Sube el “dólar blue”: $71,50.

156
Compartir

La cotización paralela de la divisa subió más de $ 5 en lo que va del día. El oficial se mantiene en $ 63 en el minorista.

Las medidas que anunció el Gobierno durante el fin de semana ya se hicieron sentir en los mercados. Con poco más de cuatro horas de rueda, el dólar blue​ arrancó con un salto de $ 66,50 a $ 74 a media mañana y más tarde se acomodó a $ 71,50, lo que representa un alza de $ 5 con relación a la cotización del viernes pasado. Por su parte, el valor oficial se mantiene anclado en $ 63 a nivel minorista.

El dólar​ mayorista bajó 0,2% a $ 59,84, mientras que las cotizaciones alternativas suben cerca de 3%. El dólar bolsa o MEP llega a $ 72,50 tras aumentar 3% mientras que el contado con liqui (CCL) trepa a $ 75,50, un alza de 1,9%. El riesgo país -la sobretasa que paga Argentina para endeudarse- crece 0,5% a 2.124 puntos básicos.

La retracción de la oferta de divisas ante la inminencia de la suba de las retenciones a las exportaciones, más la brecha entre el valor que tenía el blue el viernes ($ 66,50) y lo que habrá que pagar con el dólar tarjeta tras el recargo del 30% para los gastos en exterior ($ 82), metió presión sobre el paralelo e incrementó la demanda.

Así, la brecha entre blue y tarjeta que era de $ 16 en la apertura de la jornada, ya se acomodó en torno a los $ 9. Para los economistas esto es solo el principio: anticipan que la brecha va a seguir creciendo hasta acercarse al valor del “dólar tarjeta”.

“Con las medidas que anunció el Gobierno la brecha se va a seguir ampliando. Cuando se estableció el nuevo cepo llegó a estar en 38% -con respecto al dólar CCL, el que se usa para sacar divisas del país-, así que todavía tiene margen para seguir subiendo”, dijo Gustavo Neffa, de Research for Traders. “La cotización del blue va a tender a tener un término medio entre el MEP y el CCL”, es decir entre $ 72,50 y $ 75,50 a los precios actuales. “El riesgo que se corre es que el blue se transforme en el dólar de referencia para los precios”.

“El primer efecto de las medidas anunciadas por el Gobierno -la suba de retenciones y el recargo a las compras con tarjeta- es disminuir la oferta de dólares y aumentar la demanda. Esto hará que la brecha se siga incrementando y siga bastante caliente por varios días”, apunto Gabriel Zelpo, de Seido Consultora.

Para Guido Lorenzo, de la consultora LCG, “fue un error por parte del Gobierno haber puesto el recargo del 30% con una brecha tan corta como la que había hasta el viernes. Ahora es posible que quien tiene que fijar un precio en lugar de hacerlo al dólar oficial lo haga tomando como referencia un dólar intermedio”.

“Que el blue suba siempre es una mala noticia. Siempre es mejor que haya menos brecha a que haya más. Si bien es una mala noticia, la suba de la brecha es el costo a pagar para cuidar las arcas públicas”, dijo Matías Rajnerman, de Ecolatina. (Por  
Annabella Quiroga para Clarín)

ADNbaires