fragilidad es posible que se muera más de hambre’.

En este dilema, tal y como había anticipado, Álvarez Agis no supo definirse: “Personalmente, como sujeto interesado en la cosa pública, me daría vergüenza pararme en el medio de la Matanza y decir ‘ tenemos que crecer de a poquito, un 3% durante diez años, y si eso pasa alguno de ustedes va a conseguir laburo en 14 años’, ahora, lamentablemente a veces al estadista le toca estar por encima de eso, y si la intuición siempre fuera cierta la ciencia no tendría sentido, sería decir ‘la gente tiene hambre dale plata’ y con eso se soluciona todo, sería muy fácil gobernar”.

Aunque reconoció que se trata de un problema difícil de solucionar, Agís propuso lo que llamó “la única salida que veo del laberinto”: “Hoy vos no podes gastar muchos pesos en la economía, y la gente necesita esos pesos, venimos de años de estancamiento, dos de recesión con Macri, uno de coronavirus, porque no tenés dólares. Entonces conseguí los dólares para hacer una expansión fiscal, cuya amplitud más tarde se definirá, pero algo que te permita mejorar la situación de los que peor están sin desbarrancar la economía”.

“Arreglá la deuda y conseguí los dólares, algo similar a lo que se quiso hacer con las vacunas, negociando con todos, buscando todas las fuentes de financiamiento posibles. Parece fácil pero es dificilísimo, tal vez por la pandemia mañana tengamos que cerrar de nuevo, repartir pesos y a lo hecho pecho, prepararnos para lo que viene”, sintentizó Álvarez Agís.

ADNbaires