Lady Di fue engañada para hacer una explosiva entrevista en la BBC

58
Compartir

 26 años después, la televisión pública británica pidió disculpas “completas e incondicionales” por cómo se gestó la nota en la que la princesa habló de su vida con Carlos: “Éramos tres en ese matrimonio, estaba un poco concurrido”.

La BBC ofreció este jueves una “disculpa total e incondicional” después de que un informe independiente descubriera que el periodista Martin Bashir utilizó el “engaño” para asegurar una entrevista explosiva en 1995 con la princesa Diana.

“El objetivo indirecto y real de los engaños del señor Bashir fue la princesa Diana”, escribió el ex juez de la Corte Suprema, John Dyson, luego de una investigación de seis meses.

“A través de su comportamiento engañoso, Bashir logró organizar la reunión que condujo a la entrevista”, explosiva para la monarquía, indica este informe. “El señor Bashir actuó de manera inapropiada y violando seriamente” las pautas de la BBC, agregó Dyson.

La BBC había anunciado en noviembre pasado la investigación independiente, realizada por Dyson, sobre las circunstancias que rodearon la entrevista a la princesa Diana, una decisión saludada por su hijo mayor, el príncipe William.

La entrevista propulsó la carrera de Bashir, quien hasta entonces era un reportero desconocido, y resultó una bomba mediática.

La princesa, fallecida en 1997 en un accidente de coche en París, afirmaba que había “tres personas” en su matrimonio -en referencia a la relación que Carlos mantenía con Camilla Parker Bowles- y reconocía mantener ella misma una aventura.

La investigación también señala que funcionarios de la BBC encubrieron sus acciones. Dyson apuntó a una investigación de la BBC de 1996 sobre las afirmaciones del futuro jefe de la BBC, Tony Hall, y otra figura importante de la BBC, Anne Sloman, que eximió a Bashir de las malas acciones.

“La investigación realizada por Lord Hall y la Sra. Sloman fue defectuosa y lamentablemente ineficaz”, dijo Dyson.

Martin Bashir habría mostrado al conde Charles Spencer, el hermano de Diana, extractos de cuenta -que resultaron ser falsos- demostrando que se pagaba a gente para espiar a su hermana.

El juez Dyson dijo que era “suficiente” de que Bashir mostrara esos extractos bancarios falsos “para engañar a Spencer e inducirlo a organizar la reunión con la princesa Diana”.

Spencer proporcionó un expediente de pruebas al juez, incluidas ocho páginas de notas que tomó de una conversación entre Bashir y la princesa Diana en su primer encuentro el 19 de septiembre de 1995, unos dos meses antes de que tuviera lugar la entrevista.

El diario The Telegraph vio una copia de esas notas, que incluyen una lista de acusaciones, incluida una falsa revelación de que los teléfonos de la princesa Diana estaban intervenidos y que la estaban siguiendo.

Las notas de Spencer que prueban el engaño

El encuentro entre Bashir y Diana, con el su hermano presente, tuvo lugar en un piso de una mansión en Knightsbridge, en la casa de una mujer llamada “Samantha”, que era amiga del conde desde hace mucho tiempo.

Se informa que la reunión duró 90 minutos, aunque según The Telegraph Bashir le dijo al juez en que la primera reunión fue breve y solo como una introducción a la princesa Diana.

Las notas sugieren que Bashir, en esa primera y crucial reunión, vendió una serie de “mentiras absurdas” para asegurar su entrevista, transmitida el 20 de noviembre de 1995. Bashir, según se dice, estaba alimentando la creciente paranoia de la princesa Diana, volviendo a la princesa contra amigos leales con mentiras falsedades; haciéndola pensar que Bashir tenía conexiones con contactos y fuentes que reforzaban su inseguridad.

Los secretos de Lady Di que han salido a la luz después de su muerte |  Gente y Famosos | EL PAÍS

Imagen de archivo de la princesa Diana llegando a la Royal Geographical Society en Londres para pronunciar un discurso sobre los peligros de las minas terrestres en todo el mundo. 12 de junio, 1997. REUTERS/Ian Waldie/Archivo.

Las notas tomadas por el hermano de Diana durante ese encuentro detallan 38 afirmaciones hechas por Bashir. Estas incluyen anotaciones de acusaciones falsas como que el Príncipe Eduardo tenía SIDA; que las líneas telefónicas de la casa de la princesa Diana en el palacio de Kensington estaban intervenidas; y que estaban en marcha planes para destruir a la familia Spencer.

