La UIA le pidió a Massa confianza y certidumbre

5
Compartir

En un almuerzo que se extendió durante tres horas hubo reclamos por las trabas a insumos importados críticos, la presión impositiva y los cambios en las reglas de juego. Las respuesta de Massa.

Apurado por llegar al ministerio luego de un almuerzo de más de tres horas con los principales industriales, Sergio Massa bromeó ante Clarín: “Me pidieron el dólar Qatar y el dólar Malbec”. A su lado el presidente de la UIA. Daniel Funes de Rioja, negaba con una amplia sonrisa.

Lo cierto es que en la que fue una reunión en la que se dijo de todo, la UIA le pidió a Massa confianza y certidumbre en las reglas de juego. Lo que sucedió con el cambio de reglas con el dólar soja no pasó inadvertido para estos industriales.

Massa atinó a responderles que los productores de soja habían sido advertidos desde el comienzo acerca de que no podrían acceder a los dólares libres si recibían un dólar de $ 200. A juzgar por lo que varios asistentes al almuerzo comentaron después, la explicación del ministro les dejó “muchas dudas”.

​Algunos dirigentes de la entidad fueron aún más allá y le hablaron de la necesidad de un amplio acuerdo que incluya empresarios, la CGT y la política, fue el caso de Isaías Drajer de Cilfa que cobija a los laboratorios. En el menú también estuvo muy presente la necesidad de acceso a insumos importados críticos.

Massa les dio a entender que se van a articular las acciones de la Secretaría de Comercio Interior y el Banco Central en la adquisición de bienes intermedios, algo que a su entender no sucedía hasta ahora y que algunos leyeron como una crítica a Miguel Pesce.

Y hubo reclamos por el nivel de presión impositiva, con “anticipos de anticipos y las subas que se vienen en Ingresos brutos y tasas municipales ahora que está en marcha el nuevo pacto fiscal con las provincias”, admitió Funes de Rioja.

Massa, que recorrió el centro de innovación de la entidad que impulsa la digitalización en lo que se ha dado en llamar la industria 4.0 y cuya adopción va lento, en una tasa de avance de 2% frente a vecinos que ya alcanzan el 8%, les habló de dos etapas. Una, la estabilización de la economía y recuperación de reservas hasta fin de este año y luego un acuerdo para combatir la inflación.

Durante el prolongado almuerzo que incluyó un lomo a la strogonoff, helado con brownies y masitas para las varias rondas de café, se habló del gasoducto Néstor Kirchner que según prometió Massa estará si o sí en junio de 2023. A su lado tomó nota David Uriburu, de Techint a cargo de la provisión de los tubos y de gran parte de la obra.

Funes de Rioja dijo “la industria puede y quiere aportar soluciones para que Argentina crezca y se desarrolle. Por eso necesitamos trabajar para superar los cuellos de botella y las dificultades que hoy generan incertidumbre. Necesitamos consensuar una agenda que ponga en valor los activos industriales para dar respuesta a los desafíos y las dificultades del país”.

“Tenemos que trabajar juntos, pero eso implica responsabilidad de todos. No puede haber situaciones que paren la producción de nuestras empresas ni abusos de aquellos empresarios que reciben beneficios del Estado”, señaló Massa al explayarse sobre importaciones de motos terminadas en función del stock en dólares oficiales que buscan muchos “vivos”.

Sobre los impuestos la UIA presentó una batería de medias como la amortización acelerada de bienes de capital para nuevos proyectos de inversión, la devolución anticipada del IVA de inversiones para recuperar los créditos fiscales irrecuperables de las inversiones,  la baja del impuesto a las ganancias para la reinversión de utilidades y garantizar acceso al mercado cambiario de estas inversiones.

También se habló del efecto que pueden tener las tasas de interés, ahora más a la par de la inflación, sobre la actividad. Massa les prometió que habrá créditos convenientes y cumplió ya que el Central velozmente prorrogó ayer la línea especial parra pymes.

Massa llegó a la UIA junto José Ignacio de Mendiguren, el secretario de Industria y la subsecretaria del área, Priscila Makari. Del lado de la UIA estaba toda su comisión directiva.

(Imagen: El ministro de Economía, Sergio Massa y Daniel Funes de Rioja en la se de la UIA // Por Silvia Naishtat para Clarín)

ADNbaires