Macri afirmó que la economía “ya empieza a ordenarse”.

66
Compartir

El Presidente habló durante una recorrida por las obras hidrícas de la cuenca del río Salado. Admitió que el país todavía atraviesa “los coletazos del 2018”.

Pese a que admitió que el país todavía “está atravesando los coletazos de 2018, Mauricio Macri aseguró este lunes que la economía argentina “empieza a ordenarse” y destacó las posibilidades de abrir mercados como los de la India y Vietnam, países que visitó recientemente.

Acompañado por la gobernador María Eugenia Vidal,  el mandatario visitó la localidad bonaerense de Roque Pérez durante una recorrida por las obras hídricas de la cuenca del río Salado.

“Estas obras son las bases para construir ese país que todos queremos, sin negar las dificultades que tenemos. Todavía estamos atravesando los coletazos de 2018. Pero la diferencia es que hoy ya tenemos una economía que empieza a ordenarse”, expresó Macri.

La definición de Macri se centra en lo que anticipó Clarín el domingo: la idea de “una economía más sana” es el eje que buscará instalar el Gobierno para la campaña electoral, pese a los números que no mejoran.

Durante su discurso en Roque Pérez, el mandatario volvió a resaltar la necesidad de entender que “no se puede gastar más de lo que uno tiene” y que tampoco “se puede vivir de prestado. ” “Eso lo estamos ordenando”, afirmó.

Además, destacó la importancia de su última gira oficial, durante la que visitó Vietnam y la India acompañado de unos 100 empresarios, “la mayoría dueños de pequeñas empresas que nunca habían viajado”. “Estaban enloquecidos, y ya empezaron a vender”, contó.

“Les podemos vender muchísimo, no solo productos como granos sino también, por ejemplo, dulce de leche. Son grandes oportunidades de llevar el trabajo argentino al mundo. Y las tenemos ahí, nosotros podemos. Tenemos que seguir trabajando en la línea en la que vamos. Seguir ordenando nuestras cosas, no esperar que los de afuera vengan a arreglarnos nuestros problemas. Y sentarnos siempre a dialogar, ver qué cosas estamos haciendo mal y que tenemos que dejar de hacer. Y dar esa discusión con honestidad, diciendo la verdad, no mintiéndole más a la gente de que las cosas pueden ser gratis y después las terminamos pagan mal”, añadió.

En el inicio de su alocución, Macri se permitió bromear con el apodo que la mayoría de la oposición le endilgaron casi desde el comienzo mismo de su gestión. “Qué particularidad esto. Que Vidal y Macri, el gato, terminan las obras del arroyo El Gato. Es una cosa bastante particular”, dijo entre sonrisas junto a la gobernadora, en referencia a la obra inaugurada días atrás en la zona de La Plata.

La obra en la Cuenca del Salado.
Según informó Presidencia, el objetivo de las obras es “profundizar y ensanchar el cauce del río, de modo de evitar inundaciones y recuperar miles de hectáreas productivas en la provincia”.

Estas obras corresponden al Tramo IV de la Cuenca del Salado, que consiste en la adecuación, ensanche y profundización del cauce del río, lo que, de acuerdo a estimaciones oficiales, está beneficiando a 95.000 personas.

“Esta es la obra hidráulica más importante de la provincia. Es una obra que para la provincia va a significa un antes y un después. Para miles de bonaerenses va a significar no tener el agua dentro de sus casas. Para muchísimos productores, va a significar no perder sus cosechas, sus ganados. Pero también vamos a tener una herramienta para hacer frente a la sequía”, afirmó Vidal durante el acto.

“Esta obra se planificó en 1999 y se preveía que iba a estar terminada en 2011. Si hubiera estado terminado, la provincia hubiera tenido las herramientas para hacerle frente a la sequía del año pasado”, remarcó.

La última etapa (IV) del Plan Maestro del Río Salado tiene una inversión de USD 1.200 millones -financiados entre Nación y la Provincia-, y comprende una superficie total de 220 kilómetros.

Se trata de “la obra hídrica más importante de la provincia de Buenos Aires”, con el que estiman que serán saneadas un millón de hectáreas.

ADNbaires