Matías Kulfas y el financiamiento del déficit.

“Financiarlo con el Banco Central es una herramienta que existe”, dijo el economista de Alberto Fernández.

41
Compartir

El integrante del equipo económico de Alberto Fernández, se diferenció así de Guido Sandleris, presidente del Banco Central, y negó que la inflación sea sólo un problema monetario.

“El enfoque respecto del gasto es algo parcial. El Gobierno se ha centrado en eso y ha reducido algunos impuestos, pero no ha habido más inversiones. Hay que ser extremadamente cuidadoso. Que el déficit fiscal que se financie con el Banco Central es una herramienta que existe, pero se debe usar de manera moderada y prudente. Hay que buscar herramientas que permitan lo antes posible restablecer el crédito y poner la economía en marcha”, aseguró Kulfas.

Durante su presentación, el economista del Grupo Callao hizo foco en los “dos desafíos importantes que tiene la Argentina”. El primero, señaló, es “el faltante de dólares”.

“La manera de resolverlo no es tomando deuda. Eso es un parche. La manera estructural es exportando más. Hoy la Argentina tiene la posibilidad concreta de duplicar las exportaciones en cuatro años. Vaca Muerta está probando que tiene un potencial muy significativo. Eso se suma a la agroindustria, a la minería, a los servicios y a la manufactura”, opinó.

La segunda cuestión, planteó, tiene que ver con “las contradicciones internas del país”: “Ahí apostamos por un acuerdo político económico y social. No hemos mencionado detalles de plazos para implementarlo. El eje principal no es simplemente un congelamiento de un período determinado, sino ver de qué manera se puede reducir la inercia inflacionaria a menos del 2 por ciento mensual en 2020. Todo con el objetivo de encender la economía”.

OTRAS DEFINICIONES

Inflación: “Este Gobierno trabajó con la idea de que la inflación era un problema estrictamente monetario. Por ese error de diagnóstico es que hoy tenemos el doble de inflación que cuando Mauricio Macri asumió. La idea del acuerdo es reducir la inercia inflacionaria, discutir mecanismos de traspaso de inflación a precios más moderados y generar mecanismos de actualización del salario real consistentes con los trabajadores y los sindicatos”.

Tasas de interés: “Esta política monetaria ha sido tremendamente dañina para la economía. Es fundamental ir reduciendo la tasa para recuperar el crédito. Tiene que ser positiva, pero no estar 20 o 30 puntos por arriba de la inflación. Eso habla de mucha ineficiencia, porque además el crédito en la Argentina está creciendo cero en términos interanuales”.

Valor del dólar: “El nivel actual no es un problema, porque es competitivo en niveles históricos. Por eso uno podría decir que la foto es buena. La gran pregunta es si es sostenible, porque el problema es lo inestable de la situación económica, que es la película. El Gobierno no está en pleno control, a tal punto de que el Fondo Monetario decidió posponer el desembolso previsto para septiembre”.

Libertad cambiaria: “Hay que buscar un mecanismo regulatorio acorde a la historia y a la cultura argentina. La experiencia nos muestra que no es buena ni la absoluta desregulación del mercado de cambios, que nos deja en vulnerabilidad como ocurrió en abril del año pasado, ni tampoco una regulación muy excesiva. Hoy no se está evaluando trabajar con dos tipos de cambio. Primero hay que restablecer la confianza”.

Equilibrio fiscal: “Queremos ir a superávit fiscal. Esto ya lo ha planteado Alberto. El tema es cómo llegar. Por la lógica del ajuste no se llega, no funciona. Los ajustes de gastos generan una caída en la actividad económica que termina afectando la recaudación. Por lo tanto el resultado final el déficit se reduce en proyección. Primero hay que recuperar el crecimiento económico”.

FMI y negociación de la deuda: “Se habla de posponer los pagos hasta que la Argentina pueda volver a crecer. Es necesario renegociar la deuda de manera voluntaria y evitar un default unilateral, algo que está descartado. El punto central para una discusión tiene que ser cómo recuperamos el crecimiento económico. En este escenario es imposible que Argentina pueda pagar. Hay que modificarlo lo antes posible. La discusión va a ser cómo generarlo. No nos oponemos en absoluto de que se aparte de un resultado global, porque los objetivos del acuerdo los compartimos”.

​El sistema previsional: “En la Argentina hay una discusión equivocada. Hace cuatro años que la Argentina no crea empleo privado, que es la principal fuente de ingreso de recursos del sistema previsional. Ese es el gran problema. Hay que generar más empleo privado y registrado para que el sistema sea sustentable”. (Foto: Matías Kulfas, del Grupo Callao. (Maxi Failla)

ADNbaires