El FMI advirtió sobre el “riesgo elevado” en la economía.

Debido al próximo acto electoral.

54
Compartir

El Fondo puso el foco en el escenario de octubre, aunque también destacó que se alcanzaron los objetivos fiscales y que la inflación entró en una “trayectoria descendente”. 

En un informe técnico detallado sobre la última revisión de la situación económica argentina, el Fondo Monetario Internacional señaló este lunes que el Gobierno “continúa implementando firmemente el programa” que alcanzó con el organismo y que los objetivos fiscales se habían alcanzado. Sin embargo, advirtió que hay “riesgos elevados” ante el proceso electoral que se viene.

El reporte fue divulgado luego de que el directorio ejecutivo del organismo aprobó el viernes un nuevo desembolso de 5.400 millones de dólares para nuestro país, el quinto giro del acuerdo total de 56.000 millones que llegará en las próximas horas a las arcas del Tesoro nacional.

Cuando se concrete este giro, el organismo habrá enviado al país 44.500 millones de dólares desde que se implementó el programa stand by el año pasado, un 78% del total de los desembolsos previstos. Casi otro 10% arribaría antes de las elecciones generales de octubre, lo que ayudará al Gobierno a transitar con tranquilidad financiera el proceso electoral.

El llamado staff report fue el documento que analizó el board, que nuclea a 24 directores que representan a los países miembros para dar el visto bueno. Concretamente, son los números de la economía argentina que recogieron los técnicos en una misión entre el 11 y 22 de mayo en Buenos Aires conducida por Roberto Cardarelli.

“Las autoridades argentinas continúan mostrando un sólido compromiso con su programa de política económica, y han cumplido con todas las metas pertinentes en el marco del plan respaldado por el FMI. Si bien ha tomado tiempo, los esfuerzos realizados en materia de políticas están empezando a dar frutos. Los mercados financieros se han estabilizado, la posición externa y fiscal están mejorando, y la economía está empezando a recuperase gradualmente de la recesión del año pasado. El FMI apoya decididamente estos importantes esfuerzos”, señala el reporte.

“Aunque sigue estando en un nivel alto, la inflación ha entrado en una trayectoria descendente que se espera continúe en los próximos meses. La gestión prudente de la política monetaria por parte del Banco Central de la República Argentina (BCRA) sigue siendo esencial para anclar tanto el tipo de cambio como el proceso de desinflación”.

Si bien el tono del informe es elogioso, en un apartado titulado “riesgos futuros”, el Fondo advierte que “los riesgos del programa son elevados, con el más desafiante período electoral todavía a la vista”. Señala que “los riesgos potenciales del programa estuvieron claramente demostrados en la volatilidad de los mercados en abril”. Agrega que la necesidad de financiamiento de nuestro país es elevada y que los cimbronazos en la confianza de los mercados pueden trasladarse a dificultades en alcanzar las necesidades de financiamiento fiscal, una fuga de las inversiones fuera del peso y presiones sobre el tipo de cambio.

“En los próximos meses, estos riesgos podrían potencialmente exacerbarse con reacciones del mercado a la incertidumbre política asociada por las elecciones, a pesar de los públicos anuncios de los principales candidatos de la oposición sobre el apoyo a los objetivos generales del programa”, dice el informe.

Como es habitual, la misión del Fondo en Buenos Aires incluyó, además de entrevistas con funcionarios y líderes sociales, visitas a candidatos de la oposición. En el pasado se reunieron con Roberto Lavagna, Axel Kicillof y Sergio Massa, entre otros. En este último viaje se reunieron con Alberto Fernández.

En el reporte, el Fondo recomienda un “compromiso sostenido de las políticas económicas del Gobierno como la mejor estrategia para mantener la confianza en los mercados y el apoyo social ante la proximidad de las elecciones.” (Por Paula Lugones para Clarín)

ADNbaires