Omar Sy (“Lupin”): se crió en un barrio pobre y violento de París

Debutó contando chistes en bares y hoy encarna a uno de los legendarios ladrones de "guantes blanco" en Netflix.

16
Compartir

Hijo de una mauritana y un senegalés, nació en Francia hace 43 años. Comenzó con monólogos de humor, se probó como actor en cine y televisión y se consagró con la película “Amigos intocables”. Su camino hasta ser fichado para la serie de Netflix.

Con más de 70 millones de visualizaciones en todo el mundo, Lupin es uno de los grandes éxitos de Netflix en 2021. El protagonista es un ladrón de guante blanco, un héroe de la literatura francesa creado por Maurice Leblanc en 1905 y que en esta versión actualizada mantiene su carisma, pero cambia su nombre, su color de piel y su época: se llama Assane Diop, es negro y sus aventuras suceden en pleno siglo XXI.

Tal vez una de las claves del éxito esté en el actor elegido para interpretarlo. Se trata de Omar Sy, mundialmente conocido desde que en 2011 protagonizara Amigos intocables, la comedia dramática que se convirtió en la tercera producción francesa más vista en la historia del cine galo y la que consiguió la mayor recaudación a nivel mundial.

En la película de Olivier Nakache y Eric Toledano, Sy le mostró al mundo sus mayores cualidades. Carisma, simpatía y pericia para tocar tanto la cuerda de la comedia como la del drama cuando es necesario. Dueño de una sonrisa capaz de conquistar el corazón más duro, este hombre que el 20 de enero cumplió 43 años tiene una rica historia personal para descubrir.

Cuarto hijo de los ocho que tuvieron sus padres, una mauritana y un senegalés, nació en Trappes, un suburbio de París tristemente célebre por la pobreza y la violencia de las pandillas que dominan sus calles. Pero Omar logró zafar de ese contexto: empezó a trabajar a los 18 años, contando chistes y haciendo monólogos cómicos en bares.

“Escribía chistes lo mejor que sabía y ya me iba bien. Acababa de descubrir que esa otra Francia que sabía que existía pero que, encerrado en el barrio, no había visto, era real y estimulante”, recordaba Sy recientemente en una entrevista con el diario español La Vanguardia.

“Creo que era un pibe muy curioso. Me gustaba saberlo todo, saber cómo eran las personas, vivir situaciones muy diferentes. Supongo que por eso quise ser actor, porque es una forma maravillosa de explorar universos diferentes y de aprender sobre la vida y sobre el ser humano”.

El personaje principal de Lupin está interpretado por el actor Omar Sy.El personaje principal de Lupin está interpretado por el actor Omar Sy.

En esa misma época logró entrar a la radio, donde conoció a Fred Testot, quien sería su socio en el dúo cómico Omar et Fred. Juntos llegaron a la televisión francesa, donde trabajaron con el cómico Jamel Debbouze en su programa, Le Cinéma de Jamel. Después aparecieron en otro programa humorístico, Le Visiophon, ya con más protagonismo.

Durante los años posteriores, siguieron en el mundo de la comedia televisiva, en programas franceses populares, como Je ne fais pas mon âge o Service après-vente des émissions. Hasta que tuvieron el suyo propio: Omar et Fred: le spectacle.

Para 2011 ya había participado en una quincena de películas, incluidas otras dos dirigidas por Nakache y Toledano, Nos jours heureux (2006) y Tellement proches (2009). Pero ninguna de las dos había tenido la proyección internacional de Amigos intocables. Y él tampoco había tenido un papel tan importante.

Omar Sy en Lupin, escena imperdible del primer capítulo.Omar Sy en Lupin, escena imperdible del primer capítulo.

Allí le dio vida a Driss, un irreverente joven de origen senegalés proveniente de un barrio obrero de París, con antecedentes penales, que se convierte en el cuidador de Phillippe (François Cluzet), un millonario tetrapléjico. La fábula optimista de esta pareja dispareja rindió sus frutos y elevó a Sy a la categoría de estrella internacional.

“No podíamos ni imaginarlo; fue grande, muy grande. Cuando hacés una película, tus expectativas se centran en que la vea la mayor cantidad de gente posible, pero en este caso fue mucho más allá de lo que cabía esperar. Esas reacciones, todo lo que se articuló en torno al fenómeno Amigos intocables… Todo lo que me ha pasado desde ese momento tiene que ver con eso”.

A tal punto llegó el fenómeno que Sy decidió mudarse con toda su familia a Los Ángeles. Por un lado, según explicó, la popularidad hacía que ya ni él ni sus hijos pudieran vivir en la tranquilidad del anonimato en Francia. Por el otro, se le abrieron las puertas del mercado estadounidense.

El afiche español de "Amigos intocables", que convirtió en estrella a Omar Sy.

El afiche español de “Amigos intocables”, que convirtió en estrella a Omar Sy.

Así es como armó las valijas y partió rumbo a los Estados Unidos junto a su esposa, Hélène, con quien está en pareja desde hace más de dos décadas, y sus cinco hijos, de edades que van desde los 3 hasta los 19 años.

Mientras Omar brilla en la actuación, Hélène se dedica al trabajo social: creó una organización para ayudar a chicos internados en hospitales. También es CEO y fundadora de Siyah Organics, una empresa de productos orgánicos y plantas medicinales cultivadas en Senegal.

Aunque el hogar ahora está en California, la pareja vive con un pie en los Estados Unidos y otro en Europa. En Francia desarrollan gran parte de sus profesiones, y en Los Ángeles disfrutan de “las palmeras, la playa, los shorts y el tiempo para mis seres queridos”, según declaraba el actor a la revista Grazia.

En Hollywood, Sy tuvo papeles secundarios en X-Men: Días de futuro pasado (2014), Jurassic World (2015), Inferno (2016) y la recientemente estrenada El llamado salvaje, con Harrison Ford. El año próximo lo veremos en Jurassic World: Dominion. Además le puso la voz, en la versión francesa, al protagonista de Soul (2020), de Pixar.

Su imponente físico (mide 1,90 metro) contrasta con su simpatía, y esas dos características son ideales a la hora de componer a Assane Diop, un genio criminal moderno que se inspira en el libro Arsène Lupin: Caballero y ladrón -escrito por Maurice Leblanc en 1907- para vengar la muerte de su padre, acusado de un delito que no cometió.

“Lupin es un juguete perfecto para un actor: tiene drama, misterio, romance, humor, entretenimiento y también acción. Era perfecto especialmente para televisión porque tiene mucho desarrollo y siempre hay cosas nuevas que pueden venir”, declaró a la agencia EFE el actor, que además no se guarda sus opiniones políticas, sobre todo las concernientes a la discriminación racial y la violencia policial contra los negros.

“El mundo está en un momento muy complicado”, reflexiona. “Hay mucha gente preocupada por su futuro. Lo que ha ocurrido en el Capitolio muestra que mucha gente ha perdido la fe en la democracia y no es algo exclusivo de los Estados Unidos, en todo el mundo hay grupos cuestionando la democracia y promoviendo el caos. Eso es lo que me preocupa y lo que temo, no creo que sea una cuestión de raza, es algo más profundo y preocupante. La gente ha perdido la fe”.

ADNbaires