“Alcohol  Cero para Conducir” en Provincia.

Proyecto de ley del diputado Diego Rovella.

152
Compartir

El diputado radical de Juntos por el Cambio, Diego Rovella, presentó en la legislatura bonaerense un importante proyecto de ley atento a los múltiples accidentes de tránsito que se vienen registrando en forma casi permanente en la provincia de Buenos Aires (y a lo largo y ancho del país) derivados de la ingesta de alcohol, pero en este caso, modificando el límite permitido y bajándolo a “cero”.

De aprobarse, la mencionada norma establece que ” Queda prohibido conducir cualquier tipo de vehículo con tasa de alcoholemia superior a cero gramos por mil centímetros cúbicos de sangre”, algo que ya es ley en algunas provincias y en varios países del mundo, y dentro del territorio bonaerense, lo es desde el año pasado en la ciudad de Mar del Plata.

Claramente, la propuesta de Rovella apunta a disminuir los siniestros viales que en la Argentina son una de las principales causas de muertes por accidentes y, paralelamente, la excesiva ingesta de alcohol tiene mucho que ver en esos hechos lamentables, generalmente luctuosos. En este marco, el autor del proyecto señaló que “basamos el citado proyecto de ley en la cuestión de fondo, como lo han hecho otras provincias como Salta, Entre Ríos, La Rioja, Neuquén y Córdoba, apoyándose en la Ley Nacional de Lucha contra el Alcohoolismo (Ley 24788), prescribiendo el “Alcohol Cero” para conducir en todas las categorías, lo que consideramos servirá para bajar los altos índices de accidentes de tránsito que se producen casi a diario”.

Y agregó “la adhesión de la mitad de las provincias argentinas a la Ley Nacional de Tránsito 24449, a la que Buenos Aires está adherida, no es restrictiva en cuanto a las adecuaciones a la norma de fondo. En este sentido, hemos advertido que el proyecto es viable filosófica y legislativamente, apoyándonos en la Ley Nacional de Lucha contra el Alcoholismo, y de ahí que establecemos como límite el alcohol cero para todos los conductores, una medida sumamente rígida pero a la vez totalmente necesaria para ayudar a disminuir una grave cuestión que preocupa a la comunidad desde hace largo tiempo, dónde se pierden tantas vidas humanas por una equivocada decisión del conductor, de sentarse al volante en condiciones donde sus aptitudes para el manejo no sólo no son las adecuadas, sino que son sumamente peligrosas y muchas veces letales, para su persona, para sus acompañantes y para los demás”, cerró Rovella.

ADNbaires