Bashir también sugirió que la reina tenía problemas de salud. La nota dice “Reina enferma: corazón” y agrega que “come por consuelo”. Ese punto tiene el número 20. El anterior dice: “Fergie se fue a Estados Unidos para un gran negocio hoy. Andrew la cuida”.

El punto 12 dice: “2 empleados de BP con criados adinerados”, afirmaciones aparentemente infundadas de que a los empleados del Palacio de Buckingham se les pagaba, presumiblemente por los periódicos sensacionalistas y posiblemente por los servicios de seguridad, por información.

Otra nota afirma que había “micrófonos en el coche” de Diana.

El punto 30 dice simplemente: “D. fue seguida dos veces en automóvil recientemente”.

Las notas detallan ataques a amigos y confidentes; También se hace referencia a Camilla Parker-Bowles. El punto 17 dice: “Camilla: deprimida, pero tranquila por el momento”.

El punto siete alude a los rumores que habían estado circulando y posteriormente se descartaron que el príncipe Carlos estaba en una relación con Tiggy Legge-Bourke, niñera de los príncipes William y Harry.

Martin Bashir, durante una conferencia en 2007. Tras su entrevista a Diana, su carrera despegó, llevándolo a obtener lucrativos trabajos en Estados Unidos (REUTERS/Fred Prouse)

Spencer dijo que estaba tan alarmado por la reunión con Bashir que nunca lo volvió a ver. Había asumido que su hermana haría lo mismo. Pero estaba equivocado. Tras ese encuentro, Bashir inició un diálogo con Diana que culminaría con la entrevista.

Por su parte, Bashir se defendió de las acusaciones diciendo que muchas de las difamaciones que se le atribuyen eran de hecho afirmaciones de la princesa Diana. Bashir ha argumentado que nunca habría hecho declaraciones tan absurdas en una primera reunión con la princesa, según The Telegraph.

Durante años, Spencer mantuvo sus notas ocultas, pero se le pidió que desenterrara su expediente en el 25 aniversario de la entrevista cuando comenzaron a surgir nuevas preguntas sobre los métodos de Bashir y afirmaciones de que los ejecutivos de la BBC habían encubierto su presunto engaño a raíz de ello.

En 1996, se supo que Bashir había ordenado que los extractos bancarios se simularan pagos falsos realizados al ex jefe de seguridad de Spencer, alegando falsamente que estaba a sueldo de un periódico sensacionalista y también de una empresa extranjera, siendo la inferencia que estaba vinculado a los servicios de seguridad.

Los pagos eran falsos, pero se alega que Bashir los había usado para atraer a Spencer y usarlo como puerta de acceso a la princesa Diana.

El juez Dyson tuvo las notas a disposición durante seis meses.

“Disculpa total e incondicional”

Este jueves, el director general de la BBC, Tim Davie, reconoció que “el proceso para asegurar la entrevista no cumplió con lo que el público tiene derecho a esperar”.

“La BBC debería haber hecho un mayor esfuerzo para llegar al fondo de lo que sucedió en ese momento y ser más transparente sobre lo que sabía”, dijo.

“Si bien la BBC no puede hacer retroceder el reloj después de un cuarto de siglo, podemos hacer una disculpa total e incondicional. La BBC ofrece eso hoy”.

El príncipe William fue el primer miembro de la familia real en comentar las afirmaciones de que Bashir engañó a su madre para que diera la entrevista, diciendo en noviembre pasado que esperaba que la investigación “estableciera la verdad” y describiéndola como “un paso en la dirección correcta”.

La policía británica y el regulador de los medios de comunicación (Ofcom) habían decidido no iniciar una investigación.

A mediados de mayo, la BBC había anunciado la salida por razones de salud de Bashir, encargado desde 2016 de la cobertura religiosa para el grupo audiovisual público.

Después de esta entrevista, el periodista continuó su carrera con lucrativos trabajos para cadenas de Estados Unidos antes de volver al Reino Unido para trabajar para la BBC, hasta su dimisión.

Bashir se disculpó este jueves por sus métodos “engañosos”.

“Fue algo estúpido y es un acto que lamento profundamente”, declaró el periodista, de 58 años.

Además de Lady Di, también entrevistó a Michael Jackson para un documental realizado en 2003 para ITV. La difunta estrella del pop se quejó luego ante el regulador audiovisual británico, acusando a Bashir de haber dado una imagen distorsionada de su comportamiento y de su conducta como padre. (Imagen principal: Un momento de la entrevista de Lady Diana con Martin Bashir para el programa de BBC “Panorama” en 1995 (BBC/Captura de pantalla)

ADNbaires