Analizan posible caso de coronavirus en un barco.

214
Compartir

El buque arribó al Puerto de Buenos Aires y 400 turistas serán puestos en cuarentena.

Un joven argentino huyó de un hospital en Montevideo y abordó la nave en el puerto de Colonia de Sacramento, en Uruguay. Por su irresponsabilidad, todo el pasaje y la tripulación deberán ser aislados.

A raíz de las medidas de cierre de fronteras terrestres, aéreas y marítimas dispuestas por los gobiernos de Argentina y Uruguay, las navieras que operan las naves de Buquebus y Colonia Express dispusieron operativos de emergencia con el objeto de proceder a la repatriación de uruguayos varados en Argentina y viceversa. En ese contexto y a pesar de encontrarse padeciendo síntomas compatibles con el Covid-19, un turista argentino se fugó del Hospital de Clínicas de Montevideo, se dirigió a Colonia de Sacramento, sorteó los controles migratorios de ambos países y abordó la nave con destino a Buenos Aires.

El evidente malestar que presentó el pasajero una vez a bordo motivó que un amigo que lo acompañaba alertara a una tripulante de cabina. A su vez, esta informó al capitán de la nave, quien en forma inmediata reportó la novedad a la propia empresa y a las autoridades de la Prefectura Naval Argentina y de sanidad de fronteras para que se montara el operativo previsto para este tipo de situaciones.

Pasadas las 20 ya esperaban al buque en el puerto metropolitano autoridades sanitarias nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires, que en forma inmediata procedieron a la evacuación del pasajero y lo trasladaron a un establecimiento sanitario en CABA. Al mismo tiempo notificaron a los casi 400 pasajeros y tripulantes de la nave que habiéndose constatado la presencia de un pasajero con síntomas compatibles con Covid-19 a partir de ese momento todos pasaban a “cuarentena obligatoria”. Dado que el buque no cuenta con alojamientos, se dispondrá la reubicación de todos los involucrados en un hotel de la ciudad especialmente acondicionado para albergarlos.

El

El “Juan Patricio está afectado a operativos de repatriación de argentinos y uruguayos a sus respectivos países.

En forma inmediata al arribo se ha iniciado un sumario por parte de la Prefectura Naval para deslindar las posibles responsabilidades en las que pudiera haber incurrido el Capitán de la nave o su tripulación y que derivaran en la presencia del enfermo a bordo. No obstante, todo parece indicar que la falta de controles adecuados tuvieron lugar en el puerto de Colonia. Incluso algunas versiones indican que el pasajero confesó ante las autoridades sanitarias argentinas que ingirió paracetamol en gran cantidad para intentar disimular la temperatura corporal y de esta manera sortear el control térmico en el puerto del país vecino.

Minutos antes de darse por iniciada la cuarentena obligatoria, la terminal que la empresa uruguaya posee en Puerto Madero se encontraba atiborrada de ambulancias del SAME, las que conducidas por el Director de Emergencias del gobierno porteño, Alberto Crescenti, organizaron el traslado de pasajeros a la unidad de confinamiento.

El comportamiento de la tripulación

Las autoridades consultadas por Infobae manifestaron su indignación por el irresponsable accionar del pasajero y destacaron la labor “descomunal” que el personal de marinería de la nave enrolado en el Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) desarrolló para contener a 400 furiosos pasajeros que vieron mutar su cierre de vacaciones en una verdadera pesadilla. “Casualmente acabamos de desarrollar con el personal del SOMU unas jornadas de entrenamiento en materia de crisis sanitaria, jamás imaginamos que tendrían que poner en práctica sus conocimientos de manera inmediata”, sostuvo una de las autoridades portuarias presentes en Puerto Madero.

Personal de la tripulación colaboró en la contención de los pasajeros

Personal de la tripulación colaboró en la contención de los pasajeros.

nfobae intentó indagar acerca de quién será el responsable de afrontar los gastos operativos que demandará la que por estas horas es la operación sanitaria de mayor envergadura que se lleva adelante en el país desde que estalló la pandemia del coronavirus. La respuesta de las autoridades marítimas y portuarias apuntan a que, de detectarse negligencia por parte de la empresa naviera, deberá afrontar los gastos. En tanto, si la negligencia es atribuible a las autoridades migratorias uruguayas y argentinas se procederá por los canales administrativos y diplomáticos correspondientes. (Por Fernando Morales para Infobae)

ADNbaires