La letra chica del acuerdo con el FMI.

En los próximos seis meses, el organismo internacional volcará US$ 24.000 millones.

21
Compartir

Será en los meses más duros de la recesión. Los desembolsos más grandes llegarán en diciembre y marzo. Las tasas tendrán un piso de 60% para contener la inflación. El Gobierno espera llegar a las elecciones con tasas chinas de crecimiento.

Según el Memorándum de entendimiento entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional que se dio a conocer hoy, el país y el organismo vislumbran las siguientes perspectivas para la economía argentina y el funcionamiento del programa. Las principales son:

Crecimiento a tasas chinas antes de las elecciones
El Gobierno señala en el documento “esperamos que el crecimiento se contraiga entre 2 y 3 por ciento en 2018 y entre 0,5 y 2 por ciento en 2019”. Y a continuación agrega: “Reflejando la recuperación en forma de V que esperamos, el crecimiento se recuperará a 8,5 por ciento interanual en el cuarto trimestre de 2019”. Según fuentes del Ministerio de Hacienda y el Banco Central, la economía se recuperará “en los próximos meses”.

El Memorándum es claro. “Esperamos que el crecimiento económico trimestre a trimestre sea negativo hasta el primer trimestre de 2019”. En el documento se habla de una recuperación en forma de V “a partir del segundo trimestre de 2019” de la mano del campo.

Mientras tanto, y según el cronograma de desembolsos, la ayuda fuerte del FMI llegará en los meses en los que la economía siga en niveles negativos: los desembolsos entre hoy y marzo serán unos US$ 24.000 millones con el nuevo acuerdo -el envío más fuerte llegará en marzo-, mientras que con el anterior stand by eran unos US$ 8.500 millones.

Tasas altas
El memo aclara que la política monetaria evitará cualquier relajamiento mientras se atraviesa los coletazos de inflación alta producto de la devaluación fuerte de agosto. “En los próximos meses, nos comprometemos a mantener las tasas a corto plazo (la Leliq de siete días)en o por encima de 60%, al menos hasta que el promedio de las expectativas de inflación reportadas en la encuesta REM a un horizonte de 12 meses hayan declinado decisivamente durante dos meses consecutivos”.

Déficit cero
“Nos hemos adelantado al FMI”, se jactan en el Ministerio de Hacienda respecto al programa de ir convergiendo al equilibrio presupuestario. “Cuando llegamos a la discusión con el organismo ya habíamos planteadoadelantar alcanzar la meta de déficit cero para el año que viene”.

El Memorándum de entendimiento entre Argentina y el FMI tiene una novedad en cuanto a la política cambiaria y monetaria: el Banco Central en caso que compre dólares -cuando el tipo de cambio perfore la banda inferior de $34-, no emitirá Letras para absorber los pesos que queden dando vuelta en el mercado. “Toda intervención en el mercado de divisas, si se produce, no se esterilizará”. (Por Ezequiel Burgo para Clarín)

ADNbaires