La actividad económica cayó 10,2% en el tercer trimestre

En el año acumula una baja de 11,8%.

51
Compartir

Por la flexibilización de la cuarentena, hubo un repunte de 12,8% en relación al segundo trimestre del año. Argentina cerrará el año con una caída de la economía superior al 10%.

Pese a la relajación de la cuarentena por el coronavirus, la actividad económica cayó 10,2% durante el tercer trimestre de este año. De este modo, el derrumbe se fue desacelerando ya que en el segundo trimestre, el de mayor impacto del aislamiento obligatorio, la pérdida había sido de 19,1%.

Así lo informó este miércoles el INDEC.  En los primeros nueve meses de 2020, el Producto Bruto Interno (PBI) acumula una baja de 11,8% interanual.

Sin embargo, la habilitación de distintos rubros que estuvieron varios meses frenados permitió un crecimiento de la economía de 12,8% en relación al segundo trimestre de este año.

De acuerdo a la información oficial, de los 16 sectores relevados por el INDEC, 14 mostraron una disminución de su actividad en el período entre julio y septiembre. Solo Intermediación financiera (4,6%) y Electricidad, gas y agua (2,3%) exhibieron una mejora.

Por lo contrario, los mayores desplomes se dieron en Hoteles y restaurantes (61,5%), Actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (53,8%), Construcción (27%), y Transporte y comunicaciones (21,7%).

Desde el ministerio de Economía destacaron que el crecimiento respecto del trimestre previo fue impulsado por la Inversión (42,9%), el Consumo privado (10,2%) y el Consumo Público (2,7%).

Las exportaciones cayeron 17% interanual y 1,4% contra el trimestre previo. En cambio las importaciones, que cedieron 22% en la comparación interanual, en la medición con el trimestre anterior subieron 10,9%.

Para todo el año se estima que el PBI en Argentina caería en torno a 10,9%, según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central. Este miércoles la CEPAL dio a conocer sus proyecciones para este año y pronosticó una baja de 10,5% en el PBI de Argentina con una recuperación de 4,9% para el año que viene.

De este modo Argentina cae más que el promedio de América Latina, que enfrenta una pérdida de 7,7% este año con una promesa de expansión de 3,7% para 2021.

Si la proyección de la CEPAL se cumple, el derrumbe de 2020 quedaría apenas unas décimas abajo de la contracción de 2002, que fue de 10,9%, la más profunda de la historia reciente.

La proyección de la consultora LCG para este año es una caída de 11%. “Si bien la contracción más severa como producto de la pandemia ya pasó, no esperamos una marcada reactivación de cara a los últimos meses del año, con un mercado interno aún deprimido y aceleración inflacionaria que podría seguir afectando el poder adquisitivo en un contexto de salarios reales en baja”, señalan.

De cara al 2021 estiman una recuperación de la economía superior al 4%, “aunque empujada principalmente por bajas bases de comparación y una actividad operando en niveles mínimos”. (Por Annabella Quiroga para Clarin)

ADNbaires