Aprobaron los autotest de Covid en el país

Se autorizó el uso de cuatro productos, aunque resta cerrar un acuerdo para definir los detalles de su comercialización.

16
Compartir

Los kits de autotest; su uso fue aprobado por la Anmat, pero faltan definir los detalles de cómo será su comercialización.

Se abre una nueva etapa del Covid en la Argentina: la de los autotest. O, mejor dicho, los test de autoevaluación. Si el verano pasado fue el de las vacunas, este será el de las pruebas para uso hogareño. La aprobación de su utilización se informó minutos antes de que se registrara un nuevo récord de contagios. Los laboratorios autorizados por la ANMAT son Abbott, Roche, Vyam Group y Wiener.

La ansiedad por la llegada de estas pruebas es lógica: los centros de testeo están colapsados en todo el país. Pero aún restan muchos detalles por definir. Al ser test importados, todavía no se sabe cuándo estarán disponibles, aunque fuentes del sector indicaron que podría ser hacia fines de enero. Por el mismo motivo tampoco se conoce su precio, que en Europa oscila entre 13 y 20 euros, y en los Estados Unidos ronda los 20 dólares. Esto, según la cotización oficial, equivale a unos 2.200 pesos argentinos.

Es que lo que se aprobó este miércoles fue el uso de los test de autoevaluación y no el acuerdo para su comercialización, cuyos detalles se definirían en parte en estas horas. Al ser importados, faltan al menos entre diez o quince días para su ingreso al país, a lo que hay que sumarles 48 horas para su llegada a las droguerías que abastecen las farmacias dos veces por día.

“Lo que sí podemos saber es que costarán lo mismo en todo el país, es decir, no se cobrarán extras de logística, así se lo compre en Buenos Aires, Ushuaia o La Quiaca”, aclaró a este diario Isabel Reinoso, presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA).

Desde el Ministerio de Salud de la Nación se informó que cada persona que se haga el test deberá comunicar el resultado al farmacéutico que se lo vendió, quien tendrá que cargar la información al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS).

Los positivos serán integrados a la notificación de casos de Covid-19, mientras que los negativos serán consignados como “negativo, sin clasificar”. Los casos de test inválido deberán repetirse para definir el resultado. “Pretendemos que los resultados lleguen al SNVS en tiempo real, como hacemos con vacunas o con la validación de recetas”, destacó Reinoso.

Con todo, luego es decisión de cada distrito incluir los casos positivos o negativos en su conteo oficial. Consultada por este punto, la cartera sanitaria porteña indicó que aún no había definido su posición al respecto. Es que estas pruebas no reemplazan un PCR y dan resultados orientativos, sin valor diagnóstico concluyente.

Incluso hay riesgo de falsos negativos: desde el Ministerio de Salud nacional advirtieron que, si la persona no tiene síntomas o si la carga viral es baja, el Covid puede ser no detectado por el test, por lo que un resultado negativo no descarta la infección.

Sin orden, receta ni la molesta toma nasofaríngea
Los productos aprobados son Panbio COVID-19 Antigen Self-Test; SARS-CoV-2 Antigen Self Test Nasal; SARS-CoV-2 Antigen Rapid Test (COVID-19 Ag) y WL Check SARS-CoV-2 Ag Self Testing. A diferencia de los de uso profesional, que se hacen a nivel nasofaríngeo, la muestra para los test de autoevaluación se toman a nivel nasal o bien por saliva. El de Roche, por ejemplo, es nasal.

Para comprar un test de autoevaluación no hará falta orden ni receta. Tampoco habrá restricciones de compra por cantidad, al menos a priori.

La realización de la prueba demanda entre 15 y 20 minutos. Para facilitar la carga de su resultado, se habilitará la aplicación móvil Farmacias Autotest, en la que los pacientes deberán indicar lo antes posible si la prueba arrojó positivo, negativo o error.

“Para eso, se tomarán los datos del paciente, se registrará su estado y la fecha y hora de compra, y se lo hará firmar una declaración jurada en la que se comprometerá a reportar el resultado lo antes posible. Además, se trazará el número de serie del producto dispensado, que es un código unívoco”, precisó Reinoso.

Si los pacientes acusaron síntomas al momento de la compra, tendrán que indicar el resultado antes de las 24 horas. De no hacerlo, el farmacéutico deberá informar de esa situación a la autoridad sanitaria de su distrito.

(Por Karina Niebla para Clarín)

ADNbaires